LA ORACIÓN DE JESÚS EN ARAMEO

LA ORACION DE JESÚS EN ARAMEO

Abbá Deb bashmaia jit cuaddás semác. Teté malcutác. Nehbe tzevianac aicanna deb bashmania afbarja. Hab lán lahma desúncuanan iaomana. Usheboc lán hobénan bacta hain aicanna daf knan ahbócuan lehaj jabénan, bela ta elínnan lenisjón ela patzan min bisha. Metol dilakie malcuta bahaila batesh bucta leahlam almin, amein.

Padre nuestro que estás en el cielo. Oh Fuente del Fulgor, danzando en y alrededor de todo lo que es. Oh Aliento Creador, que fluyes a través de toda forma que venga tu Reino llénanos con tu creatividad, para que podamos ser fortalecidos para compartir el fruto de tu visión en nuestras profundidades, esparce tu semilla con su poder reverdecedor, para que podamos ser parteras de tu Reino. Hágase tu voluntada sí en la tierra como en el cielo. Que cada una de nuestras acciones dé fruto de acuerdo con tu deseo
moviéndonos al latido de tu propósito, haznos la encarnación de tu compasión
Danos hoy nuestro pan de cada día. Dótanos con la sabiduría para producir y compartir lo que cada uno necesita para crecer y florecer. Con pasión y alma, déjanos generar desde dentro aquello que se necesita para sostener la vida en este día y no nos dejes caer en tentación, sino líbranos del mal. No nos dejes ser cautivos de la incertidumbre, ni quedar pegados a persecuciones estériles. No nos dejes ser seducidos por aquello que nos apartaría de nuestro verdadero propósito, mas ilumina las oportunidades del momento presente. Porque tuyo es el reino, el poder y la gloria ahora y por siempre, amén
Porque Tú eres la base de la visión fecunda, la fuerza que hace nacer, y la plenitud, donde todo es reunido y hecho pleno nuevamente.


El mismo Jesús vivió en una cultura muy diferente de la nuestra, y en cierta medida eso se ve en el lenguaje que hablaba: arameo, una lengua semita muy próxima tanto al árabe como al hebreo. A veces llamado también siríaco, el arameo todavía se habla actualmente en unos pocos lugares aislados de Irak y Siria, aunque gradualmente va desapareciendo. También se emplea como lenguaje litúrgico en varias Iglesias Ortodoxas y católicas de rito oriental.

Una respuesta a «LA ORACIÓN DE JESÚS EN ARAMEO»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *