ELLA Y LAS NUBES (MICRORRELATO)

(Copyright Andrés Fornells)
Merceditas Giménez se había caracterizado siempre por ser una chica sensata y sedentaria, hasta que un día viendo desde la ventana del salón de su casa pasar unas nubes se hizo primero una pregunta, y a continuación una respuesta. La pregunta fue: “¿A dónde irán?” Y la respuesta fue: “Tengo que averiguarlo”.
Salió de su casa y comenzó a seguir a las nubes. Diez años más tarde continuaba siguiéndolas. Tenía los pies lastimados, la vista cansada, el cuello torcido de tanto mirar hacia arriba, y el convencimiento de que se había dejado dominar por una muy mala idea. Pensó en regresar al punto de partida, pero entonces le surgió un problema aterrador, por el camino había olvidado el lugar del que había salido y no sabía volver.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *