ANIVERSARIO DE LA LLEGADA DEL HOMBRE A LA LUNA

ANIVERSARIO DE LA LLEGADA DEL HOMBRE A LA LUNA

Cuando yo era un crío de moco a medio colgar, pelo desorientado y ojos dispuestos a doblar su tamaño a la primera cosa sorprendente que me dijeran, miraba a la luna con admiración y cierto temor por el gran número de caras que podía mostrar -algunas de ellas rematadamente feas-, mientras con el paso de los días se iba acercando a su cara llena y resplandeciente, o a su cara tan tiznada, que más que cara era máscara sin cara. Joder, esto me ha salido algo complicado, ¿verdad? Paciencia: los ladrillos no dan leche.

De la luna, me contaron a tan temprana edad, que podía convertir a los hombres en lobos, o en lunáticos, hacía subir y bajar las mareas, causaba tsunamis, etc.etc. Pero lo que a mí me maravillaba de la luna era lo que me contaba mi abuela Rosario, y era que la luna estaba habitada por unos enanitos extraterrestres de color amarillo limón que nos observaban todo el tiempo mientras construían una escalera lo suficientemente larga para bajar a vernos de más cerca y contarnos historias sobre su lejano planeta que tenía un nombre tan raro que ningún humano era capaz de pronunciarlo. Estos enanitos alienígenas tenían ojos curvados parecidos a los plátanos de canarias, bocas como donuts azules, eran más anchos que altos y tenían diez dedos en cada mano para poder rascarse con más facilidad la ingente cantidad de piojos que sus cabezotas se habían traído dentro de ellas.

A medida que fui enriqueciendo mi habla y mi entendimiento supe que los despistados estaban en la luna, los novios en la luna de miel, los fracasados a la luna de Valencia y escuché a mi abuela Rosario cantar con su voz aflamencada que la luna podía ser lunera y cascabelera, etc.etc.

Pero un funesto 20 de julio de hace cuarenta años, una nave espacial norteamericana llamada «Eagle» fue a parar a la luna y se acabó el misterio y el romanticismo lunero. Allí no había nada, ni una simple margarita que traerse de regreso a la Tierra para las novias que esperaban, temerosas, no volver a ver a los intrépidos  Nail  Armostrong y Edwin Aldrin -que menuda mala pasado nos gastaron a los que tanto nos habían encantado los mil misterios que rodeaban a nuestro girador satélite.

Mucha gente, más allá de la admiración que le despertó esta extraordinaria hazaña de los astronautas, quedó decepcionada. Me cuento yo entre ellos, pues me quedé sin los maravillosos, extraños y simpáticos extraterrestres con los que tanto me había ilusionado mi entrañable abuela Rosario, y que yo tan bien había llegado a dibujar para deleite de los míos que vieron en mí a un futuro Picasso.

Crecí creyendo que el alunizaje era una de las peores desilusiones que yo podía llevarme en la vida, hasta que llegaron al gobierno de nuestro país unas ministras empeñadas en cambiar todo aquello que a ellas les parecía injusto. Y desde la llegada de ellas -que también podrían ser ellos- vivo la zozobra de que la luna pase a ser el luno, el hombre la hombra, la mujer el mujero y que yo no soy más un ser humano sino una maceta que sólo sirve para pagar impuestos y pertenecer a cualquier sexo menos al mío propio.

¿Qué se ha hecho de aquellos misterios míos de la infancia, de las maravillas que me habían dicho que encerraba el mundo, y sobre todo que le pasa al lenguaje que en lugar de su principio de ser creado para que nos entendiéramos las personas, cada vez nos entendemos menos? ¿Entiende alguien lo que trato de explicar aquí? Si la respuesta es negativa, diré lo que mi entrañable abuela Rosario cuando se sentía perdida:

-¡Ay, que Dios nos coja confesados!

INCONGRUENCIAS

INCONGRUENCIAS
¿Son tontos, o creen que los tontos son los demás? En nuestras carreteras se prohibe a los coches (mejor será decir a los conductores) ir a más de 140 kilómetros, pero siguen vendiendo coches que pueden ir a 300. En el balcón de mi casa tengo una maceta con un geranio dentro al que le he prohibido crecer más de un centrímeto diario. Como no me haga caso, lo multo. El que manda, manda.

40 ANIVERSARIO DEL FESTIVAL DE WOODSTOCK (TRES DÍAS DE PAZ, MÚSICA, AMOR Y DROGAS)

40 ANIVERSARIO DE WOODSTOCK (TRES DÍAS DE PAZ, AMOR, DROGAS Y MÚSICA)

Según me han contado, un joven del condado de Bethel (Nueva York) le pidió permiso a su padre para que unos amigos suyos celebraran en los terrenos de su granja lechera un festival de música para unos pocos miles de personas, y aquél no tuvo inconveniente.

Y así fue como ese 15 de agosto de l969 se abrió el Festival de Woodstock, del que habían dicho a las autoridades que no pasarían de cincuenta mil los asistentes y al que terminó asistiendo cerca de medio millón de personas, bloqueando caminos y creando innumerables problemas de abastecimiento de agua, alimentos y sanidad.

El Festival duró tres días, tres días de música, amor, droga y rock que se encontraba entonces en todo su apogeo.

El espectáculo estuvo tanto en el público asistente como en el escenario donde actuaron los nombres más famosos del rock de la segunda mitad de los 60.

Todavía hoy se discute sobre a cargo de quién estuvo la mejor actuación. The Who, Janis Joplin, Jim Hendri, Santana, Joan Baez, Ricchie Havens, Joe Cocker, Jefferson Airplane y algunos más que siento no recordar en este momento.

Durante esos tres increíbles días murieron tres personas y, como si quisieran compensar en cierta medida estas perdidas, nacieron dos.

Un par de personas que asistieron a este Festival, me aseguran que fue el espectáculo más impresionante que han presenciado en su vida.

Enseñanzas de un shifu (maestro shaolin) a uno de sus alumnos

ENSEÑANZAS DE UN SHIFU (MAESTRO SHAOLIN) A UNO DE SUS ALUMNOS

-La meditación es un ejercicio de la máxima importancia. Ofrece un calmado equilibrio para el estrés producido por la vida moderna. También proporciona el eje vertical para ponernos en contacto con nuestra propia divinidad. Meditar es ir al encuentro de la naturaleza interior. Al quedarnos quietos y en silencio, meditando, asumimos que si no encontramos aquí y ahora lo que andamos buscando tampoco lo vamos a encontrar fuera. Meditar es observar y comprender la naturaleza de la mente, conocer a fondo su funcionamiento y sus mecanismos. No existe ciencia ni investigación mayor que la que lleva a cabo el iniciado tratando de comprender su propia mente. Para hablar de los orígenes del zen es necesario hablar antes de los orígenes del budismo chino. Su objetivo es desarrollar la felicidad hasta su máxima expresión. La existencia de las cuatro nobles verdades: la verdad de la existencia del sufrimiento; la verdad de que el sufrimiento tiene una causa, el deseo; la verdad de que si eliminamos esa causa se elimina el sufrimiento, y la verdad de que para eliminar esa causa hay que seguir el noble sendero óctuple. El noble sendero óctuple consta de una recta visión del entendimiento, recto pensamiento, recta palabra, recta acción, recto modo de subsistencia, recto esfuerzo, recta atención, recta concentración. La lectura de los sutras te ayudará. Aprenderás a entender mejor los planteamientos de la práctica que sigue cada cual, a encontrar guías para el camino que, con el tiempo, se vuelven muy importantes. Son, además, fuentes de consuelo e inspiración, especialmente los sutras del corazón y del diamante. Cuando odiamos percibimos al otro como un ser totalmente ajeno a nosotros; en cambio, cuando le queremos le percibimos como si fuera parte de nosotros. En algún rincón de tu alma hay almacenado un universo de odio. Deberías procurar, cuando intente subir a flote, ahogarlo para que no lo consiga.



Opinión de mis lectores

He recibido opiniones de algunos de mis lectores, y he creído que sería algo bonito el compartirlo con vosotros. Aquí os muestro dos.

Los personajes y los ambientes (que son muchos) están muy bien dibujados. Cada uno de ellos con una personalidad muy diferente y distinta de los demás. Que no es fácil. El tono narrativo se mantiene a lo largo del libro. El protagonista principal no decae en ningún momento. El humor es excelente. A veces incluso huele a parodia de novela negra. Muy bien conseguido el personaje, Javi Madriles. El libro se lee fenomenalmente sin aburrir en ningún momento, lo que es mucho mérito.

RAMÓN

Nada más terminar de leer tu novela con un nombre tan sugerente como Jazmín significa amor voluptuoso, me dispongo a expresarte mi más sincera opinión tan rápida como su lectura apenas realizada en 24 horas. Esto quiere decir que su amenidad y enganche es una de las características principales con un final muy acertado ya que engloba en mi opinión la intencionalidad oculta de la novela.

Lo que más me ha gustado de la novela es la valentía en exponer de forma equilibrada dos planos muy diferentes de tratamiento y consideración del sexo. Por un lado el tradicional y auto represivo con sus correspondientes connotaciones morales tan bien representado por la familia de las dos hermanas Lela y Gema como por la familia de Nando. Y por otro el rupturista y libertino de Gema, Lela y su amiga escolar principalmente, a quienes el sexo las libera, esclaviza y en determinados momentos las dramatiza.

Buen equilibrio emocional en las situaciones creadas con excelente técnica narrativa y elegancia descriptiva en las diferentes relaciones sexuales. Exentas de cualquier intencionalidad obscena, con sumo gusto y fina delicadeza se hace participe al lector del sentimiento emocional de unos personajes dotados de cuerpos y almas. Es la misma emoción con la que el escultor modela de forma artística unos cuerpos que sirven para resaltar la belleza humana a través de la percepción hedonista. En este aspecto tu literatura erótica dignifica el significado del sexo en cuanto a su función humana se refiere, tanto en sus consecuencias positivas y negativas. Nada es gratuito y aséptico en las relaciones sexuales de los diferentes personajes si no que cada uno de ellos las interpreta con un contenido e intencionalidad concreta.

No cabe más que felicitarte por los momentos tan agradables, por no decir “cachondísimos” que nos has hecho pasar.

IÑAKI


Tu opinión es muy importante para mí. Anímate a formularla.

Gracias a todos los lectores que me siguen.