TU VOTO PUEDE SER DECISIVO, MUJER (OPINIÓN)

Queridas mujeres. Adorables mujeres. Imprescindibles mujeres.
Esos políticos que no se acuerdan de vosotras, de vuestros mayores,
ni de vuestros maridos, ni de vuestros hijos, ahora en las elecciones,
sabedores de que vuestros votos pueden darles el poder que necesitan para perpetuarse en sus privilegiados cargos, os ensalzarán, os dirán que sois lo más grande de toda la creación. No permitáis que os engañen, que obtengan vuestros votos para continuar viviendo como reyes mientras todos los currantes, femeninos y masculinos, reciben salarios de miseria y viven como mendigos. Estudiad un poco las vidas de esos que tratan de conquistaros, de embaucaros. Enteraros de cómo son en realidad fuera de la política, y no creáis ciegamente en lo que os dicen en campaña electoral. Y una vez averiguado algo sobre ellos, sobre sus méritos personales, entonces votadles o no.

SOBRE LOS JUBILADOS Y LAS JUBILADAS (OPINIÓN)

Vengo escuchando que la mayoría de los políticos, cuando hablan de las pensiones de los jubilados suelen decir que se merecen una paga por haber cotizado durante muchos años. No señores políticos y señoras políticas, los jubilados se merecen una paga por lo que cotizaron y porque gracias a su trabajo de toda una vida han contribuido al bienestar que todos los españoles disfrutamos ahora, incluidos los elevados sueldos de sus señorías, la extraordinaria Sanidad que nos beneficia a todos, los posibles estudios universitarios de nuestros hijos y la protección a las masas de migrantes que nos llegan todos los días y que algunos políticos ocultan por si acaso les perjudica electoralmente.
Pues sí, señores políticos y señoras políticas, las pensiones no sólo se las merecen los jubilados por haber cotizado, se las merecen por haber creado en España la riqueza que hoy en día existe, conseguida a base de dejarse la piel y la salud recibiendo unos pobres salarios, a años luz de los que cobran ustedes.

SOBRE EL CÁNCER DE MAMA (OPINIÓN)

(Copyright Andrés Fornells)
Todas las enfermedades son crueles, injustas y traumatizantes. Entre ellas, por ser principalmente de la mujer, se halla el cáncer de mama. Esta terrible enfermedad ataca a una parte de la anatomía femenina que ha sido glosada por escritores, poetas, pintores, escultores y otros artistas.
Los senos de las mujeres, aparte de poseer una belleza natural (cualquiera que sea su tamaño), generan para los hijos, en su época de lactancia, el mejor de todos los alimentos existentes.
En la actualidad, según sea su gravedad existen dos tratamientos para este tipo de cáncer: la mastectomía y la lumpectomía.
Los cirujanos son los que deciden cuál de ellos dos es el mejor para el paciente. Algunos cirujanos son capaces de remodelar la parte de seno que ha sido extirpada para que el trauma que sufre la mujer, con esta operación, sea menor.
Hoy y siempre debemos no solo luchar para que se prevenga, cure y desaparezca este terrible cáncer, sino también para que las personas sanas demuestren a las personas afectadas por el mismo, total empatía y ese cariño muy especial que tanto necesitan.

ALGUNOS JÓVENES CON MANDO NO QUIEREN A LOS VIEJOS (OPINIÓN)

(Copyright Andrés Fornells)
Con cierta frecuencia, todos deberíamos repasar el archivo de nuestros recuerdos lejanos porque esto puede servirnos para recuperar mucho del agradecimiento perdido.
Esos jóvenes desalmados actuales cuya boca se llena con la palabras eutanasia, porque se creen que ellos permanecerán jóvenes eternamente, me permito decirles que la arrogancia conque hablan ahora se les arrugara cuando se les arrugue también la piel y se den cuenta de que vivir, a cualquier edad es hermoso, y querrán abolir las leyes que ahora quieren imponer.
El principio cristiano de que Dios nos dio la vida y solo Dios nos la puede quitar, es hermoso, generoso y especialmente humano.
Nadie tiene derecho a decidir, ni aconsejar a nadie que lo mejor para él es que lo maten familiares, enemigos y gobiernos desalmados, después de haber dedicado 50 o 60 de su vida a trabajar hasta el agotamiento para sus hijos, familiares y su país, porque has dejado de ser productivo.
La historia nos ha demostrado la existencia de muchos ancianos que a su muy avanzada edad han sido capaces de realizar investigaciones científicas que han servido para salvar muchas vidas y obras de arte que muchos jóvenes arrogantes ni han sido capaces de igualar, ni lo serán nunca porque el talento, amigos de la eutanasia, no es patrimonio de la juventud sino patrimonio de quien lo posee.
Yo solo conocí a dos de mis abuelos: Silvino y Rosa y fueron tan maravillosos para mí que, si existiese una magia que permitiese devolver la vida a las personas amadas que murieron mucho tiempo atrás, yo se la devolvería inmediatamente.
Las personas que ahora son viejas, de jóvenes emplearon todas sus fuerzas y todos sus conocimientos para que nosotros tuviéramos una existencia mejor que la tenida por ellos. Solo una porquería de personas (que no merecen ese nombre), unos monstruos desagradecidos, pueden pensar, proponer y determinar que ahora, porque ya no les quedan energías con las que poder procurarnos bienestar, a esos ancianos los quitamos de en medio como si fuesen muebles vetustos sin corazón, sin sentimientos, sin conocimientos y sin recuerdos.
Evidentemente el plástico está afectando las mentes de algunos terrícolas y su cerebro sólo es Material sintético, obtenido por polimerización del carbono, que puede ser moldeado mediante presión o calor.

QUE DIFICIL ES SER MUJER (OPINIÓN)

(Copyright Andrés Fornells)
A la mujer, para tener éxito en esta sociedad tan despiadada en la que vivimos, se lo ponen muy difícil tanto en lo personal como en lo profesional. Desde muy tierna edad la mujer ha de preocuparse de mil cosas, de las que los hombres quedan exentos. La mujer ha de preocuparse a la hora de escoger entre la maternidad o triunfar en su carrera. Corre peligro yendo sola por según que zonas de las ciudades. Es agredida impunemente por muchos hombres, tanto de palabra como de obra. Y vituperada por muchas mujeres de lengua viperina como se desvíe un poco de la conducta moral que la sociedad le ha designado restringiendo con ello su libertad. Y las estadísticas del primer mundo se permiten echarles las culpas de que no haya más niños en el mundo para incorporarles al sistema productivo cuando llegaran a la edad laboral.
La mujer, para que no le arruinen la existencia debe tener una nariz bonita, una boca preciosa, una figura de sílfide y un aliento que huela a jazmín. En cuanto a los ojos, si no tiene el defecto de que sea bizca se le suele perdonar (no siempre) el tamaño, el color y hasta la forma.
Otra canallada más en contra de la mujer es que, aparte del rostro que gracias a cremas carísimas puede mantenerlo más o menos joven y lozano, las curvas que tanto atraen a los varones, hasta el punto de concederle un valor máximo en el cuerpo femenino, tienen en ellas una cruel tendencia a descolgarse con el paso de los años.
Con respecto a los hombres, el canon de restricciones cambia radicalmente. Los hombres pueden tener una nariz como un pimiento morrón, una boca del tamaño de un palillo o del tamaño de un donut, que encuentra comprensión y hasta despierta simpatía porque le encuentran cierto parecido con un gracioso payaso. Los ojos, hasta en el caso de que los tenga muy bobos, encuentra comprensión e incluso el calificativo favorable de graciosos. Los hombres pueden ser gordos (lo disculpan llamando a su barrigón la curva de la felicidad), flacos, altos y bajos, que para todo ello encuentra comprensión y justificación y solo muy pocos se acomplejan de su falta de estética, de belleza, de proporción, de lo lejos que están del hombre de Vitruvio de Leonardo da Vinci. Al hombre también se le disculpa que su bocaza huela a ajos de culebra.
Por todo lo anterior, una persona que como yo ejerzo de concienzudo observador, puedo exponer, lamentar y reconocer honestamente: ¡Qué es muy difícil ser mujer!