EL MISTERIO DE LA DESAPARICIÓN DE MIS MULETAS (final)

cabeza-pastor-aleman

EL MISTERIO DE LA DESAPARICIÓN DE MIS MULETAS (final)

(Continuación) Terminado el almuerzo y lavados los platos, mi mujer se fue a comprarme otro par de muletas y yo salí un momento hasta la puerta a hacer callar a Tristán que no paraba de ladrarle a un gato que desde lo alto del tejado de nuestro vecino de la izquierda que inmóvil, mirándole fijamente sus ojos color musgo, parecía querer burlarse de él:

-¿Te quieres callar ya, escandaloso? Y otra cosa te diré: debería darte vergüenza que unos ladrones se hayan llevado mis muletas y tú ni tan siquiera les hayas regañado.

Él se calló y volviéndose hacia mí me dirigió una mirada tan cargada de tristeza, que terminé pidiéndole perdón por lo que le había dicho.

Una hora más tarde mi consorte me trajo un par de muletas nuevas.

-La dueña de la ortopedia ha lamentado lo que nos ha sucedido y me ha hecho una pequeña rebaja.

-¿Ves como mi madre tiene razón cuando defiende que todavía quedan muchas personas buenas en el mundo?

-A tu madre nunca le han robado un par de muletas nuevas, que yo sepa.

Pasé por alto este comentario, porque la experiencia de algunos años de matrimonio me han enseñado que es mucho más fácil pelearse con la mujer de uno, que reconciliarse.

Al día siguiente repetimos lo del día anterior, mi mujer se marchó al trabajo, yo seguí durmiendo y, cuando me desperté, las muletas habían desaparecido del lugar donde yo las había dejado la noche anterior. Lógicamente, esta repetición de los hechos me disparó la ira y solté tacos tan gordos que me avergüenzo cada vez que los recuerdo.

La llamé por el móvil, dando rabiosos bocados a cada palabra que salía por mi boca le conté la desaparición de las nuevas muletas. Mi mujer, más serena que yo y con mayor conocimiento de cómo funciona esa maldición de los infartos, procuró serenarme.

-Tranquilo, cariño, no vaya a darte algo muy malo. Yo cerré la verja, estoy segura.

-Pero no la puerta de la casa que cualquiera ha podido abrirla con sólo mover la manija.

-¿Y sólo echas en falta las muletas?

-Sólo las malditas muletas.

-Eso tiene que ser otro perturbado coleccionista, sólo que en lugar de bragas colecciona muletas -convencida ella y convenciéndome.

-Voy a coger una lupa e imitando a Sherlock Holmes voy a buscar huellas de pies por todo el jardín y quizás por la marca de las suelas demos con el ladrón.

-Difícil me parece, pero algo tendremos que hacer o nos vamos a arruinar comprando muletas. Te dejo que acaban de traernos a un accidentado.

Yo tenía una lupa, que empleaba para examinar monedas antiguas en las que aparecían medio borradas fechas y letras. Con ella en mi mano salí al jardín usando de muleta improvisada la escoba, apoyándome en ella únicamente lo justo para que no se rompiese. Tristán me recibió con su habitual alegría y sus inagotables ganas de jugar.

-Cuidado que me vas a tirar -le advertí en un tono de severidad que él no entendió, pero que algo le impresionó, pues después de orinar en el palo de la escoba tomó asiento y quedose mirándome como dolido por mi conducta.

Yo me dirigí con la lupa a la valla que separaba nuestra propiedad, de la propiedad de nuestro vecino de la derecha. De pronto vi muy clara la huella dejada por la suela de un zapato deportivo, y exclamé triunfal:

-¡Te pillé, granuja!

