LOS CONSEJOS DE LOS VIEJOS (PÍLDORAS FILOSÓFICAS)


(Copyright Andrés Fornells)
Amigos, no sean arrogantes.
No crean que lo saben todo.
Cúrense en humildad.
Considérense alumnos,
más que maestros.
Cuando ellos tengan
la amabilidad de dárselos,
escuchen los consejos de los viejos,
no porque ellos sean sabios
o dueños de la gran verdad,
sino porque tienen mayor
experiencia en la vivencial
carrera de cometer errores.
A menudo se saca de escuchar,
bastante más que de hablar desde
una superioridad engreída,
imaginada, inexistente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *