SOBRE LOS DELFINES CAUTIVOS (MICRORRELATO)

En cautividad los delfines sufren de un modo terrible. Se les ha encarcelado, alejado de su familia, de sus conocidos, de su hábitat y se les somete a rutinas insoportables, a comer siempre lo mismo y a consumir drogas que les ayudan a combatir la psicosis, depresión, enfermedades y tristeza. Nadie tiene derecho a quitarle la libertad a otros, ya sean animales o personas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *