IGUALDAD (MICRORRELATO)

22401592-retrato

 

 

 

 

 

 

 

 

 

(Copyright Andrés Fornells)

China y Pochi, dos adolescentes con cuerpos adornados con varios tatuajes y piercings, despiertan cerca del mediodía con resaca de caballo después de una gloriosa noche-madrugada de no menos glorioso botellón. Bostezos cavernícolas por partida doble.
—Joder, tía, que mierda cogimos anoche. Estoy muerta de hambre, ¿tú no?
—Yo igual, tía. Vamos a la cocina. Nuestra vieja nos tendrá preparado un suculento desayuno.
Camino de la cocina, arrastrando los pies, como si fueran dos ancianas, notan un olor dulzón que les resulta muy familiar.
—Oye, huele a porro, ¿no tía?
—Sí, y de calidad, tía. ¡Qué raro!
Entran en la cocina y se llevan una gran sorpresa. En la encimera todos los cacharros sucios de la cena, y su madre sentada a la mesa tiene encima de ella una botella de pacharán medio vacía y esta fumando, con notoria fruición, un canuto. Ni se ha lavado ni se ha peinado.
—¿Pero qué ocurre aquí, mamá? —escandalizadas las muchachas.
—La igualdad, tías. Quiero ser como vosotras y pasar de todo. Se vive divinamente así, pasando de todo. ¡Guay, guay, guay! Voy a pillar esta mañana un colocón de puta madre.
Sus hijas tardan un par de horas en convencerla de que en adelante la ayudarán en las tareas de la casa y serán dos chicas responsables, si ella cumple su rol materno igual que antes de pasar de todo. Acaban de verle las orejas al lobo.

avatar
  Subscribe  
Notify of