Sonreí orgulloso de mi sagacidad. Sin embargo, acto seguido una idea adversa cruzó mi mente: <<¿Y si esta huella es mía? Bueno, luego iré a por la zapatilla de tenis mía del pie izquierdo y lo comprobaré. Desde luego es innegable que llevo a un aguafiestas metido dentro>>. Seguí inspeccionado el jardín y llegué hasta donde teníamos una enorme mata de romero que era la admiración de nuestras visitas por extraordinario tamaño, lo verde y bonita que estaba. Y de pronto vi brillar algo detrás de ella. Despertada mi curiosidad, me acerqué más, aparte dos ramas de las gruesas y descubrí allí detrás los dos pares de muletas que me habían desaparecido. Me quedé durante algunos minutos perplejo, sin saber qué explicación dar a tan inesperado hallazgo. Tristán me ayudó a encontrarla viniendo junto a mí y poniéndose a ladrar furiosamente. Entonces comprendí que las muletas las había cogido él de mi mesita de noche y llevado con su boca hasta allí.

-¿Pero por qué has hecho eso? -le pregunté desconcertado como nunca lo estuviera antes.

Entonces él me demostró que a veces me entendía a la perfección, me mordió los pantalones y echó a correr. Me mordió los pantalones y echó a correr. Y entonces comprendí: él creía que yo había dejado de correr con él por culpa de haberme aficionado a jugar con las muletas.

-De ahora en adelante cerraremos la puerta de casa con llaves, y tú tendrás que esperar a que tenga de nuevo el pie bien para que corramos juntos -le dije furioso.

Mi mujer, no menos enfadada con él, que yo, le llamó desconsiderado ladrón.

Tristán estuvo ladrando furioso el resto del día y de la noche, hasta que harto de oírle el vecino de nuestra derecha le lanzó, no sé si con la intención de darle, un enorme hueso de jamón y nuestro perro tuvo algo con lo que entretenerse durante muchas horas dejándonos descansar a todos.

EL DIARIO SUR DIO NOTICIA DEL CONGRESO HISPANOAMERICANO DE ESCRITORES EN MARBELLA

congreso-sur

Marbella acoge un encuentro de escritores – Diario Sur – 14/06/10 23:06

Marbella fue sede ayer, junto a Madrid y León, de una de las jornadas del Congreso Hispanoamericano de Escritores. En concreto, en el hotel San Cristóbal del municipio se desarrolló el encuentro ‘Escribir en la periferia’, moderado por la escritora Sasi Alami y en el que participaron autores de diferentes tendencias. Alberto Castellón, Andrés Fornells, Miguel J. Yedra, Sara G. Perate, Magdalena Romero Gil, Ricardo Plazas, Mónica Lázaro, Mercedes Pinto y Germán Borrachero (Director del Museo Cortijo de Miraflores).

SI NOÉ HUBIERA SIDO MEXICANO (aportación de un amigo mexicano)

SI NOÉ HUBIERA SIDO MEXICANO…

En aquel tiempo el Señor le habló a Noe y le dijo:

Dentro de 6 meses haré llover cuarenta días y cuarenta noches, hasta que toda la tierra sea cubierta de agua y toda la gente mala sea destruida.»

Pero quiero salvar a los buenos y a dos criaturas de cada clase viviente en el planeta. Así pues, te ordeno construir una arca».

Y entre rayos y truenos le dio las instrucciones de lo que debía hacer, mientras tembloroso Noé solo atinaba a decir: Está bien Señor, Okay, okay»

¡Dentro de Seis meses se iniciará el diluvio!  tronó el Señor.

Más te vale tener el arca lista a tiempo, o vas a nadar por el resto de tu vida».

Pasados los 6 meses, el cielo se nubló de golpe y el diluvio comenzó.

El Señor se asomó entre los negros nubarrones y pudo ver a Noé llorando en el patio de su casa y no vio nada de arca.

Dónde está el arca, Noe?» Preguntó Dios furibundo.

Perdóname, Señor -suplicó el pobre hombre- hice lo que pude, pero encontré grandes problemas.

Todo empezó al tener que obtener un permiso de construcción y pagar unos impuestos altísimos para poder sacar los planos.

Después de eso me exigían que el Arca tuviera un sistema de seguridad contra incendios, lo que pude arreglar sobornando a un funcionario.

Entretanto, los vecinos se quejaron de que yo estaba construyendo el arca en una zona residencial, y en eso perdí varios meses en visitas inútiles al ayuntamiento».

Además que el no contar con una Acta Constitutiva y un poder notarial que me acreditara como representante legal tuyo, complicó aun más todos los trámites que a continuación te platico.

Con la Secretaria de Hacienda fue otro desmadre, perdonando la palabra, ya que por tratarse de un proyecto de gran magnitud, no nos quiso registrar como causantes menores ni como Asociación Civil sin fines de lucro, sino como causantes mayores con actividad empresarial y por lo tanto tenía que pagar el IVA desglosado por una máquina registradora certificada en los laberintos de la misma Secretaria.

Cual seria mi sorpresa cuando recibí una notificación del SAT por un adeudo ya con multas y recargos por efectuar el tramite extemporáneamente.»

Pero el verdadero problema fue conseguir suficiente madera para fabricar el Arca, pues la PROFEPA no quiso entender que se trataba de una emergencia, y cuando dije que eran órdenes tuyas para salvar a la especie humana y a los animales, me preguntaron si yo estaba loco o qué».

Entonces aparecieron los Sindicatos del PRD que, apoyados por la Secretaria del Trabajo, me exigían dar empleo a sus carpinteros agremiados».

Mientras arreglaba eso, comencé a buscar los animales de cada especie  pero tropecé con la SEMARNAT, (Secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales) que me obligó a llenar muchísimos formularios y pagar otros tantos impuestos.»

También pidieron la elaboración de un «Estudio de Impacto Ambiental» en la zona, en el estado y en el país, así como en el resto del continente americano.

Después de entregar 25 kilos de formularios debidamente llenos con letra de molde, me devolvieron todo porque tenía un número mal en mi CURP.»

Para poder darles de comer a los animales durante su estancia en el Arca, hubo que tramitar ante Secretaria de Salud el permiso correspondiente, quedando pendiente la auditoria a las instalaciones donde se prestaría el servicio.»

Protección Civil, por su parte, me pidió un plano de la zona que iba a ser inundada con linderos y medidas. Les envíe un globo terráqueo y a consecuencia de esto perdí casi un mes encerrado en un manicomio.

La SCT exigió que al Arca se le sacara un registro como SPF (Servicio Publico Federal) para poder navegar en territorio mexicano. Así que tuve que tramitar el permiso correspondiente así como su verificación ante la Secretaría de Marina, a pesar de no tener motor.»

Por ultimo, la Policía Judicial Federal, me hizo un allanamiento dizque en busca de drogas y me desbarató lo poco que ya había logrado avanzar en la construcción del Arca».

El Señor enmudeció.

Entonces…el cielo empezó a despejarse.

Salió el Sol y un arco iris iluminó todo el firmamento.

Quiere esto decir, Señor, que ya no vas a destruir la Tierra y a mi México lindo y querido?».

No…respondió una voz entre las nubes.

«ya el Gobierno Mexicano se está encargando de eso»

RETO PACÍFICO (no se trataba de sacar revólver sino de escribir)

Acabó el SUPER CONCURSO «A VER QUIÉN ES CAPAZ DE ESCRIBIR COMO DUMAS, TODO EL DÍA PEGADO A LA MESA».

Y el ganador por KO técnico de todos sus rivales ha sido

Andrés Fornells ha cumplido el reto y es el ganador del superconcurso, que tiene como Premio el orgullo de no haberse rajado.

Segundo ha quedado Santiago García Tirado, que a los 13 días se rajó (salvo que haya fallado el correo electrónico de un modo masivo)

Y estamos haciendo lo que podemos, que es poco, muy poco, Nelson Verástegui y un servidor. Pero ánimo no nos falta.

Que se sepa.

