ALGUNOS JÓVENES CON MANDO NO QUIEREN A LOS VIEJOS (OPINIÓN)

(Copyright Andrés Fornells)
Con cierta frecuencia, todos deberíamos repasar el archivo de nuestros recuerdos lejanos porque esto puede servirnos para recuperar mucho del agradecimiento perdido.
Esos jóvenes desalmados actuales cuya boca se llena con la palabras eutanasia, porque se creen que ellos permanecerán jóvenes eternamente, me permito decirles que la arrogancia conque hablan ahora se les arrugara cuando se les arrugue también la piel y se den cuenta de que vivir, a cualquier edad es hermoso, y querrán abolir las leyes que ahora quieren imponer.
El principio cristiano de que Dios nos dio la vida y solo Dios nos la puede quitar, es hermoso, generoso y especialmente humano.
Nadie tiene derecho a decidir, ni aconsejar a nadie que lo mejor para él es que lo maten familiares, enemigos y gobiernos desalmados, después de haber dedicado 50 o 60 de su vida a trabajar hasta el agotamiento para sus hijos, familiares y su país, porque has dejado de ser productivo.
La historia nos ha demostrado la existencia de muchos ancianos que a su muy avanzada edad han sido capaces de realizar investigaciones científicas que han servido para salvar muchas vidas y obras de arte que muchos jóvenes arrogantes ni han sido capaces de igualar, ni lo serán nunca porque el talento, amigos de la eutanasia, no es patrimonio de la juventud sino patrimonio de quien lo posee.
Yo solo conocí a dos de mis abuelos: Silvino y Rosa y fueron tan maravillosos para mí que, si existiese una magia que permitiese devolver la vida a las personas amadas que murieron mucho tiempo atrás, yo se la devolvería inmediatamente.
Las personas que ahora son viejas, de jóvenes emplearon todas sus fuerzas y todos sus conocimientos para que nosotros tuviéramos una existencia mejor que la tenida por ellos. Solo una porquería de personas (que no merecen ese nombre), unos monstruos desagradecidos, pueden pensar, proponer y determinar que ahora, porque ya no les quedan energías con las que poder procurarnos bienestar, a esos ancianos los quitamos de en medio como si fuesen muebles vetustos sin corazón, sin sentimientos, sin conocimientos y sin recuerdos.
Evidentemente el plástico está afectando las mentes de algunos terrícolas y su cerebro sólo es Material sintético, obtenido por polimerización del carbono, que puede ser moldeado mediante presión o calor.

QUE DIFICIL ES SER MUJER (OPINIÓN)

(Copyright Andrés Fornells)
A la mujer, para tener éxito en esta sociedad tan despiadada en la que vivimos, se lo ponen muy difícil tanto en lo personal como en lo profesional. Desde muy tierna edad la mujer ha de preocuparse de mil cosas, de las que los hombres quedan exentos. La mujer ha de preocuparse a la hora de escoger entre la maternidad o triunfar en su carrera. Corre peligro yendo sola por según que zonas de las ciudades. Es agredida impunemente por muchos hombres, tanto de palabra como de obra. Y vituperada por muchas mujeres de lengua viperina como se desvíe un poco de la conducta moral que la sociedad le ha designado restringiendo con ello su libertad. Y las estadísticas del primer mundo se permiten echarles las culpas de que no haya más niños en el mundo para incorporarles al sistema productivo cuando llegaran a la edad laboral.
La mujer, para que no le arruinen la existencia debe tener una nariz bonita, una boca preciosa, una figura de sílfide y un aliento que huela a jazmín. En cuanto a los ojos, si no tiene el defecto de que sea bizca se le suele perdonar (no siempre) el tamaño, el color y hasta la forma.
Otra canallada más en contra de la mujer es que, aparte del rostro que gracias a cremas carísimas puede mantenerlo más o menos joven y lozano, las curvas que tanto atraen a los varones, hasta el punto de concederle un valor máximo en el cuerpo femenino, tienen en ellas una cruel tendencia a descolgarse con el paso de los años.
Con respecto a los hombres, el canon de restricciones cambia radicalmente. Los hombres pueden tener una nariz como un pimiento morrón, una boca del tamaño de un palillo o del tamaño de un donut, que encuentra comprensión y hasta despierta simpatía porque le encuentran cierto parecido con un gracioso payaso. Los ojos, hasta en el caso de que los tenga muy bobos, encuentra comprensión e incluso el calificativo favorable de graciosos. Los hombres pueden ser gordos (lo disculpan llamando a su barrigón la curva de la felicidad), flacos, altos y bajos, que para todo ello encuentra comprensión y justificación y solo muy pocos se acomplejan de su falta de estética, de belleza, de proporción, de lo lejos que están del hombre de Vitruvio de Leonardo da Vinci. Al hombre también se le disculpa que su bocaza huela a ajos de culebra.
Por todo lo anterior, una persona que como yo ejerzo de concienzudo observador, puedo exponer, lamentar y reconocer honestamente: ¡Qué es muy difícil ser mujer!

ESE EXTRAORDINARIO Y YA LEJANO MAYO FRANCÉS DE 1968 (opinión)

(Copyright Andrés Fornells)
Mónica Dondena, una buena amiga, me ha pedido comente algo sobre ese famoso Mayo Francés, que ha quedado dentro de los eventos más importantes de la historia europea.
Como todo el mundo conoce se produjo en el mencionado mes de mayo una cadena de protestas que surgió principalmente en París. La iniciaron los estudiantes de izquierdas mostrándose abiertamente contrarios a la dominante sociedad de entonces. A ellos se unieron los obreros de las industrias, los sindicatos y el Partido Comunista Francés. Y tuvo lugar la mayor huelga de todos los tiempos. Estos hechos influyeron en el movimiento hippie, contrario también al sistema capitalista establecido. Se organizaron numerosas protestas, disturbios, barricadas. Volaron adoquines y cócteles molotov y hubo pintadas geniales que han pasado a la posteridad: La imaginación al poder, Prohibido prohibir, Nada está prohibido, excepto ser de derechas, La palabra vence al silencio, etc.
Pero al final, este movimiento que había ilusionado profundamente a toda Europa se disolvió como un azucarillo en taza de café cuando el general De Gaulle anunció elecciones anticipadas.
Quienes quieran saber más sobre este apasionante Mayo Francés encontraran en libros y asimismo en Internet una extensa y apasionante información.
Al final este movimiento importantísimo no tuvo toda la repercusión y trascendencia que se esperaba. Perdió fuelle demasiado rápido.
Luego ocurrió lo que suele ocurrir con tantas revoluciones heroicas y hermosas. Muchos de aquellos estudiantes revolucionarios sumaron años y se convirtieron en capitalistas tan capitalistas e insolidarios como aquellos otros contra las que tan apasionada y airadamente había protestado, demostrando cuan cierto es que, la juventud es una enfermedad que cura el paso de los años, y que los grandes sueños no duran más allá del tiempo que les permite la cruda realidad y la codicia humana.

SOBRE EL FÚTBOL (OPINIÓN)

(Copyright Andrés Fornells)
Soy uno de los muchos ciudadanos que les gusta el futbol (qué le voy a hacer, conozco aficiones bastante peores) y estoy pendiente de todos los resultados que se dan en los partidos que se juegan en la primera división, (en la actualidad prácticamente todos los días de la semana). Hay un par de equipos que son mis favoritos y me alegra cuando ganan y me contraría cuando pierden. Esto es normal en mí, pero no lo es en una gran mayoría de seguidores de este deporte (que alguna vez, mucho tiempo atrás, parece ser calificaron de noble), por lo que dicen los medios de comunicación fanatizados, partidistas y energúmenos en bastantes casos.
Comento esto porque se está llegando a un punto en que todos o casi todos esos medios con audiencias muy importantes, no hablan más de futbol, de jugadas magníficas, de técnicas depuradas en el manejo del balón, de pirueta circense, de malabarismo incluso, sino que hablan casi exclusivamente de los árbitros. Y se es benevolente e incluso mentiroso cuando se justifica que los árbitros han podido tomar durante un partido alguna decisión a favor del equipo de sus amores y se condena sañudamente, incluso con insultos muy graves (condenablemente graves), al árbitro que creen ha perjudicado a su equipo sin importarles, al hacerlo, faltar a la verdad y a la justicia. Y repiten miles de veces en moviolas televisivas esos errores posibles (a menudo inexistentes) en los cuales el juez de una contienda ha tenido que decidir una falta, una jugada, en una fracción de segundo sin contar con ningún medio técnico aparte de sus ojos. Para ellos no hay moviola ni repaso miles de veces de la jugada supuestamente errónea.
Señores fanatizados, por favor, dejemos tranquilos a los árbitros porque ellos se equivocan como nos equivocamos todos los mortales, para bien o para mal, y hablemos de fútbol que es un deporte emocionante, viril, habilidoso y bello a los ojos de aquellos que lo aman de verdad.

NO SOMOS ROBOTS (OPINIÓN)

(Copyright Andrés Fornells)
Miro a mi alrededor. Miro cerca y miro lejos. Miro con ojos realistas y críticos. ¿Y qué veo que me entristece, me deprime y me asusta profundamente? Veo un desarraigo que, al igual que el ojo de un terrible huracán, crece y crece, y destruye y devasta todo cuanto encuentra a su paso.
Este huracán al que me refiero es el desarraigo. El desarraigo que se está produciendo, cada vez con mayor intensidad en gran parte de la humanidad. Un desarraigo que comienza dejando de dar importancia a la patria de uno, a las tradiciones de sus ancestros, a sus valores, a la unión de la familia y, finalmente, a los propios padres.
A mí, todo esto me parece terrorífico. Si una persona deja de amar a la tierra donde nació, a la gente que le rodea, a las personas que le demuestran afecto, a los progenitores que le dieron la vida y lo cuidaron, se convierte en una isla despoblada en la que se obliga a subsistir sin el imprescindible alimento de los afectos, de los sentimientos hermosos que hacen la vida merecedora de ser vivida, y se transforma en una especie de robot que no aprecia la sublimidad de la belleza, la generosidad de los lazos familiares, la grandeza de la amistad y desconoce que el amor nos es imprescindible.
Los robots les son muy útiles a los acumuladores de riqueza porque gracias a ellos se ahorran los salarios de muchos obreros a los que condenan al desempleo, a la miseria y a la desesperación.
Los predicadores del desarraigo y sus seguidores pretenden eliminar lo que hace tan especiales, tan grandes, tan extraordinarios, a los seres humanos. Lo repetiré: La sublimidad de la belleza, la generosidad de los lazos familiares, la grandeza de la amistad y desconoce que el amor nos es imprescindible.

UN BREVE Y MODESTO COMENTARIO SOBRE RELIGIONES (opinión)

(Copyright Andrés Fornells)
No sé si será cierto, pero alguien que asegura haberlas contado, ha dicho que en nuestro mundo existen 4.200 religiones. Probablemente sean más. Hay tribus que viven en lugares muy remotos que, posiblemente ignoremos cual es la que ellos practican.
Pero da igual si son algunas más, o algunas menos. Yo he extraído de aquellas que conozco un poco, por haberlas estudiado en mis años estudiantiles, años en los que nos preocupa de un modo muy especial el cuerpo y el alma. El cuerpo por la arrolladora necesidad de conocer al sexo opuesto que tanto nos intriga, atrae y apasiona.
Otro día, si se tercia, reflexionaré sobre ese sexo opuesto que puede llevarnos al paraíso o al infierno dependiendo de la reciprocidad en materia de atracción, deseo, voluptuosidad, placer, etc.
Volviendo al asunto de la religión, de la media docena de ellas que tengo relativamente estudiadas, he apreciado que predican como conductas principales prodigar la tolerancia, la solidaridad, la compasión, la caridad, la paz y el amor.
Queridos amig@s, si todos, siendo o no seguidores de ésta, o de aquella religión, mantuviésemos en nuestra vida cotidiana estas conductas principales que acabo de enumerar, viviríamos en un mundo ideal.
Tan difícil no parece. Yo me apunto a intentarlo. ¿Alguien más se apunta?

HOY DEBERÍA SER UN DÍA MUY SERIO (OPINIÓN)

(Copyright Andrés Fornells)
La ignorancia permite a buena parte de la humanidad convertirse en frívola, descreída y ciega seguidora de modas.
Pongo por ejemplo el día de hoy: DIA DE LOS SANTOS INOCENTES. Un día en el que deberíamos recordar hechos de un dramatismo atroz, lo dedicamos a la broma, a la risa a: “Vamos a contar mentiras tralará, vamos a contar mentiras…”
Y todos a ejercer la desternillante carcajada, a gastarnos bromas (por lo general más pesadas que ligeras):
—Oye, anoche se me apareció en sueños uno que le debes dinero y me dijo que te va a dar más palos que a una estera.
—Oye, la que enterrasteis la semana pasada no era tu odiada suegra, pues acabo de verla vivita y coleando camino de tu casa.
—Oye, corre para tu casa que acabo de ver te están robando tu coche nuevo aparcado en la calle.
—Oye, me han dicho que van a despedirte por un ajuste de plantilla que está haciendo la dirección de la empresa en que trabajas
Bromas, bromas, bromas, y muchas de ellas de mal gusto, cuando no crueles y perjudiciales. ¿Pero a santo de qué todo este jolgorio, señores bromistas? ¿Han echado una mirada a la Historia Universal? ¿Se han enterado de que tal día como hoy, siglos atrás, un maldito asesino llamado Herodes, con la intención de quitar de en medio al niño que creían sería con el tiempo rey de los judíos ordenó matar a todos los niños menores de dos años existentes en Belén y alrededores (también, para engrosar su enorme suma de maldades ese sanguinario se cargó a varios miembros de su familia: concretamente a su mujer y sus dos hijos)?
¿Saben qué dijo de Herodes el emperador Augusto? Dijo: “Es mejor ser un perro de Herodes, que ser uno de sus hijos”.
—¡Vamos, vamos, vamos!¡Seamos más serios y gastémonos bromas cualquier día que no sea precisamente hoy, porque hoy es una broma de muy mal gusto gastar bromas!
¡Ay!, me temo que muchos creerán que este escrito mío es una broma.

TODO ESTÁ MEZCLADO (OPINIÓN)

(Copyright Andrés Fornells)
Hasta el día de hoy todo cuanto sabemos sobre los orígenes del ser humano, desde el primero al último de nosotros descendemos de nuestro ancestro más lejano que fue africano.
Por muchas barreras que pongan los gobiernos, los racistas y los clasistas llevamos genes hermanos y como hermanos deberíamos tratarnos los unos a los otros si fuésemos mejores personas de lo que somos. Tengámoslo presente.

OLVIDOS CRUELES (OPINIÓN)

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Seamos generosos y en estas fiestas entrañables tengamos la honrosa generosidad de, mientras las celebramos con nuestros familiares presentes, concederles un recuerdo a los familiares ausentes, ausentes porque un día cruzaron esa frontera que separa a los vivos de los muertos. Olvidarles es una crueldad que no merecen. No renunciemos en fechas que tradicionalmente se destinan a la alegría, dedicarle un momento a la tristeza añorando a esos seres queridos que tanto hicieron por nosotros y no les tenemos más. No los borremos de la memoria porque recordarles nos entristezca. Eso sería una excusa mezquina. Posiblemente nadie nos lo afeará si no los recordamos ni mencionamos, pero si lo hará nuestra conciencia en el caso de que hayamos sido capaces de mantenerla limpia y honesta hasta el día de hoy.

UN AFICIONADO AL FÚTBOL (OPINIÓN)

(Copyright Andrés Fornells)
Soy uno de los muchos terrícolas que les gusta el futbol (qué le voy a hacer, conozco aficiones bastante peores) y estoy pendiente de todos los resultados que se dan en los partidos que se juegan en la primera división, (en la actualidad prácti-camente todos los días de la semana). Hay un par de equipos que son mis favoritos y me alegra cuando ganan y me contraría cuando pierden. Esto es normal en mí, pero no lo es en una gran mayoría de seguidores de este deporte (que alguna vez, mucho tiempo atrás, parece ser calificaron de noble), por lo que dicen los medios de comunicación fanatizados, partidistas y energúmenos en bastantes casos.
Comento esto porque se está llegando a un punto en que todos o casi todos esos medios con audiencias muy importantes, no hablan más que de futbol, de ju-gadas magníficas, de técnicas depuradas en el manejo del balón, de pirueta circen-se, de malabarismo incluso, sino que hablan casi exclusivamente de los árbitros. Y se es benevolente e incluso mentiroso cuando se justifica que los árbitros han po-dido tomar durante un partido alguna decisión a favor del equipo de sus amores y se condena sañudamente, incluso con insultos muy graves (condenablemente gra-ves), al árbitro que creen ha perjudicado a su equipo sin importarles, al hacerlo, faltar a la verdad y a la justicia. Y repiten miles de veces en moviolas televisivas esos errores posibles (a menudo inexistentes) en los cuales el juez de una contien-da ha tenido que decidir una falta, una jugada, en una fracción de segundo sin contar con ningún medio técnico aparte de sus ojos. Para ellos no hay moviola ni repaso miles de veces de la jugada supuestamente errónea.
Señores fanatizados, por favor, dejemos tranquilos a los árbitros porque ellos se equivocan como nos equivocamos todos los mortales, para bien o para mal, y hablemos de fútbol que es un deporte emocionante, viril, habilidoso y bello a los ojos de aquellos que lo aman de verdad.
Advertencia: Haré oídos sordos a todos aquellos que me pongan a parir.