HUMILDE HOMENAJE AL EXTRAORDINARIO WALT DISNEY (ACTUALIDAD)

a-homenaje-a-walt-disney-animate-disney-4(Copyright Andrés Fornells)

Este extraordinario genio que inundó el mundo con sus películas de dibujos animados y consiguió sembrar ilusión, fantasía y sueños a varias generaciones de niños, murió un 15 de diciembre de 1966. El culpable fue un cáncer de pulmón provocado por esa ingente cantidad de cigarrillos que se fumó a lo largo de su vida, vicio por el que más de un amigo decía de él:
—Es un mago pegado a un cigarrillo desde que se levanta hasta que se acuesta.
Se ha alimentado durante años la leyenda urbana de que fue criogenizado, pero la verdad es que dos días después de su muerte fue incinerado y trasladado al panteón que tienen sus familiares en el cementerio Forest Lawn Memorial Park.
Gracias a sus dibujos animados muchos niños creímos en la existencia de mundos mágicos en donde los buenos salían triunfadores, los malos castigados, los animales hablaban incluso mejor que muchos humanos; humanos que algunos volaban con un paraguas, con alfombras; enanos alegres y muy trabajadores que cantaba y silbaban, príncipes y princesas bellísimos, otros vivían dentro del mar como las sirenitas, otros eran piratas malos, brujas malísimas, perros con manchas, elefantes con orejas tan grandes que les permitían volar, niños que conseguían seguir siéndolo eternamente, o les crecía la nariz cuando mentían, y muerte de animales como la madre de Bambi o Mufasa, el padre del rey León que, con su muerte, te rompían el corazón y llenaban tus ojos de lágrimas.
Y todo lo anterior acompañado de la música más maravillosa que crearon los músicos de este mundo. Yo recuerdo que, después de ver alguna de estas películas me sentía capaz de volar, veía el mundo en tecnicolor y por la noche, en sueños, me convertía en alguno de los personajes que más me habían impresionado.
Javi, un primo mío me confesaba que él odiaba las películas de Walt Disney en las que moría alguien, porque él se hinchaba de llorar, y que prefería ver películas en las que los protagonistas se daban besos en la boca.
—Oye primo debe ser muy emocionante eso de besarse en la boca porque cuando lo hacen cierran los ojos igual que yo cuando en la feria me subo en el tren veloz que, a cada instante parece que vamos a saltar por los aires o salir disparados en las curvas.
No sé sí le influyeron a mi primo Javi esas películas de besos, pues ya se ha casado tres veces y sospecho que lo hará alguna otra vez más. Walt Disney fue el mayor creador de fantasía e ilusiones que hemos conocido muchos de los que hemos crecido viendo sus fantásticas películas. Q.E.P.D.

 

avatar
  Subscribe  
Notify of