EL PAYASO Y LA TRAPECISTA (RELATO)

trapecista-lollo
Ocurre con bastante frecuencia que, entre las diferentes personas que trabajan en un mismo circo, se creen vínculos de amistad, de admiración, de rivalidad, de antagonismo, y también de amor. Son muchas las horas, los días, los meses o incluso años que se ven obligados a convivir juntos.
Recientemente se había incorporado al grupo de artistas del Circo Ultramar, un joven llamado Carlos, quién realizaba un número que entraba dentro del género cómico-acrobático, con el que obtuvo un enorme éxito desde su primera actuación. Carlos salía disfrazado de payaso, exceptuando los zapatones (que en su caso eran floreadas zapatillas de tenis y prescindiendo asimismo de la holgada, ridícula chaqueta, pues vestía una camiseta de muy vivos colores medio hecha girones). Lo anunciaban como “El trotamundos de la Farola”. Su entrada en escena la hacía simulando estar muy borracho. Daba continuos y graciosos tropiezos, en los que se le caía el estropeado sombrero que cubría su cabeza, el cuál recogía en el aire realizando divertidas volteretas, al tiempo que soltaba hilarantes comentarios en diferentes lenguas. El ultimo tropiezo lo culminaba abrazado a una farola flexible que se doblaba en parte, y por la que trepaba realizando increíbles equilibrios y amenazas de caídas al llegar a lo más alto de ella cimbreándose en varias direcciones. Estos amagos de caídas que él evitaba en el último momento provocaban las delicias del público que reía a carcajadas. La culminación de su representación la realizaba en la parte superior de la farola cabeza abajo encima de la misma, balanceándose con brazos y piernas abiertos, dando la impresión de poder venirse al suelo en cualquier momento, para finalmente saltar en el aire dando un salto mortal espectacular cayendo de pies en el suelo, donde saludaba al respetable, con reverencia y abanicándose con su destrozado sombrero, mientras recibía entusiastas aplausos y genuinas muestras de admiración.
Carlos contaba cuarenta y dos años cuando llegó al Circo Ultramar, solo, sin pareja. Era atractivo de cara y muy atlético de cuerpo. Había conocido hasta entonces, los deleites del sexo, y presumía de desconocer los tormentos del amor. Con las mujeres tratadas a lo largo del tiempo, no había mantenido relación alguna que durase más tiempo del que tardaban en realizar el acto sexual. Sabía, por cuanto había visto en otros, que una relación duradera terminaba trayendo responsabilidades, ataduras y problemas casi siempre. La atracción tenía corto recorrido, el deseo se terminaba, y predominaban sobre lo anterior: el egoísmo, la dominación y el chantaje sentimental.
Para poder mantener esta conducta suya que consideraba muy práctica e inteligente, jamás se había relacionado sentimentalmente con ninguna compañera de trabajo.
Sin embargo, como bien señala un dicho antiguo: “El hombre propone, y Dios dispone”. Y por esa disposición supuestamente divina, Carlos comenzó a mirar con admiración primero, con deseo después y, con peligrosa obstinación finalmente, a Estrellita, la jovencísima trapecista. Estrellita poseía un cuerpo y un rostro que, a los ojos de Carlos, representaba la belleza perfecta femenina. Y sumado a lo anterior estaban, la gracia, elegancia y agilidad conque volaba por el aire antes de terminar cogida a los brazos u poderosas manos del portor, un joven apuesto y notablemente musculoso. El portor se llamaba Daniel y formaba con Estrellita un número de alta dificultad y gran éxito.
Estrellita y Daniel compartían carromato, pero no fidelidad, pues ambos se acostaban con quién les venía en gana.
Carlos consiguió, sin demasiado esfuerzo, una noche, en que hallándose en una ciudad a la espera de que montasen la carpa para la inauguración del día siguiente, convencer a Estrellita para que hiciese el amor con él, en la cama de una habitación del hotel donde se alojaban. Esta experiencia con ella tuvo para Carlos consecuencias imprevistas, excepcionales, insólitas. Estrellita era tan hermosa en lo físico, tan apasionada en el sexo, tan embelesante, que él se enamoró perdidamente de ella. Y en contra de como se había conducido siempre con las mujeres anteriores, a Estrellita le pidió se convirtiera en su pareja fija.
—Te amaré como nunca te ha amado nadie. Te trataré como a una diosa —prometió enfebrecido de pasión.
Estrellita se mostró con él amable y, sobre todo, sincera:
—Escucha, Carlos, me ha gustado hacer el amor contigo. Pero no lo vamos a repetir. Tú me quieres en exclusiva, quieres ser mi dueño, y yo no quiero pertenecer a nadie. Quiero vivir libre. Veo que te entristecen mis palabras. Lamento que sea así. Te pido que seas inteligente y te olvides de mí. Yo no comparto esa poderosísima atracción que tú pareces sentir hacia mi persona.
Carlos no pudo ser inteligente y mucho menos olvidarla. Hizo todo lo contrario, pensó a todas horas en ella. Se obsesionó hasta el punto de espiarla, de seguirla, de sufrir viéndola en los brazos de otros hombres. Viéndola realizar lo que él había realizado siempre: no permanecer con un hombre más tiempo del que empleaban ambos en realizar el acto sexual. Y entre dientes, con exasperación, la llamaba zorra asquerosa. Intentaba despreciarla, odiarla y lo único que conseguía era torturarse hasta extremos demenciales.
El sufrimiento de Carlos por ella se convirtió en insoportable hasta tal punto que, alcanzada la locura total, una noche, cuando ella se había despedido de su último amante, él entró en su camerino y la mató igual que Otelo a Desdémona, mascullado:
—No serás mía, pero tampoco serás de nadie más.
Después de cubrir de besos y de llanto el cadáver todavía desnudo de ella, “El Trotamundos de la Farola” se subió a lo más alto de la plataforma del trapecio y dijo con los ojos arrasados en lágrimas y una expresión de extraordinario desolación y tormento en su rostro:
—Voy a reunirme contigo, Estrellita.
Acto seguido abrió los brazos imitándola a ella cuando hacía el salto del ángel, terminada su actuación se lanzaba a la red. La red no estaba puesta para él, y se estrelló de cabeza contra el suelo donde murió a los pocos segundos rodeado de un charco de sangre, musitando, sus moribundos labios, el nombre de su amor imposible:
—Estrellita…
Todos juzgaron su asesinato y su suicidio actos de repentina locura. Ninguno coincidió con Carlos, que lo había juzgado como un acto de amor supremo.

HISTORIAS AMERICANAS: LARRY «EL ADONIS» DEBÍA CARGARSE A LUIGI «EL ITALIANO» (RELATO)

Ziegfeld Model - Risque - 1920s - by Alfred Cheney Johnston.  Restored by Nick & jane for Dr. Macro's High Quality Movie Scans website: http://www.doctormacro.com. Enjoy!
Ziegfeld Model – Risque – 1920s – by Alfred Cheney Johnston. Restored by Nick & jane for Dr. Macro’s High Quality Movie Scans website: http://www.doctormacro.com. Enjoy!

Judy Montana era desde hacía dos años novia de Larry “el Adonis”, lugarteniente de Henry “el Vikingo”, un conocido, próspero y temido capo mafioso neoyorquino. Judy Montana sufría frecuentes ataques de celos debido a las informaciones que recibía sobre las continuas infidelidades del hombre que ella quería con verdadera locura. Infidelidades que Larry “el Adonis” negaba siempre por dos razones: porque a pesar de sus incontables traiciones, amaba a Judy, y por temor a que ella, que era apasionada hasta poder perder la cabeza, cometiera alguna locura irremediable, como cortarse las venas, amenaza que le había mencionado más de una vez, en momentos en que ella se entregaba a la desesperación.

En el negocio de las tragaperras, el único legal que poseía Henry “el Vikingo” y que le permitía blanquear parte del dinero negro que obtenía con el tráfico de drogas, se encontró con que un grupo de italianos al mando de un tal Luigi había comenzado a hacerle la competencia, y decidió encargar a Larry que lo liquidase.

—Todos los sábados va al casino. Permanece jugando varias horas y suele salir de allí de madrugada ya, generalmente llevando algunas copas de más. Quiero que lo liquides. Se ha convertido en un cáncer para nuestros negocios.

—Supongo que no va al casino solo —dijo prudente Larry “el Adonis”.

—No. Va siempre acompañado de su hombre de confianza, un siciliano que tiene pinta de simio. Giacomo no sé qué más.

—Lo tengo visto. Lleva una Parabellum en una funda sobaquera. Dicen de él que se ha cargado a unos cuantos.

—Luigi no suele llevar armas. Así que te conviene disparar primero sobre el gorila ese, y después liquidas a su jefe. Intentar hacerlo al revés podría costarte caro —avisó su jefe.

—Ya había pensado en ello —dijo sonriendo con suficiencia su lugarteniente.

Larry, por la noche llevó a cenar a su novia a un restaurante caro. Estuvieron tirantes los dos. Él lo había negado pero, a ella, un chivato de la banda, le había contado, a cambio de una cantidad de dinero, que su novio llevaba seis días viéndose con una cantante de rap y que estaba muy encoñado con ella.

Uno de los fallos que habitualmente cometen los traidores es ignorar el dolor que causan a la persona traicionada y las desesperadas reacciones que ésta puede tener.

Cuando regresaron a casa, Larry cometió un error imperdonable: rehusó hacer el amor con su novia, y guardar sus energías para más tarde cuando se reuniese con su nueva amante. Después de haberse dado una ducha, Larry se vistió para salir a la calle. Comprobó que su pistola seguía cargada, la metió en su funda sobaquera y le dijo a su novia:

—Volveré tarde. Tengo que cumplir un encargo que me ha hecho “el Vikingo”.

—Por mí como si no quieres volver más —dijo con marcado rencor ella. —Me has traicionado tantas veces, que has matado mi amor por ti.

—Volveré a despertarlo —aseguró confiado él. —Eres la única mujer a la que de veras quiero.

—Me has mentido tantas veces que, para mí, has perdido toda credibilidad —dijo ella con amargo, fatídico encono, los ojos cuajados de lágrimas.

No pudo seguir hablando porque un sollozo le rompió la garganta. Hay momentos, en la vida, en los que una actitud distinta a la tomada puede resultar trascendente. En este caso, si Larry se hubiese acercado a Judy, la hubiese consolado y pedido perdón una vez más, le habría merecido la pena. No lo hizo. Ella había llorado tantas veces, delante de él, que una más no le importó. Confiaba en que, cuando le viniese en gana pedirle perdón, la acariciase y le regalase los oídos con palabras de amor, ella pasaría página igual que otras muchas veces anteriores.

Apostado dentro de su coche, en el aparcamiento exterior del casino, Larry “el Adonis” esperó pacientemente, escuchando en la radio a Peggy Nelson la cantante de rap de la que estaba totalmente encoñado desde hacía una semana y a la que pensaba visitar en cuanto terminase el encargo que le había hecho su jefe.

Refociló su mente visionando el increíblemente voluptuoso cuerpo de ella, sus expertos labios recorriéndolo y despertando, en cada centímetro de piel tratado por él, un incendio sexual. Su madre, cuando era niño, se lo había pronosticado:

—Nene, naciste para seducir mujeres. Ninguna encontrarás que se le resista.

Pensar en su madre le despertó la mala conciencia de que hacía meses que no tenía con ella ni tan siquiera el detalle de una llamada telefónica preguntándole cómo estaba. Remediaría esto. Al día siguiente llamaría a Floraglobal y encargaría que le enviasen, a su modesto domicilio en Detroit, un bonito ramo de gardenias, su flor favorita.

Por fin vio salir por la profusamente iluminada puerta del casino a Luigi y a su inseparable guardaespaldas que lo acompañaba y protegía siempre. Nadie a la vista. Esta circunstancia era de lo más favorable para él. Cogió del asiento vecino al del conductor su pistola provista de silenciador, abandonó su vehículo y, sin prisas como si fuese un jugador noctámbulo en retirada, se dirigió hacia donde se hallaban sus escogidas víctimas. Pensó que la suerte le sonreía, le daban la espalda en aquel momento.

El gigantón guardaespaldas demostró ser muy agudo de oído. Percibió los sigilosos pasos de Larry ¨el Adonis¨ y giró rápido, pero el lugarteniente de Henry “el Vikingo” fue infinitamente más veloz que él y apretó el gatillo cuatro veces contra el protector de Luigi. Para sorpresa suya, no solo no cayó muerto éste, sino que tuvo tiempo de desenfundar y dispararle.

Cuando el hermoso pistolero caía con tres balazos en el pecho, todos mortales de necesidad, comprendió lo sucedido: el cargador de su arma contenía balas de fogueo y la única persona que podía haber cambiado las auténticas por aquellas había sido su novia.

