LEYENDA CHECA (MICRORRELATO)

A LEYENDA CHECA

En la Bohemia Occidental existía una antigua y siniestra mansión llamada Castillo de Skála. Cuentan que muchos, muchos años atrás, un joven soldado fue contratado para servir de escolta a una doncella hija del dueño. La muchacha era muy hermosa y ocurrió que este escolta se enamoró perdidamente de ella y un día le declaró su amor. Ella le respondió que lo sentía por él, pero que ya estaba comprometida y amaba muchísimo a su novio. Al joven rechazado le produjo esta explicación una pena tan honda, que se dio a la bebida.
Y un día, borracho perdido, aprisionó entre sus brazos a la doncella y le dijo que por nada del mundo la soltaría. Forcejearon y la joven consiguió escapar, comunicó a su regio padre la afrenta recibida, y éste hizo que aquel osado guardaespaldas fuera encerrado en un calabozo y ordenó que al día siguiente fuera azotado.
Pero cuando fueron a buscarlo, no lo encontraron: había desaparecido. Había desaparecido de su encierro porque un misterioso espíritu que desde hacía años moraba en el castillo, se lo llevó a un subterráneo secreto y le puso por castigo, por haber maltratado a la hija del dueño del castillo, beber todo el año cerveza de los barriles que había en un sótano secreto del castillo, y al que dijo que únicamente lo dejaría salir libre durante un día, que sería la víspera del Miércoles de Cenizas.
Desde entonces el joven castigado y convertido él mismo en fantasma ronda una vez al año por las ruinas del castillo de Skála y con un jarro en la mano vocifera con todas sus fuerzas:
—¡Aquí! ¡Aquí hay cerveza en abundancia!
Cuenta la leyenda que si algún borracho se acercase y bebiera del jarro que ofrece el fantasma, éste quedaría libre y el que aceptase su invitación ocuparía su lugar y sería el nuevo espectro del Castillo Skála. Así que todavía hoy este fantasma sigue en ese fatídico lugar bebiendo cerveza, pues parece que en las bodegas de esa mansión hay reservas que durarán siglos. Todo aquel que después de haber leído este escrito quiera beber cerveza gratis, durante siglos, solo tiene que aceptar la jarra de cerveza que ofrece todos los años, la víspera del Miércoles de Ceniza, el fantasma que todavía mora en sus ruinas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *