UN HOMBRE MUY LENTO Y UNA MUJER CON BUEN HUMOR (MICRORRELATO)

UN HOMBRE MUY LENTO Y UNA MUJER CON BUEN HUMOR
Arturito Pocasganas era tan lento en todo cuanto hacía que, cuando se decidió a decirle a Puri Sinpenas que estaba locamente enamorado de ella, Puri Sinpenas se había casado ya dos veces, tenía cinco niños y un suegro recogido en el asilo.
Al escuchar la declaración de él, Puri Sinpenas, que tenía mucha guasa, le aconsejó:
—No te precipites, hombre. Piénsalo muy bien no te vayas a arrepentir dentro de treinta años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *