COSAS MUY IMPORTANTES QUE APRENDÍ DE MI PERRO (MICRORRELATO)

porque los perros mueren pronto

(Copyright Andrés Fornells)

Desperezarme al despertar.
La inmensa alegría de salir a pasear.
La necesidad de echar una siesta.
Saludar con inmensa alegría a las personas queridas que visitan mi casa.
La diversión de cualquier juego que signifique ejercicio.
Disfrutar del contacto, de la caricia.
A no pelearme cuando habría bastado con una advertencia (un gruñido en su caso)
No morder la mano de quien me favorece.
Los días de calor beber mucha agua y buscar la sombra.
Los días de frío buscar la cercanía de la estufa.
Cuando soy feliz bailar con todo mi cuerpo.
No fanfarronear ni pretender ser lo que no soy.
Cuando alguien cercano tiene problemas o está angustiado permanecer a su lado y hacerle sentir que lo suyo lo siento como si fuera algo propio.
A ser fiel, honesto, generoso y agradecido por el bien que recibo.
También aprendí de él que no debemos perseguir la felicidad como si fuera una meta, sino que la felicidad es el camino por el paseamos a diario, y merece la pena gozarlo plenamente.
De mi perro aprendí a quedarme sin él porque estoy nobles animales tienen una vida más corta que la de los humanos porque ellos nacieron trayendo ya con ellos todas esas valiosísimas cualidades que he enumerado y que nosotros, los humanos, necesitamos una larga existencia para aprenderlas. Y lo que no he podido aprender es a perder a mis fieles y cariñosos perros sin que se me rompa el corazón.

avatar
  Subscribe  
Notify of