UN HIPNOTIZADOR (MICRORRELATO)

Dani-Sperle-en-tanga-en-colectivo-11

 

 

 

 

 

 

 

 

(Copyright Andrés Fornells)

Un hombre había adquirido merecida fama como hipnotizador. Su mayor éxito profesional lo obtuvo hipnotizando a un elefante, convencerlo de que era un pero y conseguir de él que ladrase. Pero este profesional perdió sus poderes hipnotizadores a partir del momento en que él quedó hipnotizado por el contoneo de las caderas de una bailarina. brasileña.  Actualmente intenta fascinarla a ella ocupándose de todas las tareas de la casa y lo está consiguiendo.  Y ella le ha convencido, sin necesidad de hipnotizarlo, de que es el más feliz de todos los hombres.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *