REFLEXIÓN A UN GRAN AMOR DESGASTADO (MICRORRELATO)


(Copyright Andrés Fornells)
—Haz un esfuerzo, cariño. Creo merece la pena. Ten presente que un gran amor es muy difícil de encontrar. Que infinidad de personas pasan toda su vida buscándolo y no lo encuentran. Nosotros dos tuvimos la fortuna de encontrarlo, el uno en el otro. Por favor, olvida el tedio. El desgaste que nos produce el paso del tiempo. Olvida que no existe más misterio entre nosotros. Que tú me conoces tan bien como yo te conozco a ti.
Haz un esfuerzo. Mírame como si yo fuera alguien nuevo, alguien al que acabas de descubrir y merece tu atención, tu interés, tu pasión. Es lo que yo hago contigo todos los días.
No permitamos que el tedio, la monotonía, el desgaste del tiempo borre tantos y tantos momentos felices que, a lo largo de tantos años, hemos vivido, pasado y gozado juntos.
Recarguemos nuestro amor como si las pilas que lo mantienen vivo fuesen recargables. Yo haré ese esfuerzo a mi vez. Yo haré ese esfuerzo porque encontré en ti el gran amor de mi vida y no quiero perderlo.
No llores. Abrázame. La primavera consigue revivan plantas que parecen haber sucumbido al gélido invierno. Estoy escuchando tu corazón, y tú estás escuchando el mío. Ellos hablan todavía de amor. Hagamos nosotros lo mismo. Te amo. Te amaré siempre.
El hombre responde a las caricias de la mujer. Realiza el esfuerzo de alejar la tristeza producida en él por el tedio, la monotonía, el cansancio, siente revivir sus sentimientos moribundos y repite sintiéndolo como antaño:
—Te amo. Te amaré siempre.
Han vuelto a salvar su ya muy larga relación.

Si le ha gustado este relato tal vez le guste también leer mi nuevo libro SED NEGRA. Varios capítulos gratis sobre el mismo en este enlace. https://www.amazon.es/dp/B07GV4WCGG/ 

Deja un Comentario

avatar
  Subscribe  
Notify of