UN CLARO CASO DE CONTAGIO (MICRORRELATO)

Con Alicia me ocurrió una cosa extraordinaria. Estábamos en el saloncito de su casa. Sus padres habían salido. De pronto ella comentó que sentía calor. Y para demostrármelo comenzó a quitarse ropa. Y con cada prenda que ella se quitaba al que le iba aumentando el calor era a mí. Para los que no hayan entendido mi reacción, les explico lo nuestro se trató de un claro caso de contagio. Nuestras ropas, amontonadas y mezcladas, disfrutaron de lo lindo.

avatar
  Subscribe  
Notify of