OTROS ROMEOS Y OTRAS JULIETAS (LEYENDAS)


Romeos y Julietas han existido desde que el mundo es mundo. Cuenta una leyenda azteca que, Iztaccíhuatl, una princesa bellísima, se enamoró locamente de un valiente guerrero llamado Popocatépetl. Este guerrero tuvo que marchar a la guerra y la princesa quedó esperando su regreso. Sufriente, enamorada y fiel rechazó a cuantos pretendientes le surgieron. Pero un fatídico día la princesa Iztaccíhuatl recibió la terrible noticia de que su amado Popocatépetl había muerto en una batalla. La princesa lloró y lloró amargamente durante varios días y varias noches hasta que finalmente murió de tristeza. Muy poco tiempo más tarde Popocatépetl regresó triunfante de la guerra. La noticia dada a la princesa Iztaccíhuatl fue falsa pues el héroe muerto había sido otro guerrero que guardaba cierto parecido con él. Popocatépelt al encontrar a su amada recién fallecida, enloqueció de dolor. Entonces, Popocatépetl, perdidas sus ganas de seguir vivgiendo, cogió el cuerpo de su adorada Iztaccíhuatl, se la llevó a lo más alto de la una colina y, después de contemplarla durante un buen rato y haber vaciado por ella todas las lágrimas que contenía su lacerado corazón, se arrojó con ella al fondo de un volcán. La nieve del invierno cubrió la colina y dejó formada para siempre la figura de la princesa Iztaccíhuatl. Desde entonces el volcán Popocatépetl arroja fumarolas de tristeza, y por eso Iztaccíhuatl quiere decir en lengua náhuatl (cuya escritura mezclaba pictogramas, ideogramas y signos fonéticos) mujer dormida y Popocatépetl significa montaña que humea.

COMO EXPLICA UNA TRIBU TONGA LA EXISTENCIA DE LA MUERTE (SUPERSTICIONES Y MISTERIOS)

Algunas tribus en el continente africano creen, a pies juntillas en las maldiciones, y la ruptura de ciertas normas (tabúes) propicia instantánea e irrevocablemente su cumplimiento. Buen ejemplo de ello es la explicación que dan los Tongas a la existencia de la muerte, nacida de un precepto, en substancia, maldito. Según su mitología, Dios envió a los hombres dos mensajes a través de un camaleón y un lagarto. El camaleón debía decirles: «Los hombres morirán pero resucitarán«, mientras que el lagarto les diría: «Moriréis y os pudriréis en la tierra«. Al parecer, el lagarto llegó primero, y por esta razón existe la muerte sin resurrección. Ambos mensajes son claras «maldiciones».

 

EL SEÑOR DE SIPÁN ( SUPERSTICIONES, MISTERIOS Y MAGIAS)


El Señor de Sipán fue un gobernante Mochica del #AntiguoPerù. Vivió entre el 200-300 d. C. y su tumba fue hallada al norte del Perú en 1987.
En total, las ruinas ocultaban más de 1,2 toneladas de oro, 80 kilos de lapislázu-lis, turquesas y otras piedras semipreciosas, 600 kilos de piezas de plata, 19 cuencos de cobre decorados con figuras de animales y cientos de piezas de bronce.
Imagen: Museo Tumbas Reales de Sipán

LEYENDA QUECHUA (Supersticiones, misterios y magias)

(foto de Fotolia)

LEYENDA QUECHUA (Supersticiones, misterios y magias)

Cuentan que en fecha muy antigua el país sufrió una terrible sequía a consecuencia de la cual murieron todas las plantas menos una, la flor de qantu que se resistió a perecer y de sus pétalos nació un colibrí. Este colibrí voló hasta la cumbre del Waitapallana donde llegó exhausto y, antes de morir, pidió al Padre que se apiadase del mundo que había abrasado el sol. Y el Waitapallana sintió tanta lástima que rompió a llorar. Y lloró tan abundantemente que sus lágrimas llegaron al lago Wacracocha y despertaron al Amaru que dormía enroscado a lo largo de la cordillera. La serpiente alada, con cabeza de llama y cola de pez, ojos cristalinos y hocico rojizo, se desperezó y voló eclipsando al sol. Y entonces, de su hocico surgió la niebla de los cerros, de su aleteo la lluvia, de su cola el granizo y de sus escamas el arco iris.  Y así fue como renació la vida. Para los quechuas todo esto se halla escrito en las escamas del Amaru.

LA PRACTICA DE LA COUVADE (SUPERSTICIONES, MISTERIOS Y MAGIA)


LA PRÁCTICA DE LA COUVADE
Marco Polo, primero, y más tarde el investigador etnólogo y psiquiatra Karl von der Steinen, descubrieron que las tribus indias mahuhua, mahinaky y muchas otras, eran unos salvajes pacíficos con costumbres muy originales como la llamada couvade, ritual consistente en permanecer el marido en su hamaca después del parto de su mujer obligado a cuidar del bebé durante un periodo de 4o días. Transcurrido este tiempo lo sometían a lo que ellos llamaban prueba de la paternidad. La prueba de la paternidad disponía que los parientes más cercanos le hicieran cortes en la piel al que tenía que pasar por esta prueba y, encima, para hacerle sufrir más, le restregaran pimienta dentro de las heridas. El así torturado tenía que soportar el sufrimiento sin emitir queja alguna, pues de lo contrario se le consideraba indigno de ser el padre de la criatura traída al mundo por su mujer. Si superaba esta prueba con valentía, se celebraba una alegre fiesta y quedaba establecida la familia compuesta de padre, madre e hijo. Esta terrible cuarentena servía para que el padre en cierta medida igualara el sufrimiento que la madre había padecido durante el parto. Si este ancestral rito se estableciera entre nosotros seguramente serían muchos los hombres que no superarían la prueba de paternidad y dejarían a infinidad de niños huérfanos por su parte.

LA VENUS DE MILO, UN MISTERIO SOBRE OTRO MISTERIO (SUPERSTICIONES, MISTERIOS Y MAGIA)


(Copyright Andrés Fornells)
La estatua de la Venus de Milo, que debe su nombre al hecho de haber sido encontrada precisamente en la isla griega de Melos, en 1.820, mide 2.01 metros de altura, tanto como algunas grandes jugadoras de baloncesto actuales.
Esta estatua se encuentra actualmente en París, en el museo de Louvre (que alberga una de las más ricas colecciones de arte públicas del mundo, con siete departamentos: antigüedades orientales, antigüedades griegas y romanas, pintura, escultura, objetos de arte y artes gráficas), cuando fue encontrada poseía ambos brazos, uno de ellos tenía la mano derecha levantada con una manzana dentro (Melos significa en griego precisamente eso: manzana), y con la izquierda se cogía la ropa.
Nunca se ha sabido el verdadero significado de estos gestos, ni qué ocurrió de verdad con los brazos de esta estatua. En alguna parte he leído que los griegos se los rompieron, furiosos porque esta extraordinaria escultura había caído en manos de los franceses. Los desveladores de enigmas, pueden empezar a trabajar en ello. Todos se lo agradeceremos extraordinariamente.
Esta estatua, de la también llamada Afrodita de Melos, se cree que fue esculpida por un tal Agesandros entre 150 y 100 años a.C. ¡Ante usted, los amantes de la belleza femenina, nos quitamos el sombrero en señal de infinita admiración, señor Agesandros! Y qué maravillosas hembras existían en sus tiempos, amigo, sin necesidad de recurrir ellas a la cirugía estética ni demás artificios modernos con los que consiguen nuestras féminas enmendarle la plana a la, en otros tiempos, sabia naturaleza. Tiempos en que la anorexia la conocían únicamente los prisioneros que eran sentenciados a morir de hambre. Pobrecitos, eran forzados, sin ellos quererlo, a quedarse sin carnes. Víctimas de la maldad humana, no de la moda.
¡Avtio!

SUPERSTICIONES TAILANDESAS (SUPERSTICIONES, MISTERIOS Y MAGIA)


(Copyright Andrés Fornells)
No escupas o te quejes del olor en un funeral porque te pasarán cosas malas.
No te cases en un mes impar porque es de muy mal augurio.
No te cortes el pelo el miércoles o por la noche porque trae mala suerte.
No camines con la cara hacia abajo porque te acortará la vida.
No pisotees alrededor de la casa porque puedes asustar a los espíritus que te la guardan.
No dejes que tus niños jueguen con las sombras durante la noche o la sombra se los llevará.
No cojas las flores del templo porque cuando mueras vas de cabeza al infierno.
No andes mucho porque te verás incapaz de ahorrar dinero.
No pegues a tus padres porque te convertirás en un fantasma malo
No hiervas un huevo en una olla de arroz porque empeorará tu vida.
No barras la suciedad de la entrada principal de tu casa porque favorecerá que todo tu dinero desaparezca.
No andes a través de ningún objeto afilado.
No instales una casa de espíritus en la sombra de la casa porque no tendrás éxito.
No te cortes las uñas durante la noche porque será como romper los huesos de tus antepasados.
No insultar una imagen de Buda porque vas de cabeza al infierno.
No te quites la ropa o duermas al lado del armario porque un fantasma vendrá a por ti.
No limpies las telarañas por la noche porque si lo haces perderás todo tu dinero.
No te agaches y mires entre tus piernas pues verás un fantasma.
No barras por la noche porque trae mala suerte.
No abras un paraguas en la casa porque te quedarás calvo.
No comas dulces que se hayan caído al suelo, pues éstos pertenecen ya al fantasma.
No coloques cosas valiosas en la noche en cualquier sitio porque el fantasma los robará.
No tengas imágenes de Buda rotas en la casa, pues motivará que tu familia se separe.
No le diga a la gente sobre tu mal sueño cuando están comiendo. Si lo haces se hará realidad.
Si tienes un rasguño, no asistas a una cremación porque tu herida se infectará.
No toques a un niño en la cabeza porque se meará en la cama.

LA PERLA DE ALÁ, O LA PERLA DE LAO TZU (1)

(foto de Taringa. net)

LA PERLA DE ALÁ, O LA PERLA DE  LAO TZU (1)

Corren varias historias sobre esta extraordinaria perla, pero me limitaré a la que me parece más verosímil. Se remonta al año 1934, fecha en que un joven pescador de perlas que se hallaba faenando en las inmediaciones de la isla Palawan, en Filipinas, encontró en el fondo del mar una enorme almeja gigante del pacífico, de las llamadas “Tridacna gigas”, que es un molusco bivalvo único entre las especies de almejas pues puede alcanzar el tamaño de un metro veinte centímetros y pesar más de trescientos kilos.

Es de suponer que el pescador sufriría una enorme sorpresa al descubrir esta perla enorme que tenía una forma extraña que él debió encontrarle cierto parecido con un rostro cubierto por un turbante. Este hombre como parece lógico debido debió reconocer que aquella extraordinaria perla era un prodigio o quizás algún tipo de manifestación de Alá, el dios supremo de los musulmanes. Pero, para su desgracia ocurrió que cuando quiso sacar la perla del interior de la colosal almeja ésta cerró sus valvas atrapándole la mano. Y entonces al no poder él soltarse y subir a la superficie, se ahogó. Sus compañeros, para poder librarle, tuvieron que matar a la almeja que entonces se abrió dejando libre el cadáver del infortunado marinero y descubriendo antes sus incrédulos ojos la maravillosa y extraña perla que contenía. Y al parecer fueron algunos fieles musulmanes filipinos los que le dieron el nombre de Perla de Alá, mientras otros creyentes taoístas la llamaban Lao Tzu en honor al sabio que creo esta filosofía de vida.

Según los expertos no se trata de una perla tipo gema, pues las Tridacna gigas no producen nácar como las almejas pequeñas; la perla a la que hago referencia es completamente amorfa y de tono blanco mate, y si fuera una perla normal entraría en la categoría de las perlas llamadas “barrocas”. Es imposible convertir en joya esta monstruosidad pues pesa 6,4 kilos y tiene un diámetro de 24 centímetros. Se dice que esta perla se halla actualmente en poder de un multimillonario norteamericano. Un capricho que ha debido costarle una verdadera fortuna. Esta perla, debido a su enorme tamaño y rareza fue valorada en el año 2.007 por la exagerada cantidad de 93 millones de dólares. Ignoro si esa es la cantidad de pago su anónimo comprador.

(1)Llamado también Lao Tse, fue un sabio legendario de la antigüedad que en China fundó el taoísmo, una filosofía de vida

 

LOS ZULUS Y LAS PULGAS (SUPERSTICIONES)

(Copyright Andrés Fornells)
No tengo conocimiento de si todavía es así, pero cierto tiempo atrás,
ocurría entre los bravos zulús que cuando espulgaban
a un compañero dejaban las pulgas aparte
para devolvérselas juntas después de esta operación.
Según creían evitaban de este modo
tener entre sus manos un medio de ejercer sobre el
otro un maleficio, puesto que su alma,
su vida toda estaba contenida en la
sangre succionada por
los parásitos.

ROMÁNTICA LEYENDA DEL MONTE BROMO (VIAJES)

20080315205809-monte-bromo

(Copyright Andrés Fornells)

Cuentan que hubo una vez una princesa bellísima de la que un joven sin fortuna se enamoró perdidamente. Este joven enamorado consiguió llegar hasta ella y le pidió se casara con él.  A la princesa no le gustó este joven y para librarse  de él le propuso superar una prueba que tanto ella como el resto de la gente, consideraba imposible de realizar. La prueba consistía en cavar un lago en la boca del volcán que había en aquella región empleando únicamente el tiempo que dura una noche. Si el joven pretendiente pasaba con éxito esa prueba, ella se casaría con él.

El joven sin fortuna se puso a cavar con todas sus fuerzas, sin darse un segundo de descanso, sin rendirse al cansancio, realizando un titánico, sobrehumano esfuerzo.

Seguramente habría conseguido superar la prueba de no haber intervenido un rival suyo, enamorado también de la caprichosa princesa, que celoso del éxito que estaba a punto de conseguir su competidor engañó al gallo colocándole una tea encendida delante de los ojos y el animal, creyendo que era ya de día, se puso a cantar.

Debido a esta malvada trampa el joven trabajador no pudo cumplir el reto de la princesa y murió de pena de amor al poco tiempo.

Esta leyenda es la explicación que los nativos del lugar dan a la formación del Cráter Bromo y el Monte Batok pues dicen que este último se creó con toda la arena sacada del cráter por el joven enamorado que murió de tristeza. Y desde muy antiguo los nativos consideran el Monte Bromo una montaña sagrada a la que suben una vez al año para realizar ofrendas a los dioses.