SHAOLIN QUAN (KUNGFU DEL TEMPLO SHAOLIN)

2kunfuyi5

SHAOLIN QUAN (KUNG FU DEL TEMPLO SHAOLIN)

El Templo de Shaolin es considerado como origen de todo tipo de Kung fu. El nombre chino de las artes marciales es Wushu, pero es conocido como Kungfu en el exterior. Wushu es una parte importante de la herencia cultural de China, una técnica de autodefensa y a la vez un buen ejercicio físico para fortalecer la salud. Es generalmente considerado como un deporte, tiene ya una historia milenaria y posee un estilo muy específico. En términos generales se clasifica en cuatro tipos de ejercicios: pugilismo, juego de armas, ejercicios en parejas y actuación colectiva.
Tal vez ustedes se pregunten por qué se dice que el Templo de Shaolin es el origen de todo tipo de kungfu y qué relación existe entre ambos. Según unos, Shaolin es la mayor escuela de Wushu y no sólo cuenta con numerosos aprendices por todas partes de China, sino también en otros países del mundo. El Wushu de Shaolin es el de más alta proyección y predominio entre las artes marciales de China. Tomando como base el Zen, es decir la meditación profunda y concentrada, ha generado variados estilos, 18 en total, con características tan propias y diferentes que parecen escuelas. Por eso, se afirma que todo tipo de Kungfu proviene de Shaolin. El Kungfu de Shaolin es un conjunto sistemático, cuyo origen y desarrollo está vinculado con la geografía y el significado político de la Montaña de Songshan. Esta montaña está situada cerca de LuoYang, antaño capital de nueve dinastías y una de las ocho fortalezas de las dinastías Qin y Han, o sea, un punto estratégico que se disputaron las grandes potencias. En el apogeo de las dinastías, la Montaña de Songshan era frecuentada por emperadores y literatos, mientras que en épocas de turbulencias, por los ejércitos o salteadores de caminos. El Templo de Shaolin, situado en el centro de esta montaña, fue encargado de administrar todos los monasterios de la Montaña Songshan. Como el templo contaba con muchas riquezas, el emperador de aquel entonces le permitió organizar sus propias fuerzas armadas, integradas por los famosos monjes soldados del Templo de Shaolin, para defenderse.

Su existencia permitió el desarrollo del Wushu de Shaolin. De ahí que la posición social y las relaciones con la corte imperial permitieron que el Wushu de Shaolin alcanzara alto nivel.
En los registros históricos, hay muchos relatos sobre el Wushu de Shaolin. El más conocido se refiere al período Jiajing de la Dinastía Ming cuando los monjes soldados lucharon en reiteradas ocasiones contra los agresores japoneses en defensa de su patria. A fin de honrar a los mártires, la corte imperial ordenó levantar un monumento frente al Templo de Shaolin. Según el Maestro Yong Xin del citado templo, el límite del Kungfu de Shaolin consiste en no sentir temor ni dolor, o sea, no sentir nada. Sólo cuando uno llega a ese nivel, no le importa la muerte. Lo cual no quiere decir que no ame la vida, por el contrario, siente más amor hacia la vida, lo cual es la esencia del Zen.

El Establecimiento de Shaolin: hacia el final del Siglo 5 DC. existió un monje budista indio de nombre de Ba Tuo que viajaba por China enseñando el budismo, ayudando y guiando. Su gran sabiduría y bondad llegaron a los oídos del Emperador quien convocó a Ba Tuo. Los detalles exactos de lo que sucedió no se saben, pero a Ba Tuo le ofrecieron a un lugar y riquezas en el palacio, animándolo para seguir sus enseñanzas. Ba Tao amablemente rehusó esta oferta, pero pidió una porción de tierra lejos de cualquier lugar civilizado en la provincia de Henan sobre la ladera de la Montaña Song Sang. Su petición fue concedida y le entregaron una gran extensión de tierra y recursos para construir un monasterio en un área llamada «el Pequeño Bosque» (Shaolin en mandarín o Sil-Lum en el cantones).

Introducción del Ejercicio Físico. Aproximadamente en el 539 DC., un hombre santo llamado Bodhidharma (Ta Mo en chino) abandonó su monasterio en India del Sur para extender la fe budista en China, más tarde llamado budismo Ch’an, (Ch’an es la traducción china para la palabra «dhyana» en sánscrito, el significado de la concentración de yoga. También conocido como Zen.).

Después de un viaje de cientos de millas para alcanzar China del Norte a través de las montañas del Himalaya, cruzó el Río Yang-Tsé y se dirigió al norte, a Loyang, la capital de la Provincia Henan. En un bosque vecino, encontró el Templo Shaolin. Esto fue 40 años después de su fundación, ya famoso por las traducciones escolares de la escritura budista en chino. Bodhidarama buscaba ingresar a Shaolin pero el abad, Fang Chang, no se lo permitió. Determinado a ser aceptado, se dirigió a una cueva cercana donde se sentó en profunda meditación frente una pared de piedra. De este acontecimiento existen muchas versiones, una de ellas dice que estuvo en esa posición durante nueve años. Independientemente de que las historias sean verídicas o no, Fang Chang permitió el ingreso a Bodidharama en el templo Shaolin. A partir de su ingreso notó que los monjes eran débiles y no podían realizar las meditaciones rigurosas que él esperaba que deberían practicar. Mientras meditaban a menudo se dormían o estaban muy inquietos y no alcanzaban la paz y tranquilidad interior. Con esto en mente comenzó a trabajar sobre una solución, creando tres tratados de ejercicios, más tarde inventó algunos movimientos de defensa propia basados en su conocimiento de sistemas de lucha Indio. Esto marcó el principio del Templo Shaolin Kung Fu Shaolin Kung Fu.

Muchos sacerdotes Shaolin eran soldados y generales retirados, así, las enseñanzas de Ta Mo fueron enriquecidas y refinadas por lo que los maestros de artes marciales paulatinamente desarrollaron el boxeo (también conocido como Shaolin Ch’uan «El Puño Shaolin» o Shaolin Ch’uan Fa «El Camino del Puño Shaolin]».Ya que los bandidos con frecuencia atacaban el templo en este tiempo, los monjes también contrataron maestros de kung fu para aprender a defenderse mejor. Se volvieron muy hábiles en kung fu y en el rechazar los ataques de los bandidos. Lenta pero férreamente se hicieron de renombre por su valor en las artes marcial y su capacidad de lucha. Debe decirse que no todos los Monjes Shaolin eran monjes guerreros, debían especializarse en áreas de maestría, muchos como profesores de universidad. Aunque no todos los expertos en kung fu de este tiempo estaban enfocados en el aspecto práctico del Arte, sólo los Monjes Guerreros.

Por motivos que se desconocen, el Templo fue cerrado y prohibido en el año 570 DC. Pasaron 30 años antes de que se reabriera. Construido alrededor del mismo tiempo que el Templo de Henan, el Templo Fukien fue integrado en la corriente principal Shaolin alrededor del año 650 DC. y se convirtió en «El Segundo Templo» de Shaolin. Este era un templo mucho más grande que el de Henan y servía como segundo templo principal las veces que Henan era destruido u ocupado.

UNA PALOMA CAGONA


UNA PALOMA CAGONA

Esta vez no erraré el tiro, me dije cabreado. Subí a la azotea. En mis manos la escopeta y en mí ánimo el propósito de matar a la paloma que suele llenarme de excrementos la ropa puesta a secar. La pillé infraganti. La estaba apuntando cuando apareció una morenaza imponente que me preguntó:

-¿Estás apuntando a mi paloma?

-No, voy a dispararle a esas nubes del cielo -señalé-. Los chinos consiguen, por este método, que llueva.

-Me encantan los frikis como tú -aseguró.

Solté la escopeta y sonriendo seductoramente me fui para ella, que mostraba una sonrisa igualita a la mía.