EL ÚLTIMO ÁRBOL (MICRORRELATO)

arbol.p
(Copyright Andrés Fornells)
Los hombres, en su insaciable codicia, habían ido cortando con alevosía insensata, destructiva, criminal, árboles y más árboles. Su récord había sido, en tierras amazónicas, un millón de ellos cortados cada día. Perdida la protección que los árboles les procuraban, los hombres sufrieron devastadoras inundaciones y carencia de oxígeno, escaseces que les fueron matando uno tras otro. Y finalmente sólo quedó un único hombre que sobrevivió gracias al oxígeno y a los frutos que le procuraba el único árbol sobreviviente. Esto fue hasta que este árbol desarrolló por completo el sentimiento de la venganza y, muriéndose voluntariamente acabó con la vida del último de los asesinos de todos sus parientes vegetales.

avatar
  Subscribe  
Notify of