COMPAÑERO DE JUEGOS INVISIBLE (MICRORRELATO)


COMPAÑERO DE JUEGOS INVISIBLE
El niño Gustavito cada vez que salía al jardín, se mostraba inmensamente feliz, reía y reía a más no poder. Sus preocupados padres, lo observaban perplejos, no se explicaban su enorme regocijo. Ellos no veían al gigante que lo subía sobre sus hombros y daba divertidos saltos llevándolo a él encima.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.