Murió con su nombre en los labios, y un reproche que ya no iba a servirle de nada.

Nunca sabría Larry “el Adonis”, lo muchísimo que a su novia Judy le había costado tomar la decisión de que, si no podía ser para ella, no fuese tampoco para ninguna otra.

NOVELA MÍA GRATIS «EL AMA DE CASA QUE SE ABURRÍA» (ACTUALIDAD)

el-ama-de-casa-i
NOVELA MÍA GRATIS
EL AMA DE CASA QUE SE ABURRÍA
Podéis leer gratis esta novela mía, vosotros, vuestros familiares y vuestros amigos descargándola en PDF o leyéndola on line haciendo clic en el siguiente enlace https://freeditorial.com/es/books/el-ama-de-casa-que-se-aburria
ALGUNAS OPINIONES DE LECTORES SOBRE ESTE LIBRO
Es el tercer libro que leo de Andrés Fornells y, como en los anteriores hace, una vez mas gala de su destreza narrativa. Sus historias te envuelven, pues sus protagonistas son tan reales que te dan la impresión de estarlos viendo como en una película. Macarena Ríos

Me encanto este libro. Habla del amor conyugal, del aburrimiento de un ama de casa que llevando una vida rutinaria, desea sentir emociones nuevas y descubre la sordidez del mundo de la prostitución desde dentro. He disfrutado mucho su lectura. Isa Goycochea.

Un libro que te atrapa, te envuelve, te mantiene en suspense hasta el final. Me ha gustado mucho. Jorge Salas.

Perfecta descripción de los personajes y escritura clara y sencilla. Lo que mas me gusta sin duda es el suspense de esta novela que te hace continuar tu lectura de manera ininterrumpida. Anonimo.

Soy Toñi Torrecilla, deciros q leí la novela, con entusiasmo, y… habrà una segunda parte o eso queda por cuenta de cada uno ya? Gracias por tu trabajo para deleite de los demás!!

SINOPSIS: Un ama de casa llamada Charo, aburrida de la monótona existencia que, como tal lleva, decide cambiar la actividad que viene ejerciendo desde hace años, por otra que le ha apasionado durante mucho tiempo, aunque lo desconoce todo sobre la misma. Contrariando los deseos y la voluntad de su marido que es feliz teniéndola a ella, poco menos que de sirvienta, realiza un curso de investigadora privada, lo saca con honores y con este título se presenta delante de Alberto Larios, un veterano detective que, en un principio se resiste a contratar sus inexpertos servicios, pero acaba cediendo, influido por su hijo Braulio, que cree puede resultarles útiles a su agencia los servicios de una mujer. Y esta sencilla, idealista e ingenua ama de casa, que nada conoce sobre el mundo de la prostitución, su esclavitud y su sordidez, se encuentra de noche tratando a este tipo de mujeres que son explotadas en los burdeles, y es amenazada de muerte por sus proxenetas, y descubre la aterradora existencia del vudú. ¡FELIZ LECTURA!

NOVELA MÍA GRATIS «EL AMA DE CASA QUE SE ABURRÍA» (NOVELA)

el-ama-de-casa-ultima
NOVELA MÍA GRATIS
EL AMA DE CASA QUE SE ABURRÍA
Podéis leer gratis esta novela mía, vosotros, vuestros familiares y vuestros amigos descargándola en PDF o leyéndola on line haciendo clic en el siguiente enlace https://freeditorial.com/es/books/el-ama-de-casa-que-se-aburria
ALGUNAS OPINIONES DE LECTORES SOBRE ESTE LIBRO
Me encanto este libro. Habla del amor conyugal, del aburrimiento de un ama de que llevando una vida rutinaria, desea sentir emociones nuevas y descubre la sordidez del mundo de la prostitución desde dentro. He disfrutado mucho su lectura. Isa Goycochea.

Un libro que te atrapa, te envuelve, te mantiene en suspense hasta el final. Me ha gustado mucho. Jorge Salas.

Perfecta descripción de los personajes y escritura clara y sencilla. Lo que mas me gusta sin duda es el suspense de esta novela que te hace continuar tu lectura de manera ininterrumpida. Anonimo.

Soy Toñi Torrecilla, deciros q leí la novela, con entusiasmo, y… habrà una segunda parte o eso queda por cuenta de cada uno ya? Gracias por tu trabajo para deleite de los demás!!

SINOPSIS: Un ama de casa llamada Charo, aburrida de la monótona existencia que, como tal lleva, decide cambiar la actividad que viene ejerciendo desde hace años, por otra que le ha apasionado durante mucho tiempo, aunque lo desconoce todo sobre la misma. Contrariando los deseos y la voluntad de su marido que es feliz teniéndola a ella, poco menos que de sirvienta, realiza un curso de investigadora privada, lo saca con honores y con este título se presenta delante de Alberto Larios, un veterano detective que, en un principio se resiste a contratar sus inexpertos servicios, pero acaba cediendo, influido por su hijo Braulio, que cree puede resultarles útiles a su agencia los servicios de una mujer. Y esta sencilla, idealista e ingenua ama de casa, que nada conoce sobre el mundo de la prostitución, su esclavitud y su sordidez, se encuentra de noche tratando a este tipo de mujeres que son explotadas en los burdeles, y es amenazada de muerte por sus proxenetas, y descubre la aterradora existencia del vudú. ¡FELIZ LECTURA!

NOVELA MÍA GRATIS «EL AMA DE CASA QUE SE ABURRÍA» (ACTUALIDAD)

el-ama-de-casa-que-se-aburria-dos
EL AMA DE CASA QUE SE ABURRÍA
Podéis leer gratis esta novela mía, vosotros, vuestros familiares y vuestros amigos descargándola en PDF o leyéndola on line haciendo clic en el siguiente enlace https://freeditorial.com/es/books/el-ama-de-casa-que-se-aburria
ALGUNAS OPINIONES DE LECTORES SOBRE ESTE LIBRO
Me encanto este libro. Habla del amor conyugal, del aburrimiento de un ama de que llevando una vida rutinaria, desea sentir emociones nuevas y descubre la sordidez del mundo de la prostitución desde dentro. He disfrutado mucho su lectura. Isa Goycochea.

Un libro que te atrapa, te envuelve, te mantiene en suspense hasta el final. Me ha gustado mucho. Jorge Salas.

Perfecta descripción de los personajes y escritura clara y sencilla. Lo que mas me gusta sin duda es el suspense de esta novela que te hace continuar tu lectura de manera ininterrumpida. Anonimo.

Soy Toñi Torrecilla, deciros q leí la novela, con entusiasmo, y… habrà una segunda parte o eso queda por cuenta de cada uno ya? Gracias por tu trabajo para deleite de los demás!!

SINOPSIS: Un ama de casa llamada Charo, aburrida de la monótona existencia que, como tal lleva, decide cambiar la actividad que viene ejerciendo desde hace años, por otra que le ha apasionado durante mucho tiempo, aunque lo desconoce todo sobre la misma. Contrariando los deseos y la voluntad de su marido que es feliz teniéndola a ella, poco menos que de sirvienta, realiza un curso de investigadora privada, lo saca con honores y con este título se presenta delante de Alberto Larios, un veterano detective que, en un principio se resiste a contratar sus inexpertos servicios, pero acaba cediendo, influido por su hijo Braulio, que cree puede resultarles útiles a su agencia los servicios de una mujer. Y esta sencilla, idealista e ingenua ama de casa, que nada conoce sobre el mundo de la prostitución, su esclavitud y su sordidez, se encuentra de noche tratando a este tipo de mujeres que son explotadas en los burdeles, y es amenazada de muerte por sus proxenetas, y descubre la aterradora existencia del vudú. ¡FELIZ LECTURA!

NOVELA MÍA GRATUITA ¡FELIZ LECTURA! «EL AMA DE CASA QUE SE ABURRÍA»

