Enseñanzas de un shifu (maestro shaolin) a uno de sus alumnos

ENSEÑANZAS DE UN SHIFU (MAESTRO SHAOLIN) A UNO DE SUS ALUMNOS

-La meditación es un ejercicio de la máxima importancia. Ofrece un calmado equilibrio para el estrés producido por la vida moderna. También proporciona el eje vertical para ponernos en contacto con nuestra propia divinidad. Meditar es ir al encuentro de la naturaleza interior. Al quedarnos quietos y en silencio, meditando, asumimos que si no encontramos aquí y ahora lo que andamos buscando tampoco lo vamos a encontrar fuera. Meditar es observar y comprender la naturaleza de la mente, conocer a fondo su funcionamiento y sus mecanismos. No existe ciencia ni investigación mayor que la que lleva a cabo el iniciado tratando de comprender su propia mente. Para hablar de los orígenes del zen es necesario hablar antes de los orígenes del budismo chino. Su objetivo es desarrollar la felicidad hasta su máxima expresión. La existencia de las cuatro nobles verdades: la verdad de la existencia del sufrimiento; la verdad de que el sufrimiento tiene una causa, el deseo; la verdad de que si eliminamos esa causa se elimina el sufrimiento, y la verdad de que para eliminar esa causa hay que seguir el noble sendero óctuple. El noble sendero óctuple consta de una recta visión del entendimiento, recto pensamiento, recta palabra, recta acción, recto modo de subsistencia, recto esfuerzo, recta atención, recta concentración. La lectura de los sutras te ayudará. Aprenderás a entender mejor los planteamientos de la práctica que sigue cada cual, a encontrar guías para el camino que, con el tiempo, se vuelven muy importantes. Son, además, fuentes de consuelo e inspiración, especialmente los sutras del corazón y del diamante. Cuando odiamos percibimos al otro como un ser totalmente ajeno a nosotros; en cambio, cuando le queremos le percibimos como si fuera parte de nosotros. En algún rincón de tu alma hay almacenado un universo de odio. Deberías procurar, cuando intente subir a flote, ahogarlo para que no lo consiga.



Opinión de mis lectores

He recibido opiniones de algunos de mis lectores, y he creído que sería algo bonito el compartirlo con vosotros. Aquí os muestro dos.

Los personajes y los ambientes (que son muchos) están muy bien dibujados. Cada uno de ellos con una personalidad muy diferente y distinta de los demás. Que no es fácil. El tono narrativo se mantiene a lo largo del libro. El protagonista principal no decae en ningún momento. El humor es excelente. A veces incluso huele a parodia de novela negra. Muy bien conseguido el personaje, Javi Madriles. El libro se lee fenomenalmente sin aburrir en ningún momento, lo que es mucho mérito.

RAMÓN

Nada más terminar de leer tu novela con un nombre tan sugerente como Jazmín significa amor voluptuoso, me dispongo a expresarte mi más sincera opinión tan rápida como su lectura apenas realizada en 24 horas. Esto quiere decir que su amenidad y enganche es una de las características principales con un final muy acertado ya que engloba en mi opinión la intencionalidad oculta de la novela.

Lo que más me ha gustado de la novela es la valentía en exponer de forma equilibrada dos planos muy diferentes de tratamiento y consideración del sexo. Por un lado el tradicional y auto represivo con sus correspondientes connotaciones morales tan bien representado por la familia de las dos hermanas Lela y Gema como por la familia de Nando. Y por otro el rupturista y libertino de Gema, Lela y su amiga escolar principalmente, a quienes el sexo las libera, esclaviza y en determinados momentos las dramatiza.

Buen equilibrio emocional en las situaciones creadas con excelente técnica narrativa y elegancia descriptiva en las diferentes relaciones sexuales. Exentas de cualquier intencionalidad obscena, con sumo gusto y fina delicadeza se hace participe al lector del sentimiento emocional de unos personajes dotados de cuerpos y almas. Es la misma emoción con la que el escultor modela de forma artística unos cuerpos que sirven para resaltar la belleza humana a través de la percepción hedonista. En este aspecto tu literatura erótica dignifica el significado del sexo en cuanto a su función humana se refiere, tanto en sus consecuencias positivas y negativas. Nada es gratuito y aséptico en las relaciones sexuales de los diferentes personajes si no que cada uno de ellos las interpreta con un contenido e intencionalidad concreta.

No cabe más que felicitarte por los momentos tan agradables, por no decir “cachondísimos” que nos has hecho pasar.

IÑAKI


Tu opinión es muy importante para mí. Anímate a formularla.

Gracias a todos los lectores que me siguen.

EL YACIMIENTO ARQUEOLÓGICO DE ATAPUERCA


EL YACIMIENTO ARQUEOLÓGICO DE ATAPUERCA

(Comentario sin apenas valor científico o de cualquier otra índole)


Llegó a mis oídos que en el prodigioso yacimiento arqueológico de Atapuerca, que constituye uno de los descubrimientos más importantes que se ha realizado en la paleontología, han encontrado un hueso perteneciente a un homínido que vivió un millón trescientos mil años atrás, y al que consideran el más antiguo habitante de Europa.

Hasta aquí nada alarmante. A celebrarlo tocan. Difusión para el mundo entero. Parabienes. Pero lo alarmante viene ahora: según algunos detalles encontrados en ese hueso, se podría sospechar que la carne que lo cubría sufrió las dentelladas de congéneres suyos, lo cual podría demostrarnos que en época tan antigua se practicaba ya el canibalismo.

Le pasé este informe a mi primo Orfeo que, cuando le da por el pesimismo se convierte en el campeón mundial de los pesimistas.

-¿De qué te asombras, primo? -me dijo-. Dentro de cien años, o muy posiblemente antes, al ritmo que crece la demografía humana sobrevivirán los más fuertes comiéndose a los más débiles, dejando demostrado que lo del ser humano civilizado habrá sido una moda transitoria, pasajera, como lo fueron los dioses del Olimpo, las torturas a los herejes o taponar con ajo los boquetes de las muelas careadas.

(Se aceptan, con agrado, comentarios)

FÓRMULA INFALIBLE PARA EMBARAZAR SEÑORAS (RELATO)

BELLA DESNUDA

FÓRMULA INFALIBLE PARA EMBARAZAR SEÑORAS

Un convincente vaquero gallego al que tuve el gusto de conocer, me reveló una

fórmula antigua que él conocía y que me garantizó era infalible para

embarazar señoras. Consistía la misma en mezclar cuerno de

ciervo hecho polvo, con excremento de vaca. Con ambas

cosas se hacía una especie de tortita que se colocaba,

durante el coito, encima del vientre de la aspirante

a ser preñada y, nueve meses más tarde, no

fallaba, ella traía una criatura al mundo.

Estuve por creerle, cuando me

presentó a los catorce hijos

que, por este método,

había tenido.

LOS SANFERMINES

PROHIBIDO PROHIBIR

Así rezaba una de las pintadas más conocidas de cuantas se hicieron durante el famoso mayo francés del 68.

Esto viene a cuenta de que en los últimos encierros de los sanfermines hemos tenido que lamentar varios heridos y un muerto, y numerosas voces condolidas y justicieras se han levantado en contra de esta fiesta que tiene lugar todos los años en Pamplona, pidiendo que se prohíban sus tradicionales encierros.

Según algunos prestigiosos y muy fiables historiadores, esta temeridad de los hombres enfrentándose a las fieras para demostrar lo valientes que son, viene ya de muy lejos. Y con respecto a los toros, los hombres ya se enfrentaban a ellos en la antigua Grecia y, en nuestro país de cuando los celtiberos demostraban a la historia que eran un pueblo, guerrero, bravo y amante de la libertad hasta el punto de dar su vida por conservarla. Recordemos a nuestra heroica e indomable Numancia.

Quienes piden que se prohíba la fiesta nacional de los toros y todas las demás fiestas en las que tienen protagonismo los astados, que tengan en cuenta que las tradiciones -se esté en acuerdo o en desacuerdo con ellas-están firmemente arraigadas en los pueblos y sus gentes y no son nada fáciles de eliminar.

Algunos habrán visto a los masai -seguramente de bastante lejos- enfrentarse a un león para demostrar su coraje.

Bastantes más habrán visto las procesiones de Semana Santa en Filipinas hombres que se martirizan el cuerpo con agujas, garfios y hasta puñales; o en la India romperse cocos en la cabeza que acaba chorreando sangre.

Todo nuestro país habrá visto las procesiones de Semana Santa con hombres cargados de cadenas y pesadas cruces.

Y el mundo entero ha asistido a alguna sesión de circo donde los artistas de turno se tragan clavos, hojas de afeitar, bombillas y hasta sables.

Que los hombres, no importa el grado de civilización que alcancemos, llevamos a medio salvaje o salvaje entero dentro del cuerpo que desespera por salir afuera, y que consigue salir más veces de las convenientes, es archisabido.

Por mi parte me limito a hacer un comentario más o menos neutral, sobre los encierros y otras tradiciones. Sólo un comentario neutral, pues mi abuela Rosario me enseñó que la mejor manera de no hacerse enemigos es acogerse a la fórmula resignada que a ella tan bien le iba:

-¡Ay, que Dios nos coja confesados!

 

 

MICHAEL JACKSON (el rey del pop)

Sobre todo por THRILLER, todos los amantes de la música pop debemos estarle eternamente agradecidos a Michael Jackson. Pero como él era un hombre de extraordinario talento y generosidad, nos dejó muchas otras obras maestras, que todos hemos gozado y seguiremos gozando, porque los seres privilegiados como él dejan siempre detrás una herencia imperecedera, eterna, de la que todos podemos enriquecernos, sin necesitar otra cosa más que oídos y sentimientos.

Creo que ahora, que lo hemos perdido –desgraciada e irremediablemente–, es el momento de condenar y despreciar a tantos malvados que, por envidiar su grandeza musical, consiguieron que la vida de Michael Jackson fuera un calvario y él, una persona desdichada como pocas, cuando por su talento merecía toda la riqueza que obtuvo y toda la felicidad que mereció y le quitaron tantos mediocres y malvados, algunos de los cuales ahora, los muy falsos e hipócritas, fingen llorarlo con lágrimas de cocodrilo.

Le brindo desde aquí mi humilde homenaje a Michael Jackson, y ojalá exista ese palacio de justicia que llaman Cielo, donde se le haga precisamente eso: ¡justicia!