BREVE HISTORIA DE UN EXMONJE (MICRORRELATO)


BREVE HISTORIA DE UN EXMONJE
Ella me dijo que tenía problemas de identidad, y me pidió ayuda. Yo le dije que me desnudara su alma. Ella me entendió mal y se quitó toda la ropa. Al contemplar su hermosura, yo ya no quise más seguir siendo monje y aproveché la felicidad que ella me brindaba. Mis hábitos se los vendí a una tienda de disfraces. Saqué lo suficiente para adquirir tres botellas de cava. Nosotros dos nos las bebimos bajo la plateada luz de la luna. Ella y yo vamos ya por la décima luna de miel, y las que nos quedan. ¡Ah!, su problema de identidad se lo solucioné yo en cuanto nos acostamos juntos la primera vez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *