DOS MUJERES DE LA LIMPIEZA Y LA NUEVA COMPETENCIA (MICRORRELATO)

Microrrelatos 10 de feb. de 2014

L 3

DOS MUJERES DE LA LIMPIEZA Y LA NUEVA COMPETENCIA

           Las siete de la mañana. Dos mujeres de la limpieza, que trabajan en plantas distintas del Ministerio, coinciden en el contenedor de la basura vaciando en él sus cubos llenos de papeles, envolturas de caramelos, tierra y barro dejados por los zapatos de sus señorías.

         —Ya no voy más a limpiar la escuela de Bellas Artes —informa una a la otra.

         —¿Te han echado?

         —Puede decirse así. Me ha quitado el puesto una joven que tiene un máster en gestión de empresas. Como no encuentran trabajo en lo suyo, muchos universitarios con la carrera terminada cogen cualquier cosa. ¡Malditos sean!

         —No los maldigas, mujer, piensa en los muchos años que esos universitarios le ha dedicado al estudio, para al final terminar haciendo lo mismo que nosotras que tenemos los mínimos estudios.

          —Tienes razón. Nosotras, por lo menos, no hemos estudiado durante un montón de años, inútilmente.

          —En fin, tendremos que luchar para mantener nuestros puestos de trabajo. Es por eso que yo, en la vida me había esmerado tanto como me esmero ahora en dejarlo todo tan limpio como los chorros del oro.

          —¿Vamos a ir juntas a las rebajas de los Almacenes Marisa? A mí me hace falta un jersey para el invierno, que ya lo tenemos casi encima.

          —Yo tendré que comprarme unas cuantas bragas. No me duran nada, entre los detergentes que las hacen polvo y mi marido que no tiene cuidado a la hora de quitármelas…

          —El mío también es un bruto. Pero por lo menos nuestros maridos sirven para procurarnos un rato de disfrute.

          —Si no fuera por eso, y por algún dinerito que de vez en cuando se les cae de los bolsillos a sus señorías, nuestra vida tendría escaso interés.

          Las dos mujeres se separan riendo. Para ellas la felicidad consiste en aceptar lo que buenamente la vida les da. 

 

Etiquetas