EL HOMBRE QUE DESCUBRIÓ CUAN IMPORTANTE ERA LAVARSE LAS MANOS (actualidad)

Microrrelato 20 de mar. de 2020

Se llamaba Ignaz Semmelweiss y era húngaro. Fue un médico obstreta, especialista en obstetricia. En su tiempo tuvo que luchar, denodadamente, contra muchos de sus colegas que no eran partidarios de lavarse las manos todas las veces que debían entrar en contacto con sus pacientes. Pero finalmente aceptaron sus teorías sobre la transmisión de enfermedades a través del contacto y, gracias a su esfuerzo divulgador se salvaron, en su tiempo, y siguen salvándose actualmente muchas vidas. Creo que es justo dedicarle una demostración de reconocimiento. Quien sienta interés en saber bastante más sobre este hombre eminente encontrará muchísima informacion en Google.

Etiquetas