¿DE DÓNDE VENIMOS REALMENTE?

¿DE DÓNDE VENIMOS REALMENTE?

Según escuché decir, algunos días atrás, a un astrónomo muy prestigioso, es muy probable que la vida llegara al planeta Tierra en unas bacterias encerradas dentro de un meteorito procedente de Marte. O sea que tanto fantasear sobre los marcianos, y a lo mejor resulta que todos nosotros lo somos. ¡Asombroso!

Yo ya lo he sospechado más de una vez, fijándome en lo raros que somos muchos de nosotros. ¿Ejemplos? A porrillo. Para no cansar, pondré sólo un par de ellos que reconocerá todo el mundo. Baja a segunda división un equipo de fútbol que era de primera, y enseguida sus fans se echan a la calle a protestar y a lamentarse de lo que ellos consideran una desgracia inigualable. Se quedan varios millones de terrícolas sin empleo y todo el mundo callado, metido en su casa esperando que un milagro les devuelva el puesto de trabajo perdido. Llegan las elecciones y con ellas la posibilidad de votar a alguien que pueda sacar el país de todo el paro y miseria que padece. ¿A quién votan? ¡Exactamente al que dice las mayores mentiras y hace las promesas más imposibles de cumplir! ¿Por qué? Por la increíble facilidad para ilusionarse que poseen un gran número de votantes.

Es como el rollo de Santa Klaus, Papa Noel o los Reyes Magos. Los niños, ilusionados, les escriben cartas pidiéndoles en ellas miles de cosas que ansían tener. Para eso no les da pereza ninguna, todo lo contrario a lo que puede ocurrirles en el colegio que le da flojera hasta coger el lápiz. Pero llegada la gran fecha, los papás pobres sólo les dejan a los grandes pedidores de sus niños una bolsita de caramelos o un bolígrafo. Un primo mío fue una bolsita de caramelos lo que recibió y ahora los vende en un tenderete frente al cine Garbo. Y yo, que recibí un bolígrafo, ando malviviendo de escribir aquello que me pasa por la cabeza. Para que luego digan que no hay sucesos en la infancia que te marcan la vida.

Bueno, ya expuestos este par de ejemplos que evidencia la veracidad de lo afirmado por mí, sólo me resta pedir, a quien corresponda, que el próximo envío de meteoritos con bacterias, que están sean de la máxima calidad y salgan de ellas un exagerado número de grandes personajes como Jesucristo, Cleopatra, Buda, Santa Teresa, etc.

Bueno, que sea la esperanza lo último que perdamos. ¿Vale?

Opinión de mis lectores

He recibido opiniones de algunos de mis lectores, y he creído que sería algo bonito el compartirlo con vosotros. Aquí os muestro dos.

Los personajes y los ambientes (que son muchos) están muy bien dibujados. Cada uno de ellos con una personalidad muy diferente y distinta de los demás. Que no es fácil. El tono narrativo se mantiene a lo largo del libro. El protagonista principal no decae en ningún momento. El humor es excelente. A veces incluso huele a parodia de novela negra. Muy bien conseguido el personaje, Javi Madriles. El libro se lee fenomenalmente sin aburrir en ningún momento, lo que es mucho mérito.

RAMÓN

Nada más terminar de leer tu novela con un nombre tan sugerente como Jazmín significa amor voluptuoso, me dispongo a expresarte mi más sincera opinión tan rápida como su lectura apenas realizada en 24 horas. Esto quiere decir que su amenidad y enganche es una de las características principales con un final muy acertado ya que engloba en mi opinión la intencionalidad oculta de la novela.

Lo que más me ha gustado de la novela es la valentía en exponer de forma equilibrada dos planos muy diferentes de tratamiento y consideración del sexo. Por un lado el tradicional y auto represivo con sus correspondientes connotaciones morales tan bien representado por la familia de las dos hermanas Lela y Gema como por la familia de Nando. Y por otro el rupturista y libertino de Gema, Lela y su amiga escolar principalmente, a quienes el sexo las libera, esclaviza y en determinados momentos las dramatiza.

Buen equilibrio emocional en las situaciones creadas con excelente técnica narrativa y elegancia descriptiva en las diferentes relaciones sexuales. Exentas de cualquier intencionalidad obscena, con sumo gusto y fina delicadeza se hace participe al lector del sentimiento emocional de unos personajes dotados de cuerpos y almas. Es la misma emoción con la que el escultor modela de forma artística unos cuerpos que sirven para resaltar la belleza humana a través de la percepción hedonista. En este aspecto tu literatura erótica dignifica el significado del sexo en cuanto a su función humana se refiere, tanto en sus consecuencias positivas y negativas. Nada es gratuito y aséptico en las relaciones sexuales de los diferentes personajes si no que cada uno de ellos las interpreta con un contenido e intencionalidad concreta.

No cabe más que felicitarte por los momentos tan agradables, por no decir “cachondísimos” que nos has hecho pasar.

IÑAKI


Tu opinión es muy importante para mí. Anímate a formularla.

Gracias a todos los lectores que me siguen.