TELEPÁTICOS (Píldoras filosóficas)

viejos

TELEPÁTICOS

Cuando era muy joven y los ojos de mi escasa experiencia lo veían todo en una sola dimensión, observaba a los matrimonios de cierta edad permanecer callados durante la mayor parte del tiempo que estaban juntos en una mesa tomando café o refrescos y mi inmediato juicio era: “Pobrecillos se están aburriendo como ostras. Deben llevar juntos una burrada de años y se han cansado el uno del otro. ¡Resultan patéticos!”

Luego, sumados años y adquirida por mi parte la capacidad de ver a la gente en tres dimensiones, he averiguado que los matrimonios de larga duración apenas hablan porque no lo necesitan. No lo necesitan porque con el mucho tiempo que llevan viviendo juntos han conseguido convertirse en telepáticos el uno para el otro. ¡Resultan admirables!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *