UNA NIÑA Y UN NIÑO (cuento infantil)

UNA NIÑA Y UN NIÑO (cuento infantil)

La niña era preciosa. Me enamoré de ella nada más descubrirla mis ojos. Y al instante la imaginación se me desbordó. Una imaginación  bien alimentada por los numerosos dibujos animados que llevaba vistos. Una imaginación que me permitió visionar delante de la niña bonita un monstruoso dragón que, abiertas sus horribles, enormes fauces, se disponía a tragársela. <<Tengo que salvar a la princesita aunque muera en el empeño>>, decidí. Y enseguida la magia de la fantasía puso una brillante, mortífera espada en mi mano y corrí hacia la chiquilla gritando:

-¡Tranquila, princesita! ¡Yo te salvaré del terrible dragón!

Ataqué con todas mis fuerzas a la espantosa fiera, que sólo existía para mí. Me agaché para esquivar la llamarada que me lanzó su bocaza y comencé a darle tajos y más tajos por todo su colosal cuerpo, consiguiendo finalmente matarla. Entonces, jadeante, triunfador, le dije a la niña, que por cierto tenía los cabellos dorados como el oro, otra cosa más que me encantó de ella:

-Acabé con la espantosa fiera. Estas salvada, princesita.

Y devolví el arma que solo existía en mi inventiva, a una funda que lo era también. La niña, en vez de mostrar la admiración que por mi extraordinaria hazaña creía yo merecer, esbozó un mohín despectivo y dijo antes de escapar huyendo de mí:

-Eres un niño muy raro. Me das miedo.

A mí me entraron ganas de llorar. Me había jugado la vida por ella, y había conseguido únicamente asustarla.

avatar
  Subscribe  
Notify of