ERES PARA MÍ COMO EL TRIGAL Y EL CIELO (MICRORRELATO)


ERES PARA MÍ COMO EL TRIGAL Y EL CIELO
Esta mañana, paseando por el campo, he visto un trigal y he pensado en tu pelo. He levantado la mirada al cielo y he pensado en tus ojos. Y entonces he entrado en el archivo de mis más preciados recuerdos y te he visto en mitad del trigal sonriéndome. Y volviendo yo a ser niño también, he corrido hacia tus brazos abiertos y hemos rodado riendo, envueltos en el dorado oleaje de las espigas, felices como nunca antes. Luego nos hemos puesto repentinamente serios. Nuestros ojos se han mirado muy hondo, tan hondo que nos hemos alcanzado el alma. Y tú has dicho: <<Te amaré toda mi vida>>. Y yo he repetido: <<Te amaré toda mi vida>>. Y mientras evocaba esta escena flotando en la nostálgica nube del tiempo los ojos se me han llenado de lágrimas y cada una de ellas me ha lacerado el corazón. Duele tan intensamente lo sublime cuando se ha perdido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *