LOS SUEÑOS SON UNA COSA Y LA REALIDAD OTRA COSA MUY DISTINTA (MICRORRELATO)

(Copyright Andrés Fornells)
Manuel Romero creía muy firmemente que los sueños tenían mucho que ver con la realidad.
—Lo que uno sueña es la realidad envuelta con la fantasía, igual que un regalo va envuelto en un vistoso papel de celofán. Hace poco soñé que yo era un emperador romano y me hallaba en un gran salón disfrutando de una opípara comida. Evidentemente yo no soy un emperador romano, sin embargo, al mes siguiente de tener yo aquel placentero sueño, se casó un familiar mío con el que yo no mantenía mucho trato porque él es millonario y yo un simple agente de seguros. Pues bien, ese acaudalado familiar mío me invitó a su boda donde nos sirvieron un colosal banquete que yo disfruté dándome el mismo atracón que en mi sueño.
Transcurrido algún tiempo, Manuel Romero tuvo otro sueño extraordinario. En el sueño compró un décimo de lotería, este décimo salió premiado y él cobró una enorme cantidad de dinero. Con ese dinero se compró un chalé, un coche Mercedes, se declaró a Alfonsina, una vecinita que le gustaba a rabiar y vivía el resto de su vida inmensamente feliz.
Manuel Romero, en su sueño, había visto el número que le había salido premiado. Nada más despertar salió corriendo y en la primera expendeduría de lotería pidió el número que había soñado.
—Tiene usted suerte, nos quedan todavía cinco décimos del número que le gusta.
—Pues deme usted esos cinco décimos —ilusionadísimo Manuel.
Llegó el día del sorteo. Manuel Romero vio como ganaba el premio gordo el número que él había adquirido. Desgraciadamente para él, días antes del sorteo había perdido su cartera con los décimos premiados dentro. Manuel Romero lloró, desconsolado, su marga realidad.
Manuel Jiménez, el marginado que se había encontrado su cartera, un hombre que llevaba cinco años parado no creía en los sueños, pues lo que él solía tener eran aterradoras pesadillas, con el dinero cobrado por los cinco décimos premiados, se compró un chalé, un coche Mercedes, hizo las paces con su mujer que lo había abandonado harta de pasar miserias en compañía de él y, como a partir de entonces, económicamente podían permitírselo, tuvieron seis hijos.
(Si le ha gustado este relato tal vez le guste también mi nuevo para todos los públicos «MADRE LEÍA NOVELITAS DE AMOR» Puede leer dos capítulos gratis pulsando este enlace

https://www.amazon.es/Madre-le%C3%ADa-novelitas-Andr%C3%A9s-Fornells/dp/1549582801

(Libro para niños y para adultos publicado en Amazon 2,99 € e-book y 5,99 € papel)

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *