¿ESTÁS SOLA ESTA NOCHE? MI NUEVA NOVELA E-BOOK -ACTUALIDAD-


HOLA AMI@S. PUEDEN ADQUIRIR SI LES APETECE POR 0.99 CÉNTIMOS DE EURO, o 20 PESOS MI NUEVA NOVELA, POR MEDIO DE ESTE ENLACE http://smarturl.it/solakindle
Agradeceré muchísimo sus comentarios en Amazon. ¡FELIZ LECTURA LOS QUE SE ANIMEN!
¿ESTÁS SOLA ESTA NOCHE? (Sinopsis)
Laura, casada con un hombre abúlico, aburrido y carente de sensualidad, cuyos principales intereses en su vida son: el trabajo, su equipo de fútbol favorito, y su dominante madre a la que adora, lleva una existencia totalmente anodina y rutinaria. Laura, mujer educada en el catolicismo, sigue manteniendo en su matrimonio los estrictos principios cristianos de la fidelidad.
Pasa de los cuarenta años cuando por azar, un día de intensa lluvia conoce a Germán, un aventurero al que le acerca, en un principio, la pasión que ambos sienten por las canciones de Elvis Presley.
El hecho de que los dos están casados no evita que surja entre ellos una pasión arrolladora, dominante, sublime, que desconocían hasta entonces y que les lleva a enfrentarse al dramático dilema de: escoger la senda del maravilloso amor conocido por primera vez, o la senda de sacrificar ese amor para no destrozar a sus respectivas familias.
NOVELAS GALARDONADAS DE ANDRÉS FORNELLS.
“Riqueza, amor y muerte” (accésit III Premio Wilkie Collins de Novela Negra), “Tres amantes y un revólver” (ganadora del I premio de novela NQP”, “Los placeres de la hija del embajador” (ganadora del II Premio Incontinentes de novela erótica), “El seductor y la rica heredera” (finalista del premio de novela Ciudad de Almería 2.009), “El pueblo de los milagros” (finalista del premio internacional de novela Territorio de la Mancha 2.006 –Miami—),

EL PIANO Y LA VIDA (MICRORRELATO)

Juguemos a hacer comparaciones.
Digamos por ejemplo que la vida es un
instrumento musical. Bien, escojamos
un instrumento muy conocido que
nos ayude a realizar este juego.
Yo he escogido el piano.
Bien, empleemos la imaginación y digamos
que el piano es la vida. Todos sabemos que
el piano tiene teclas blancas y teclas negras.
Por aquello del luto, diré que las negras
significan la desdicha, y las blancas,
pensando en los vestidos de novia,
diré que son la dicha.
Si queremos obtener una melodía importante
tendremos para ello que emplear las teclas negras
y las teclas blancas. Con nuestra vida ocurre lo mismo,
solo que en este caso las teclas no siempre las tocamos nosotros,
por eso, a menudo, la música que nos tocan no es la que queremos.
Si empleáis vuestra fantasía me escucharéis ahora mismo
interpretar el Himno de la alegría de Ludwig Beethoven.
¡Qué tengáis un buen día, con melodía favorable!

NOVELA NEGRA

diego-final
DIEGO EGARA, DETECTIVE: UN LIBRO APASIONANTE, DIVERTIDO
OFERTA ESPECIAL DE PROMOCIÓN
EUR E-BOOK 0.99 http://smarturl.it/DE1kindle?IQid=blog
EUR PAPEL 7.84 http://smarturl.it/DE1amazon?IQid=blog
NOVELA NEGRA
Cuando un lector terminó
de leer la misteriosa, angustiante,
escalofriante novela negra
que lo había mantenido insomne
durante un par de días,
y pudo cerrarla por fin,
suspiró con enorme alivio:
el asesino que buscaba
denodadamente el sagaz
e infalible inspector de policía
no era él.

SIN ELLA (MICRORRELATO)

a-sin-ella
No quiero salir a la calle. No quiero ver nada ni a nadie. Ni que nadie me vea. Aquí, encerrado en el dormitorio, la sigo teniendo. Sigo percibiendo su perfume, escuchado su amada voz, sintiendo su presencia a mi alrededor. Escucho su andar ligero, su caminar de pasos suaves, elegantes. La cercanía de su almizclado, amoroso aliento.
Aquí dentro, ella todavía existe para mí. Si abandono esta habitación la habré abandonado también a ella, y eso no puedo hacerlo, no debo hacerlo, no quiero hacerlo.
Por entre los visillos de la ventana, que sus primorosas manos elaboraron, advierto que está oscureciendo. Se desvanece poco a poco la claridad del día. Es una circunstancia exterior que no me afecta. Dentro de mí se hizo noche, noche eterna, a partir del momento en que la perdí. Noche oscura, negra, fatídica, macabra, que me envolvió con su negro y siniestro manto dejándome sin luz interior.
Cuando unes de verdad tu vida y tu alma a otra persona quedas solo con la mitad del ser humano que eras antes de realizarse esa prodigiosa unión, y esa mitad que diste ya no puedes recuperarla nunca más. La has perdido para siempre. Se la llevó ella.
Y con esa mitad que me queda ahora debo yo seguir viviendo, ¿pero puede llamarse vivir a lo que uno hace cuando está muerto por dentro?