el ama de casa que se aburria 6
NOVELA MÍA GRATUITA
EL AMA DE CASA QUE SE ABURRÍA
Podéis leer gratis esta novela mía, vosotros, vuestros familiares y vuestros amigos descargándola en PDF o leyéndola on line haciendo clic en el siguiente enlace https://freeditorial.com/es/books/el-ama-de-casa-que-se-aburria
SINOPSIS: Un ama de casa llamada Charo, aburrida de la monótona existencia que, como tal lleva, decide cambiar la actividad que viene ejerciendo desde hace años, por otra que le ha apasionado durante mucho tiempo, aunque lo desconoce todo sobre la misma. Contrariando los deseos y la voluntad de su marido que es feliz teniéndola a ella, poco menos que de sirvienta, realiza un curso de investigadora privada, lo saca con honores y con este título se presenta delante de Alberto Larios, un veterano detective que, en un principio se resiste a contratar sus inexpertos servicios, pero acaba cediendo, influido por su hijo Braulio, que cree puede resultarles útiles a su agencia los servicios de una mujer. Y esta sencilla, idealista e ingenua ama de casa, que nada conoce sobre el mundo de la prostitución, su esclavitud y su sordidez, se encuentra de noche tratando a este tipo de mujeres que son explotadas en los burdeles, y es amenazada de muerte por sus proxenetas, y descubre la aterradora existencia del vudú. ¡FELIZ LECTURA!

NOVELA MÍA GRATIS PARA LEER EN VERANO «EL AMA DE CASA QUE SE ABURRÍA» (ACTUALIDAD)

cine-negro
NOVELA MÍA GRATIS PARA LEER EN VERANO
Podéis leer gratis esta novela mía, vosotros, vuestros familiares y vuestros amigos descargándola en PDF o leyéndola on line haciendo clic en el siguiente enlace https://freeditorial.com/es/books/el-ama-de-casa-que-se-aburria
SINOPSIS: Un ama de casa llamada Charo, aburrida de la monótona existencia que, como tal lleva, decide cambiar la actividad que viene ejerciendo desde hace años, por otra que le ha apasionado durante mucho tiempo, aunque lo desconoce todo sobre la misma. Contrariando los deseos y la voluntad de su marido que es feliz teniéndola a ella, poco menos que de sirvienta, realiza un curso de investigadora privada, lo saca con honores y con este título se presenta delante de Alberto Larios, un veterano detective que, en un principio se resiste a contratar sus inexpertos servicios, pero acaba cediendo, influido por su hijo Braulio, que cree puede resultarles útiles a su agencia los servicios de una mujer. Y esta sencilla, idealista e ingenua ama de casa, que nada conoce sobre el mundo de la prostitución, su esclavitud y su sordidez, se encuentra de noche tratando a este tipo de mujeres que son explotadas en los burdeles, y es amenazada de muerte por sus proxenetas, y descubre la aterradora existencia del vudú. ¡FELIZ LECTURA!

INVESTIGACIÓN: LOS CONTINUOS CAMBIOS DE LA MODA (MICRORRELATO)

flor(Copyright Andrés Fornells)

No sé si esto de las modas lo imponen unos cuantos que, no teniendo el cerebro útil para cosas de más provecho y mejor decoro, lo emplean en eso de poner de moda los ejemplos siguientes: primero pusieron de moda el enseñar las damas el canalillo de los pechos (algunas exageraban tanto que el canalillo les superaba los pezones), un tiempo después vino lo de enseñar los senos (sin importarle a la enseñante que éstos le descansen en la tripita o incluso le alcancen mayor descenso), lo próximo (no recuerdo bien si fue antes o después de darle absoluta libertad a las tetas) fue lo de enseñar el ombligo por la calle y, a continuación, enseñar esa línea que separa una nalga de su hermana (que aseguran los que estudian a fondo el cuerpo humano nunca son iguales en tamaño ni curvatura). Y en algún momento (que Dios les perdone) pusieron de moda que la mujer dejase sin adorno alguno su parte más íntima, parte que (salvando lamentables excepciones) procura enorme placer a su visitante y a la visitada.
Este verano (que me perdonen los que pueden desmentir mi impresión) se ha puesto de moda enseñar entre la parte baja de los bikinis unos pelitos que, aquella que no se los tiñe, descubre si se trata de rubia falsa o rubia natural.
Puede que alguno me pregunte por que no me ocupo de la moda masculina, en vez de la moda femenina.
La respuesta la tengo fácil:
—Soy un hombre anticuado, un hombre de los de antes, un hombre pasado de moda. Y si fuese mejor cristiano de lo que soy, añadiría—: Gracias a Dios.
Y que nadie vea en este decir mío deseo alguno de discriminar. Que es bueno haya de todo en este mundo, que tenemos un dicho muy antiguo que dice:
—En la variedad está el gusto.
Bueno, hasta luego. Voy a darme una vuelta por la playa a ver si han sacado alguna moda nueva de la que yo todavía no me he enterado. Si es así, me encargaré de descubrírsela a todos aquellos que no se mueven de su casa y viven anclados en el pasado suyo.
¡Que no nos falte la salud, pues todo lo demás es como los columpios: va y viene!

LOCURAS JUVENILES: ALICIA VINO A VERME ACOMPAÑADA DE SU MAMÁ (MICRORRELATO)

gorda para firmas (8)[2] - copia

 

 

 

 

(Copyright Andrés Fornells)

Alicia era una chica bonita sin más, aunque ella, por ser muy vanidosa, se creía algo del otro mundo. Un amigo mío había organizado un baile de disfraces dentro de una nave industrial perteneciente a su padre, y, por uno de esos caprichos con que a menudo me sorprendía por aquel entonces mi desequilibrada mente, pensé en llevar a Alicia a esa fiesta. Me la imaginé con un pareo cortito y una flor prendida del pelo, y este supuesto me excitó
El estanco, al que mi padre me había enviado a comprarle tabaco, quedaba cerca de la casa de ella y me llegué hasta allí. Me abrió la puerta su hermano chico con los pantalones medio caídos maldiciéndome porque le había interrumpido lo que estaba haciendo en el cuarto de baño. Al informarme él de que su hermana no estaba, le dejé el recado de que me urgía verla.
Alicia, demostrándome que era tan fantasiosa como su homónima del famoso cuento, no sé qué debió imaginarse, el caso es que se presentó en mi casa acompañada de su mamá, una señora de cien kilos encerrados dentro de un alegre, opresor vestido floreado. Tanto ella como su hija mostraban expresión grave en sus rostros.
—Venimos a que nos expliques por qué te urge ver a mi hija —dijo aquella señora en tono que interpreté como acusador.
Sufrí tal golpe de indignación ante su insensata actitud que, perdiendo mi comedimiento y sensatez habituales le dije a la ceñuda madre de Alicia:
—Me alegra muchísimo que haya venido usted acompañada de su hija, porque lo que tengo que decirle a usted va a necesitar muy especialmente la aprobación de ella. Señora, ¿quiere usted casarse conmigo y convertirme en el padrastro de su hija?
Alicia se quedó hecha un pasmarote mudo. La boca le llegaba a la barbilla y, los ojos por muy poco no se le salieron de sus estuches. Su señora madre, tras un instante de evidente desconcierto, me dio un repaso visual, debió pensar que yo no era desaprovechable del todo, pues me dijo como si lo lamentará:
—Joven, para poder casarse conmigo tendría yo que enviudar antes, y eso es poco probable pues mi marido goza de una salud de hierro.
—Oh, yo creía que era usted viuda —manifesté como si no supiera todo lo contrario—. Disculpen mi error. Lamento lo dicho. Que Dios les permita conservar a ambas, muchos años, la salud y la hermosura —añadí acompañándolas hasta la puerta y, tras abrirla, ellas se fueron sin protestar, totalmente desorientadas.
Cuando se me pasó el ataque de risa, invité al baile de disfraces a Lena, mi desvergonzada vecina del cuarto “B” que, además de ser más guapa que Alicia y que su madre juntas, me dejaba recorrer con ambas manos ansiosas las notables voluptuosidades de su cuerpo y me permitía, además, besarla con lengua, que no era poca cosa en la zona recatada y religiosa donde nosotros vivíamos entonces.

DIEGO EGARA, DETECTIVE (LIBROS)

DIEGO FINAL

 

 

 

 

 

 

 

 

 

UN LIBRO NUEVO, APASIONANTE, DIVERTIDO

EUR E-BOOK 2.99 http://smarturl.it/DE1kindle?IQid=blog
EUR PAPEL 7.76 http://smarturl.it/DE1amazon?IQid=blog
Diego Egara, un joven detective privado, se enfrenta al realismo social de nuestros días: la plaga de delincuencia habitual de todas las grandes urbes.
El joven investigador acepta los trabajos de sus muy distintos clientes: una esposa que sospecha de la infidelidad de su marido; una joven que quiere esclarecer el caso de la brutal muerte de su hermano; un banquero extorsionado por fotos comprometedoras; un rico industrial enamorado de la foto de una chica desconocida; un padre que no confía en la versión policial sobre la muerte de su hijo; una firma aseguradora que sospecha que un cliente le estafa; una mujer preocupada por la desaparición de su marido, etc..