LOCURAS DE ENAMORADOS (MICRORRELATO)

locuras de enamorados

(Copyright Andrés Fornells)

Él era muy joven y acababa de enamorarse locamente, con ese ímpetu, con esa desbordante ilusión, con esa ceguera que caracterizas al primer amor. Y sentía la imperiosa necesidad de que el mundo entero supiera el maravilloso, insuperable suceso que él vivía. Y aprovechando la complicidad de la noche llenó paredes y más paredes con la frase: Jaime ama a Inés.
A los dueños de esas paredes donde él pintó su exultante mensaje, éste no les gustó en absoluto y enfadados lo denunciaron. El alcalde encargó a un municipal que descubriera al autor de estas pintadas y, el mandado, lo consiguió la primera noche que ejerció su vigilancia cogiendo al joven, infraganti, con bote de pintura y pincel en sus manos.
El ayuntamiento multó con una importante suma de dinero al joven enamorado que, por vivir todavía con sus padres, ser estudiante y no tener un trabajo que le procurase ingresos, tuvieron que ser sus progenitores quienes pagasen la sanción. Y éstos le regañaran muy severamente y le arrancaron la promesa de que no volvería a pintar más paredes con su ferviente declaración de amor.
El joven enamorado no se resignó y continuó escribiendo: “Jaime ama a Inés. Pero lo hizo sobre la arena de la playa y cada vez que se acercaba un municipal, la mar, conchabada con él, enviaba a sus disciplinadas olas y ellas lo borraban.

avatar
  Subscribe  
Notify of