MERCEDITAS LLEVABA CAMINO DE QUEDARSE PARA VESTIR SANTOS (MICRORRELATO)

a-merceditas-camarera-de-pisos-hosteleria
Merceditas Lunares, equiparando injustamente a todos los hombres con su nada atractivo padre que, más que roncar atronaba, desprendía gases asfixiantes, igual si comía frijoles como otros alimentos menos propicios, solía decirle a su madre y a sus amigas de confianza, que ella no se casaría nunca, pues no les encontraba a los hombres atractivo ninguno.
—Son vulgares, groseros y feos.
Merceditas Lunares trabajaba de camarera en un hotel. Cierta mañana metió la llave en la cerradura de una de las habitaciones. El hombre que la ocupaba, debido al calor que hacía se hallaba desnudo en ella. Debido al apuro que a él le entró de ser descubierto sin ropa, no se le ocurrió otra cosa, para ocultar su desnudez, que encerrarse rápido dentro del armario.
Merceditas Lunares, que era una gran amante de los boleros, entró en la estancia canturreando su bolero favorito:
—“Si tú me dices ven, lo dejo todo…”
Se le cortó el canto al abrir el armario para colocar dentro la manta que traía, y paralizada de asombro, la boca descolgada y los ojos muy abierto, se quedó mirando al hombre que se hallaba tan desprovisto de ropa como cuando su buena madre lo trajo al mundo.
La visión del mismo, cambió por completo el negativo juicio que Merceditas Lunares había mantenido hasta entonces sobre los hombres: El que tenía delante suya era increíblemente hermoso, En especial de cintura para abajo, pues su mano no conseguía ocultar del todo lo que él pretendía tapar. Fue ella la primera en recobrar el habla y balbucear:
—¿Qué hace usted aquí?
Él, recuperándose en parte del bochorno, y habiéndole gustado ella nada más verla respondió, galante:
—No lo he sabido hasta este mismo momento. Te estaba esperando a ti.
—¿Para qué? —coloradas sus mejillas como dos tomates maduros.
—Para invitarte a cenar.
—¿Desnudo o vestido? —ya con sorna ella.
—Bueno, si tú me das tu aprobación, vestido primero y, después, si te viene al gusto, desnudo.
—Eres seductoramente atrevido.
—Y tu seductoramente irresistible.
Para que se complazcan los amantes de los finales felices, seis meses después del inesperado encuentro entre Merceditas Lunares y Eugenio Gálvez, él dentro de un armario, y ella fuera, contrajeron matrimonio y fueron extraordinariamente felices.

ESE AMIGO QUE NUNCA QUISO SEPARARSE DE MÍ (MICRORRELATO)

a-ese-amigo-que-nunca-quiso-separarse-e-mi-2
“A nadie que te quiera de veras lo perderás en los laberintos que nos crea el azar” solía decirme mi entrañable abuela Rosa.
Esto me lo demostró un perro que recogí de muy chico. Por lo achinados que tenía los ojos, le puse de nombre “Mandarín”. “Mandarín” fue, como lo son la gran mayoría de los perros: fiel, inteligente y cariñoso. Cuando sus patas adquirieron la suficiente fortaleza, lo saqué todas las mañanas a dar un paseo. Me encantaba verle marchar a mi lado, muy chulo él, con la cabeza alta como si quisiera demostrarle al mundo entero que se sentía orgulloso de tenerme a mí por compañero de su vida.
A menudo, cuando yo permanecía demasiado tiempo concentrado en mi trabajo con el teclado y el ordenador, exteriorizaba unos gemidos de tristeza que me obligaban a hacer un alto en mi labor y dirigirle la palabra:
—¿Qué te pasa, “Mandarín”, que rezongas igual que una vieja malhumorada?
Inmediatamente él convertía su rabo en un eufórico ventilador y se acercaba a colocar su noble cabeza en lo alto de mi muslo para que se la acariciase. Yo se la acariciaba durante un par de minutos y después le decía:
—Ya tuviste tu ración de pamplinas. Ahora túmbate tranquilo y déjame trabajar que tengo mucha tarea por hacer.
Y él se tendía a dos pasos de mí, sin perderme de vista sus ojos color miel hasta que se le cerraban y quedaba traspuesto.
Hay gente que, cuando se refiere a perros muy inteligente dice: “Solo le faltaba hablar”. A “Mandarín” ni eso, porque hablaba, a su modo, claro.
Uno de tantos domingos por la mañana, que me lo llevé al campo para que los dos hiciéramos ejercicio y respirásemos aire limpio, de pronto “Mandarín” salió disparado detrás de una liebre, desapareció por el fondo de una quebrada y ya no regresó a mi lado. Creo que no se extravió. Creo que alguien se adueñó de él porque era un animal muy bonito, alegre y manso.
El caso es que yo le busqué durante horas y horas, hasta bien entrada la noche, en que tuve que darme por vencido. El disgusto mío fue tremendo. Le tenía a “Mandarín” un gran cariño.
En adelante, con harta frecuencia pensaba en él y lo echaba de menos. De vez en cuando miraba hacia el lugar de la estancia donde él solía colocarse, llevado yo de la ilusoria esperanza de que apareciese de pronto.
Transcurrieron varios días. Empecé a hacerme a la idea de que lo había perdido irremediablemente. Hasta que una mañana escuché unos ladridos provenientes de la puerta de la calle. Corrí presuroso a abrirla y allí estaba “Mardarín”, sucio, esquelético, rodeado su cuello con una cuerda. Se me lanzó encima en una explosión de alegría tal que me conmovió hasta los mismos cimientos del alma. Le acaricié, le dije las palabras más tiernas que en aquel momento me brotaron directamente del corazón. Entre la veintena de mayores alegrías que me he llevado a lo largo de la vida, su regreso fue una de ellas.
Hace un par de semanas volví a perder a “Mandarín”. Esta vez irremediablemente para siempre. Es una imperdonable crueldad que la vida de los perros sea tan corta. “Mandarín” solo pudo permanecer catorce años a mi lado. Vivo, claro, porque en el recuerdo lo sigo teniendo conmigo.

SE LE LLENÓ EL DORMITORIO DE OLOR A NARDOS (MICRORRELATO)

azucenas-desde-el-mas-alla
Una anciana, con pasitos cortos y arrastrando sus cansados pies, se coloca delante del vetusto espejo de un armario antiguo y desvencijado. En el plateado azogue, que picoteó el inmisericorde transcurrir de muchos años, se mira fijamente y retrocede en el tiempo. Y en ese retroceso se ve junto a su añorado esposo (fallecido el invierno anterior). Son jóvenes y llevan ambos puestas, todavía, sus tradicionales ropas de recién casados.
—Aquí estamos reflejados tú y yo, mi amor —evoca, escucha le dijo él entonces manteniéndola tiernamente abrazada por la cintura—: Inmortalicemos esta imagen. Quedémonos para siempre aquí presentes, juntos, el resto de nuestra vida.
Y la buena mujer, cargada de años, de arrugas y de achaques, puede verse ella y su llorado marido tal como se vieron en su noche de bodas.
—Ya no tardaré mucho, mi amor, en reunirme contigo — murmura con un hilo de voz—. Ten un poco más de paciencia.
Aun flota en el aire el eco de sus sentidas palabras cuando invade la estancia un fuerte olor a nardos, la flor preferida de ella, flor que con frecuencia la obsequió el hombre que tanto la había amado y con el que anhela reunirse muy pronto.

SELECCIÓN DE RELATOS AMERICANOS I (LIBROS)

asunto-portadaamericanos-i
HOLA AMI@S. ADQUIRID, SI OS APETECE, POR 0.99 EUR. MI NUEVO LIBRO “SELECCIÓN DE RELATOS AMERIANOS” HACIENDO CLIC EN ESTE ENLACE smarturl.it/RelatosAmericanosI
Agradeceré muchísimo vuestros comentarios en Amazon, de un par de líneas, o más.
SINOPSIS La codicia, el odio, la venganza y el amor
son sentimientos inherentes a los seres humanos desde
tiempo inmemorial, que perviven hoy en calidad de imperecederos.
El lector de todas las sociedades ha sentido en muchos momentos
de su vida fascinación por la violencia, la intriga y la sangre.
Esta antología reúne treinta relatos de género negro, con historias centradas en la dureza de la vida, y ambientadas en Estados Unidos: strippers, cabareteras, prostitutas, damas de la alta sociedad; mafiosos, criminales, delincuentes de poca monta y poderosos magnates, se enfrentan a las leyes o se sirven de ellas para lograr los fines que persiguen su ambición, maldad o defensa de la justicia.
Los amantes de las emociones fuertes disfrutarán con un variado despliegue de acciones, generalmente violentas entre asesinos, ladrones, maltratadores y defensores de la ley y el orden.
Escenarios para el delito y el crimen son la noche con sus peligros agazapados, los hoteles, las agencias de detectives, las fiestas ostentosas de los multimillonarios, etc.
Dentro de una vorágine de violencia, crueldad y sangre, algunos héroes urbanitas luchan por sobrevivir y lograr que afloren y prevalezcan, entre tanta podredumbre, sentimientos tan valiosos como la justicia, la solidaridad y el amor.
Si alguno tiene la amabilidad de querer dejar una opinión puede hacerlo entrando en el enlace del libro en amazon y, un poco más abajo, sale en amarillo «Escribir mi opinión». Allí os lleva a una página para elegir el producto que quiere dar una opinión, y allí puntuar con unas estrellas y escribir la opinión. Muchísimas gracias por todo. ¡FELIZ LECTURA!