EL MISTERIO DE LA HORMIGA (MICRORRELATO)

(Copyright Andrés Fornells)
En un país idílico, cuyo nombre no preciso dar porque todo aquel que lea estas modestas líneas mías sabrá a que país me refiero, por lo cercano que lo tiene, ocurrió un hecho insólito, una trasgresión sin precedentes en la Historia de la Humanidad. El hecho en cuestión fue la increíble osadía que tuvo una hormiga de meterse dentro de la urna (herméticamente cerrada, a prueba de ladrones, agresiones e intromisiones exteriores, donde era custodiada una Dama de incalculable valor, que un genial artista, cuatro siglos (o más) antes de la venida del alevosamente asesinado Jesucristo al mundo, creó para maravillar todos los ojos que tienen el inmenso gozo de poder ver y contemplarla.
La aparición de este temerario bichito (que pagó con una ejecución inmediata e irremediable su temerario, imperdonable delito, fue motivo de estudio, de interés y de preocupación en todo nuestro “pacífico” planeta, pues muchos de sus habitantes clamaron por la falta de seguridad que demuestran tener algunos museos.
La CIA, el FBI, Scotland Yard y numerosos grupos más de anónimos héroes, que velan por la seguridad de nuestro planeta, están investigando, considerándolo asunto primordial e inaplazable, el descubrimiento de cómo pudo meterse esa hormiga en la famosa urna, y si contó para ello con algún tipo de ayuda exterior.
Los analistas expertos en todo de todo, atribuyen el inmenso interés que ha despertado la hormiga transgresora, debido a la loable circunstancia de que en el planeta Tierra no sucede, en parte alguna, cosas del más mínimo interés.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *