LAS MIRADAS DE ALFONSINA (MICRORRELATO)

miradas perdurables

 

 

 

 

 

 

(Copyright Andrés Fornells)

El arma más extraordinaria que Alfonsina poseía, era su mirada verde esmeralda. Una mirada que cuando la disparaba hacia mí, yo la sentía entrar por mis ojos y alojárseme inmediatamente en el corazón y llenarlo de ternura, Las balas de Alfonsina no me mataron nunca, sino todo lo contrario le dieron vida a mi felicidad de perdedor.
Lo que a mí me mató de verdad fue que Alfonsina no pudiese dispararme más balas con su mirada.
Nunca le perdonaré a su marido, la crueldad que cometió con nosotros de irse de director de banco a una sucursal de provincias, llevarse a Alfonsina con él, e imposibilitarnos a ambos continuar, Alfonsina disparándome con la maravillosa arma de su mirada verde esmeralda, y a mí seguir recibiendo esos prodigiosos disparos suyos que me entraban por los ojos, alcanzaban mi corazón y le daba vida a mi felicidad, esa felicidad melancólica de los amores imposibles.

avatar
  Subscribe  
Notify of