POBRE POETA, POBRE MARIPOSA (MICRORRELATO)

mariposas hermosas (2)

 

 

 

 

 

 

 

 

POBRE POETA, POBRE MARIPOSA
El poeta no sabía enriquecerse. El poeta solo sabía crear belleza y regalarla. El poeta se enamoró de una mujer frívola. Y con hermosísimas palabras le declaró que la amaba. Ella se rio de sus sentidos poemas y de su amor también. Ambicionaba riqueza, no bellas palabras. Y con el tiempo le pasó lo mismo que a las mariposas desafortunadas, se le estropearon las preciosas alas, no pudo volar más y acabó arrastrándose por la vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *