CRIMEN PERFECTO (MICRORRELATO)

labios-rojos-de-megan-fox-8129

 

 

 

 

 

(Copyright Andrés Fornells)

Debido a las numerosas vejaciones y los incontables desprecios recibidos, una mujer vengativa llegó a odiar tanto a su marido, que planeó terminar con él, de modo que no pudieran descubrirla y castigarla. Estudió el poder mortífero de los venenos más eficaces. Encontró uno que usaba cierta tribu amazónica. Los miembros de la misma untaban con este veneno sus flechas. Estas flechas, al penetrar en el cuerpo del animal que habían herido, él quedaba muerto inmediatamente, no importaba si había sido alcanzado en un punto vital de su anatomía, o no.
Corriendo evidente riesgo, la vengativa esposa empleó mucho tiempo ingiriendo pequeñas dosis de aquel peligrosísimo veneno, hasta conseguir por fin su total inmunidad al mismo.
Una vez lo hubo logrado, soportando con enorme esfuerzo él asco que le había cogido a su cónyuge, por los continuados malos tratos que recibía de él, lo fue matando lentamente, impregnados sus labios de aquel veneno. Este veneno era muy adictivo y, su maltratador la besaba con abusiva frecuencia, con-sumiendo con lujuriosa avidez, hasta la última partícula existente en los vene-nosos labios de ella.
Cuando ya vieja, y hallándose esta mujer a las puertas de su muerte, reveló el envenenamiento de su marido, que había mantenido secreto hasta entonces, y dejó para los anales de la criminología otro crimen perfecto del que nadie pudo aprovecharse porque ella nunca divulgó el nombre de aquel mortífero veneno que le había permitido matar con él, mientras ella continuaba viva.

avatar
  Subscribe  
Notify of