UN BUEN CONSEJO DE MUJER (PÍLDORAS FILOSÓFICAS)

 

 

 

 

 

 

 

 

(Copyright Andrés Fornells)
En cierta ocasión, siendo yo todavía muy niño,
una vecina que era muy desdichada con su marido
vino a pedirle consejo a mi madre:
—¿Qué haría usted en mi lugar, Inés? —le preguntó.
Mi madre no gustaba de dar consejos de un modo
directo, así que le respondió:
—Amiga mía, no se puede tocar bien con un mal piano,
ni ser feliz con un mal hombre, debes tú decidir
la música que quieres tocar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *