=HONG KONG PARA LECTORES CON PRISA= (MIS VIAJES ALREDEDOR DEL MUNDO)

HONG KONG PARA LECTORES CON PRISA

Hong Kong fue colonia inglesa hasta el año 1997 en que pasó a la soberanía de la república popular china. Está formada por varias islas y una pequeña parte del continente asiático. A pesar de su reducido tamaño, Hong Kong desempeña un papel fundamental en la economía mundial. Su población es de unos 7 millones de habitantes y su capital es Victoria. Su religión combina principalmente el budismo y el taoísmo y existe medio millón de cristianos. Posee la densidad de población más grande del mundo entero. La moneda es el dólar hongkonés que vale alrededor de un dólar americano. Y los idiomas oficiales son el chino y las ingles. El chino cantones especialmente.

Sólo el 6 % es tierra de labor o sea que importan muchos alimentos. Su pesca es importante, la exportación de textiles, calzado, equipamiento electrónico, cine, barcos, metalurgia, turismo 18 millones, La BOLSA de Hong Kong es una de las más importantes del mundo.

¿Qué encontramos al llegar a su aeropuerto internacional situado en la isla llamada CHEK LAP KOK? Una obra de ingeniería extraordinaria, modernismo a tope. El recién llegado no ve una gran cantidad de gente porque hay muchas aéreas ocultas. Un magnifico servicio de metro, trenes y autobuses que dejan al pasajero recién llegado en NATHN ROAD la zona comercial más importante de Hong Kong. Y entonces cuando ve cantidades masivas de gente. En metro se puede ir a todas partes. Hay una tarjeta llamada OCTOPUS, que le sirve para viajar y hasta para comprar.


DIGNO DE VERSE EN HONG KONG. Los rascacielos, el paseo que rodea el río (Li), el templo, y sobre todo el espectáculo de luz que ofrecen los edificios por la noche, con todas las luces encendidas, que cambian de color según la música y el Pico Victoria desde donde se puede disfrutar de una fantástica vista de la ciudad. EL TOW INTERNATIONAL FINANCE CENTRE con sus 420 m. de altura, EL HARBOUR CITY con las más grandes y elegantes galerías del mundo, la Avenida de las Estrellas, THE ESCALATOR la escalera mayor del mundo con sus 800 metros. KOWLOON tuvieron que demolerla, era la ciudad sin ley, de la oscuridad con edificios pegados unos junto a otros y altura de catorce plantas. Hoy en día ocupa un parque esa zona. EL BUDA GIGANTE: 26 metros y 200 toneladas de peso junto al monasterio budista de PO LIN.

MONASTERIO de los 10.000 budas en Sha Tin.

EL PARQUE de Hong Kong con extraordinarios jardines

LAMMA: isla de pescadores con casas sobre pilotes, sin coches y pudiendo comer pescado fresco. MERCADOS: de jade, de pájaros, nocturnos.

VIDA NOCTURNA: El barrio de WAN CHAI Las casas de apuestas a tope, night-clubs, lujo, la gente bebiendo por la calle. RESTAURANTES GIRATORIOS cenas con unas vistas extraordinarias de la ciudad.

CARRETERAS: Tienen solo 3 pistas porque el 4 trae mala suerte. CHABOLAS: Existen donde no las ve la gente con personas pobrísimas.

STANLEY: Una playa muy tranquila de arena blanca, con poco turismo.

REPULSE BAY playa popular de Hong Kong.

ABERDEEN  pueblo de pescadores con restaurantes flotantes.

CARÁCTER DE LA GENTE, te los encuentras amables y también altivos muy convencidos de que son mejores que la mayoría de los occidentales.

COMPRAS: Antigüedades, cámaras fogaticas, relojes, jade, joyería. Existen grandes y modernas tiendas y, en los callejones cercanos a las mismas gangas.

SUPERSTICIONES: Los hongkoneses tienen al número 4 la misma manía que nosotros al 13. En cambio pagan fortunas por las matriculas de los coches que llevan el 8, 9 y 12.

GUARRERIAS Escupir en la calle se multa con 60 dólares hongkoneses.

COMIDAS EXOTICAS: Pinchos de escorpión, algo viscosos pero con buen sabor, grillos fritos, gusanos, sapos, ranas y una exquisitez que no pude probar labios y lengua de peces parecidos al bacalao (recomendados).

PASTELES; Uno que llaman de luna, hecho de loto triturado, pasta de semillas de sésamo yemas de huevos. Riquísimo.

LO QUE ME GUSTO MENOS DE HONG KONG: Que está demasiado occidentalizado, que tenga más Rolls-Royce, Ferrari, Maserati por kilometro cuadrado del mundo, mientras existen barrios escondidos viven en la miseria. Y que hicieran burlas de buda haciendo figuras que hacen pis.

LO QUE MÁS ME GUSTÓ: La extraordinaria modernidad de muchos edificios y las excelentes redes de comunicación. El dinamismo de la gente, la exquisita educación y amabilidad en el trato.

GRACIAS    (SHIESHIE)              ADIOS   (ZAI JIAN)


 

CAMBOYA PARA LECTORES CON PRISA (MIS VIAJES ALREDEDOR DEL MUNDO)

CAMBOYA PARA LECTORES CON PRISA (Mis viajes alrededor del mundo)

CAMBOYA PARA LECTORES CON PRISA (Mis viajes alrededor del mundo)

CAMBOYA es un exótico país del sudeste asiático, situado entre Vietnam y Laos. Cuenta con una población de 14 millones de habitantes. La religión que profesa el 85 % de su población es el budismo, y el 90 % de los camboyanos pertenecen a la etnia Khmer. Fue durante muchos años protectorado francés. El idioma oficial es el khmer y el segundo idioma es el francés. Su unidad monetaria es el riel que equivale a 10 kak y 100 sen. Pero reina el dólar. Su capital es  PHNOM PENH más de trescientos mil. Camboya es un país esencialmente rural y es muy notable la fertilidad de sus tierras.

COMO VIVEN: Viven en aldeas que generalmente se hallan bajo la dirección del hombre más anciano elegido por los miembros de cada clan. Trabajan la tierra en común y se reparten los beneficios. Viven en casas unifamiliares que construyen con la ayuda de familiares, amigos y vecinos. Los jóvenes que no tienen casa se van siempre a vivir a casa de la novia. Las mujeres tienen siempre, en todo la última palabra. Las casas las construyen sobre pilotes de madera o de cemento. Todas las familias poseen su propia estatua de Buda. Y cada campo, cada y cada arrozal tiene un NUMEN, (Deidad dotada de un poder misterioso que los protege contra catástrofes. En las ciudades el tuk-tuk es el mejor, más barato y divertido medio de transporte. Se trata de un vehículo de tres ruedas que se usa como taxi.

INSTRUMENTO MUSICAL MUY POPULAR: los sor arac unos tambores de barro cocido cubiertos con piel de serpiente.

BODAS Y FUNERALES: Los presiden los monjes bikkus que son budistas.

TEMPLOS: Hay más de 3.000 templos y en todos ellos hay que entrar descalzos, pues la tierra de los zapatos se considera impura. Lo más importante de este país, la ciudad perdida de ANGKOR, que fue el centro político y religioso de la civilización JAMER en el siglo XII.

ARTESANIA. Tallas, objetos de mármol, orfebrería de plata, mascaras, sedas. Los camboyanos consideran antigüedad cualquier objeto que tenga más de veinte años.

COMIDA EXOTICA: Arañas fritas con mayonesa. Escarabajos fritos. Serpientes, huevos de pato fertilizados. Y para el gusto occidental: El arroz con carne de cerdo, también de buey (aunque menos). Y sobre todo mucho pescado. El plato más típico es el PRADOC, que cosiste en una pasta de color rojo, muy picante. Los camboyanos aman los ríos y odian el mar.

LO MÁS IMPORTANTE DE PHNOM PENH: El palacio nacional con su pagoda de plata construida con 5.000baldosas de plata. El museo nacional, los campos de Chgoeung Ek. Estos fueron horribles campos de concentración donde el visitante puede hacerse una idea de los sufrimientos y torturas que ha padecido este pueblo bajo la tiranía de Pol Pot que hizo asesinar a millares de personas. El Mercado Central, un lugar animadísimo donde se encuentra ropa, comida, artesanía, etc. El Mercado Olímpico, con magnificas sedas y las famosas KRAMAS camboyanas.

VIA NOCTURNA: Muchos bares y restaurantes con nombres franceses.


MERECE IGUALMENTE LA PENA VISITAR: Wat at Phnom que alberga las cuatro estatus de Buda que emergieron del agua. Wat Ounalom, centro de la fe budista camboyana. Udong antigua capital de Camboya. Tonle Bati con su templo, pequeña playa y restaurantes. Siem Reap un importante mercado y de paso visitar los fabulosos templos de Angkor construidos por la magnífica civilización de los khmer que mantuvo un gobierno continuado durante mil años. Pero ocurrió que cuando abandonaron el culto al dios-rey, todo el orden social y económico y todo el esplendorosos imperio khmer se desintegro y ya nadie pudo mantener la extraordinaria civilización que ellos habían creado.

MERECE ESPECIAL MENCIÓN: El templo Ankor Wat, tan colosal que se le considera uno de los templos más grandes del mundo. Esta dedicada a Visnú (dios protector y conservador) y tiene galerías, terrazas, bajorrelieves, etc. El templo de Angkor Tom, antigua ciudad con impresionantes murallas y multitud de estanques. Existen muchos rostros tallados de Buda que reflejan serenidad y una enigmática sonrisa. Los templos de Rolous, de Lolei, Preah Ko y Bakong, creados también por los antiguos reyes Khmer.

IMPRESIONANTE EL LAGO TONLE SAP, con barcazas que son viviendas, tiendas y palafitos. Los niños son felices saludando a la gente que pasa cerca de sus embarcaciones, riendo y saltando al agua.

CREENCIAS DEL PUEBLO CAMBOYANO: Creen en adivinos y en profecías.

¿POR QUÉ RECOMINDO VISITAR CAMBOYA?  Por su exotismo, porque aún quedan muchos rincones que no han sido estropeados por el turismo de masas, por la idiosincrasia que todavía mantiene la gran mayoría de su gente y que no fue capaz de cambiar el dominio francés ni el japonés durante la segunda guerra mundial. Y porque fueron en el pasado unos escultores que nada tenían que envidiar a los famosos griegos o romanos de la antigüedad que tanto admiramos. Estos artistas khmer no eran inferiores a ellos y nada sabemos de sus nombres ni de sus vidas. Lamentablemente.

LO QUE MENOS ME GUSTO: El Latoul Sleng, el museo del genocidio de Pol Pot jefe de los jemeres rojos que asesino a dos millones de camboyanos, los calabozos, calaveras, torturas, y para ahorrar balas los asfixiaba con plásticos o mataba golpeándolos con palos. Y tampoco me gustaron los árboles que con sus raíces gigantes están destruyendo los templos y nadie hace nada para evitarlo.

SUPERSTICIONES. Poner una piedra negra en la mano de los bebés para librarlos del mal de ojo. TRAE MALA SUERTE: Abrir una sombrilla dentro de la casa. Que se pare una mariposa negra encima de ti. El pelo de un tigre elimina el veneno de la mordedura de una serpiente. No cortar un árbol cercano a tu casa porque te perseguirá su espíritu.

GRACIAS  (O-KUM)       ADIOS  (LI-JAI)

EL MONO Y LA SIRENA (leyenda camboyana) –VIAJES–


(Copyright Andrés Fornells)
Camboya es un país de Asia cargado de leyendas que van pasando de padres a hijos. Aquí dejo testimonio de una de esas leyendas que me contaron durante mi estancia entre los risueños y amabilísimos camboyanos.
Hubo una vez un príncipe que estaba casado con una princesa cuya extraordinaria hermosura maravillaba a cuantos la veían. Un día esta hermosa princesa fue secuestrada por un enemigo. Su marido, que mantenía una estrecha amistad con el general del ejército de los monos, le pidió ayuda. El general de los monos, cuyo nombre era Hanuman, reunió a su ejército y elaboro un plan para rescatarla, que consistía en construir un puente sobre el mar y por medio de este puente llegar a la tierra donde tenían retenida a la princesa. Una vez allí lucharían, derrotarían a sus captores y la llevarían de vuelta a su reino.
Bajo las órdenes de Hanuman, los simios comenzaron la titánica tarea de ir colocando pesadas piedras en el mar, una encima de la otra, con la intención de construir el puente planeado; pero pronto se dieron cuenta de un hecho sorprendente, desconcertante. Cada vez que iban a colocar una piedra nueva, descubrían que la piedra anterior había desaparecido. Esto ocurrió una y otra vez y al final, desesperados, fueron a comunicarle a su general este exasperante fenómeno.
—¡Qué raro es todo esto! —dijo Hanuman —. Voy a ocuparme inmediatamente de descubrir que está sucediendo.
Reunió a los mejores nadadores de su ejército y todos se sumergieron en el agua, no tardando en descubrir que un grupo de sirenas llevaban mar adentro las rocas que ellos habían colocado, arruinando de este modo su inteligente proyecto.
Nadaron detrás de ellas que estaban capitaneadas por Sovann Macha. Hanuman consideró una acertada estrategia capturar a la reina de las sirenas y convencerla de que ni ella ni sus compañeras debían destruir el puente que ellos habían comenzado a construir. Y astutamente la persiguió sin que ella se diera cuenta y cogiéndola por sorpresa logró rodearla con sus brazos e inmovilizarla. Sovann Macha se puso muy furiosa y se debatió con tanta fuerza que consiguió soltarse de él.
Y a partir de aquel momento ambos jugaron al escondite entre las rocas del fondo. A Sovann Macha no tardó en pasársele el enfado y empezó a reír, divertida, porque era mucho más diestra que Hanuman. Y entonces ocurrió un hecho extraordinario; viéndola tan grácil y hermosa, el general de los monos se enamoró perdidamente de la reina de las sirenas, y a partir de aquel momento en lugar de atacarla se dedicó a cortejarla. Y fue tan encantador, tan diestro en esta gozosa tarea, que ella también se enamoró de él. Y entonces cambió totalmente de actitud, pues ordenó a sus compañeras que en lugar de destruir el puente, ayudaran a los monos a construirlo.
Y pasado algún tiempo el puente estuvo terminado, el ejército de los monos pudo rescatar a la princesa y devolverla a su marido y ambos volvieron a ser muy felices.
El baile que Hanuman y Sovann Macha realizaron dentro del agua, primero persiguiéndose y después cortejándose, es representado en algunas fiestas camboyanas.
Quien me narró esta antigua historia, resultó que desconocía el nombre del príncipe cuya esposa fue raptada y también el nombre de ella. Al parecer los protagonistas favoritos del pueblo eran el general de los monos y la reina de las sirenas.

INDIA: SUS CALLES Y SUS VACAS SAGRADAS (Mis viajes alrededor del mundo)


(Copyright Andrés Fornells)
Alguien que conocía muy bien la fascinante India, dijo de este pobladísimo país (1. 324 millones de habitantes), que es el mayor teatro al aire libre del mundo. Paseando por las calles de Bombay (Mumbai para los nativos) puede uno encontrarse barberos, sacamuelas, encantadores de serpientes, santones predicando, mujeres embelleciendo el conjunto con sus saris y velos de vivos colores y, para no extenderme más, vacas sagradas. Las vacas sagradas lo tienen todo sagrado menos el hocico. Y es que esta parte de su anatomía, según una leyenda muy antigua, la castigó uno de los dioses más importantes del Hinduismo por haber intervenido este animal en un litigio a favor de un dios muy importante y en contra de otro dios hindú que no lo era menos.
Gracias a este favorable castigo los verduleros hindúes pueden alejar a las vacas a golpes (yo los he visto arreárselos a partes que duelen incluso más que en los hocicos) cuando se acercan a sus puestos a perjudicarles pretendiendo comerse gratis sus productos.
Las vacas viven en absoluta libertad dentro de las ciudades y se permiten realizar actos incívicos que les serían castigados a los humanos. Pueden tenderse en mitad de la calzada obligando a todos los vehículos y personas a no causarles daño alguno, o realizar el mismo capricho en una acera obligando a todos los viandantes a bajar de la misma corriendo el peligro de ser atropellados por verse forzados a meterse en terreno destinado al tráfico, por cierto increíblemente caótico pues todo el mundo que circula por las calles de cualquier ciudad hindú tiene derecho a ir por la izquierda, por la derecha y por el centro. Y lo más asombroso es que a pesar de esta falta de normas, a base de bocinazos y algún que otro grito, consiguen los conductores de vehículos que haya menos accidentes que en otros países con normas de tráfico muy bien estudiadas y estrictamente cumplidas.

ENCANTADORES DE SERPIENTES (MIS VIAJES)


(Copyright Andrés Fornells)
Se calcula que en la actualidad existen en la India unos 300.000 encantadores de serpientes. El gobierno hindú pretende quitarlos de la circulación. Está en vigor una normativa india aprobada en 1972 que prohíbe tener serpientes como animales domésticos. Debido a esta prohibición, los sapwalas no están ya más visibles en los lugares céntricos ofreciendo su espectáculo a los turistas, sino que actúan en lugares más discretos donde no suele molestarles la policía. Pero los saperas (como se los llama también) están en contra de las autoridades que son cada vez más exigentes con el cumplimiento de la ley. Ellos alegan que es su único medio de vida. Y el gobierno tampoco les ofrece ninguna otra alternativa. Algunos de estos encantadores de serpientes son, en contra de lo que puede pensar la mayoría de la gente, músicos bastante buenos. También hay alguna mujer que ejerce este antiquísima actividad. El promedio de serpientes que necesitan por año estos encantadores se calcula que son unas siete. Puede que en su totalidad parezcan muchas, pero no es así ya que sigue habiendo muchísimas y causando muertes de personas todos los años.
Tan abundantes son todavía los ofidios que en la última visita que hizo el presidente Bush a la India, tuvieron que contratar a sapwalas para prevenir que alguno de ellos apareciera por el sitio donde el primer mandatario norteamericano iba a dar su discurso.
Todos estos tradicionales artistas callejeros suelen llevan con ellos una cesta con un par de serpientes naja dentro, un tumarit (flauta), y un morral que contiene algunas ratas y huevos, que son los alimentos que suelen darles a sus reptiles.
Su forma de actuar consiste en tocar la flauta después de haber abierto la tapa de la
cesta. Las serpientes saltan fuera de su escondite, se yerguen majestuosamente frente al domador meciéndose con lentitud al compas de la música y los movimientos de su flauta. Las serpientes son sordas, pero al parecer captan ciertas vibraciones.
Algunos encantadores permiten que los ofidios se enrosquen alrededor de su cuello.
Terminada la actuación les dan de comer. El secreto de que no los muerdan, dicen algunos de los encantadores que es debido a que las serpientes los respetan. Mientras que otros aseguran que se van inmunizando de niños inyectándose una pequeña cantidad de veneno. Y unos terceros afirman que hacen a las najas morder cosas blandas para que dejen el veneno en ellas. También emplean los sapwalas el truco de cambiar hábilmente la cobra inicial por una serpiente que no es venenosa. Y finalmente he escuchado que algunos encantadores se ponen en la corva de alguna de sus piernas una ramita de una planta cuyo olor es parecido al de la pimienta y que desagrada tanto al reptil que lo mantiene a distancia.
Yo no voy a argumentar si existe o no algo mágico en el trabajo que realizan los encantadores de serpientes, pero si defiendo que corren riesgos y que demuestran un valor, una habilidad y un conocimiento de los hábitos de los reptiles que merecen ser reconocidos. Dhanyavaad (gracias)

BOMBAY Y SUS COMERCIANTES (MIS VIAJES ALREDEDOR DEL MUNDO)

(Copyright Andrés Fornells)
Bombay (Mumbai para los hindúes) es la capital del estado federal de Maharastra. Su nombre, según algunos estudiosos, deriva de la diosa local Mumba Devi, aunque también otros defienden que el nombre proviene de la palabra portuguesa bom bahía. Los defensores de la primera teoría y los defensores de la segunda no se ponen de acuerdo en este punto. Mumbay se encuentra situada en las costas del mar arábigo. Es la ciudad portuaria más importante del subcontinente, el principal centro económico de la India y alberga a la mayor industria cinematográfica del mundo. Cuenta con numerosas universidades, teatros, museos y galerías.
En esta enorme ciudad se hablan alrededor de 200 lenguas y dialectos. La lengua más hablada es el maratí que la utiliza casi el cincuenta por ciento de la población. Los individuos de las clases altas dominan el inglés, y la gente de la calle que intenta vivir de los turistas lo chapurrea lo suficiente para entenderse en aquello que les interesa. Y una de las cosas que les interesa es llevar turistas a las tiendas que les dan comisión por traerlos.
A los buenos vendedores hindúes les apasiona el regateo. Siempre salen ganando porque pueden pedir mil por un objeto que vale diez, y cuando el comprador considera todo un triunfo haberlo conseguido por quinientos, sigue comprando carísimo, sin él saberlo. Estos vendedores hindúes (especialmente los joyeros) son extraordinariamente astutos y teatreros. Pueden mostrarse tan compungidos por el precio que has conseguido acordar con ellos, que casi te convencen de que realmente lo están.
Si tienes la suerte de ser el primer cliente que ese día ha entrado en su negocio dispuesto a comprar, puedes conseguir el mejor de los precios, pues estos comerciantes tienen la creencia de que la primera venta siempre les trae suerte, y conceden mayor rebaja de la habitual, por conseguirla.

LEYENDA ANTIGUA ESCANDINAVA (VIAJES)


(Copyright Andrés Fornells)
Dice una leyenda muy antigua, que en la época en que el rey Gylfe reinaba en Suecia, llegó a visitarlo una mujer de rara hermosura. Se llamaba Gefjon, era diosa y vidente. Todas las mujeres que morían vírgenes eran enviadas a ella que las convertía en siervas suyas, pues Gefjon era diosa también de la virtud y de la fertilidad. Su esposo era el rey Skjöld, hijo de Odinn. Muchos legendarios reyes daneses alegaron ser descendientes de la diosa Gefjon.
El rey Gylfe fue seducido por la belleza de la diosa Gefjon y por la dulzura y armonía de su canto. Después que ella hubo permanecido durante varios días en Palacio, este monarca le preguntó qué deseaba que le ofreciera él en prueba de gratitud por el placer que le había procurado con su presencia y con su extraordinario canto.
Al parecer esta conversación tuvo lugar en una habitación de palacio mientras ambos personajes brindaban con copas llenas de hidromiel (una bebida alcohólica fermentada a base de agua y miel, tan antigua que ya era nombrada en los versos del Rig Vedá, compuestos 1.700 años a.C.)
En cierto momento de esta conversación la diosa Gefjon dijo:
—¡Oh ilustre señor!, grande es la fama de tu generosidad. Quiero pedirte una parte de tus tierras. Poca cosa. No temas que vaya a mutilar tu reino; quiero sólo el trozo que yo pueda labrar durante veinticuatro horas con la ayuda de cuatro bueyes.
El rey Gylfe contestó, demostrando que era justificada su fama de desprendido:
—¡Oh, diosa! Ciertamente es muy poco lo que me pides. Te lo concedo gustosamente.
Entonces la diosa Gefjon, que pertenecía a la familia de los Ases (dioses bienhechores escandinavos), mandó venir a cuatro hijos que ella había tenido de un gigante en el Iothunheim, cambió a estos hijos en bueyes; a continuación los unció a un colosal arado y marcó un surco alrededor del terreno que había elegido, un surco que fue tan profundo que toda la parte que rodeaba este surco fue separada del continente. Entonces la diosa unció sus bueyes a este trozo de tierra y los aguijó de modo que la arrastrasen hasta el mar. Una vez que estuvieron en la orilla, los sumergió en el agua y los llevó hasta meter el trozo de tierra en el Øresund. Y así fue como nació la isla Danesa de Selandia.
Esta leyenda es conmemorada por la Fuente Gefjon de bronce en Copenhague, esculpida por Anders Bundgaard en 1908, y podéis admirarla en el centro de la plaza que rodea el Palacio Real Amalienborg, una maravilla arquitectónica que no debe perderse nadie que visite Dinamarca.

GEISHAS, DONCELLAS DEL AMOR CON ROSTROS DE PORCELANA (I) -VIAJES-


(Copyright Andrés Fornells)
La palabra geisha proviene de los fonemas chinos “Gei” que quiere decir arte habilidad, y “Sha” que significa persona. Y eso es lo que representan las geishas: personas con habilidad en diferentes artes. El kimono que llevan se lo hacen a me-dida, y las más prestigiosas geishas poseen una variada colección de kimonos para distintas ocasiones y estaciones del año.
Las geishas modernas siguen viviendo en los okiya (casas de geishas) aunque las mas experimentadas prefieren vivir en sus propios apartamentos. La elegante y alta cultura en que viven las geishas se llama Karyukai (mundo de las flores y los sauces). Los instrumentos que tocas las geishas son el shakuhachi (flauta de bam-bú) taiko (tambor), dominan las canciones tradicionales, el baile japonés clásico, el sado (ceremonia japonés del té) el kebaha (arreglos florales), la literatura y la poesía, añadiendo a lo anterior el exquisito arte de tratar y entretener a los clien-tes.
Actualmente, Kioto mantiene todavía una fuerte tradición de geishas. Dos de sus más prestigiosos y tradicionales distritos de geishas son Gion y Pontocho. Las geishas nunca incluyen actividad sexual en sus actuaciones, aunque pueden algu-nas de ellas practicar sexo con algún cliente.
Fue tradicional para las geishas tener un donna (protector) que era un hom-bre adinerado, casado a veces y con recursos para financiar los costes del costoso entrenamiento tradicional de las geishas. Era muy habitual, especialmente tiempo atrás, que un donna comprase la virginidad de una geisha muy joven y la mantu-viera como amante hasta cansarse de ella.
Las futuras geishas estudian todo el día para pasar de oshakus (doncellas) a geishas. La disminución de geishas ha sido considerable en los últimos cien años. Se calcula que ha descendido alrededor de un 70 %.
Quienes mantienen al pie de la letra la tradición calculan el compromiso de servicio de una geisha, el tiempo que tarda en consumirse una varita de incienso.
Mucha gente fuera de Japón, sobre todo, cree que las geishas son prostitutas, y ello es debido a que chicas que sí son prostitutas se hacen pasar por geishas aprovechándose así del prestigio que mantienen estas tradicionales artistas del entretenimiento.
Tradicionalmente, las geishas permanecen solteras y suelen retirarse cuando se casan, aunque no se retiran si tienen hijos mientras ejercen su profesión.
Sus antecesoras fueron las odoriko, bailarinas de profesión. Y si nos remon-tamos muchos más años atrás llegamos las kabuki odori (bailarines de los teatro ambulantes). Estas bailarinas ya ataviadas con bellos kimonos de seda, se encar-gaban de bailar ante los samuráis, de realizar la ceremonia del té, servirles sake, y de tocar el shamisen (instrumento de cuerda, parecido a la guitarra, pero de tres cuerdas, y con un sonido muy melódico), este baile era conocido como Okuni. La gran mayoría de las kabuki odori eran en realidad hombres.
En el año 1779, las geishas fueron reconocidas como artistas protegiéndolas así de que cayeran en la prostitución. Pues la geishas sólo se encargaban de dis-traer a los hombres, con amenas conversaciones, con danza, o tocando el shami-sen, sin que entrara en ello el acto sexual. Las geishas y maikos que bailaban se denominaban tachikata, y las que se dedicaban a tocar un instrumento, jikata. Las geishas y maikos, contaban con un pacto de silencio, por lo que cualquier hombre podía estar tranquilo con respecto a que ellas guardarían para ellas cuanto se di-jera en su presencia.
En épocas pasadas las niñas eran vendidas a las okiyas, casas donde vivían todas las geishas, bajo la tutela de una geisha anciana (okami-san), a la que llama-ban okaasan (madre). La niña vendida contraía una deuda con su compradora, que devolvería con el dinero que le pagaran los hombres que solicitaran sus aten-ciones. Durante su etapa de aprendizaje la futura geisha era llamada shikomi y realizaba tareas de servicio, y recibían clases de canto, baile, modales, ikebana, ceremonia del té, shodô, y además asistían al colegio para que adquirieran una importante educación.
Después de la II Guerra Mundial fue prohibida la venta de las niñas a las okiyas. Hoy en día, las geishas y maikos que existen en Japón son por decisión propia, por su deseo de mantener viva esta tradición y son muy libres de mantener o no relaciones sexuales, así de tener un danna (amante).

NYAI LORO KIDUL, LA DIOSA DE LAS SIRENAS (viajes)


(Copyright Andrés Fornells)
Una telefonista que conocí en la bellísima isla de Java, me contó mientras tomábamos café, algo que me resultó muy interesante:
—Señor, una cosa que a usted le parecerá curiosa es que en uno de los mejores hoteles de Java hay siempre reservada una habitación con baño para la diosa del mar del sur, Nyai Loro Kidul.
No sé si sería por alguna razón supersticiosa (pues en ningún momento tuve la impresión de que pudiera estar mintiéndome) ella no quiso revelarme el nombre del hotel que realizaba este hecho tan sorprendente. Así que en lugar de cometer la descortesía de intentar sonsacarle lo que evidentemente no quería decirme, le pedí que tuviera la amabilidad de contarme la leyenda de Nyai Loro Kidul la diosa de las sirenas.
Y esto que narro a continuación es lo que conocí por boca de ella. Según una antigua creencia la diosa del mar del sur vive en las olas del Océano Pacífico y, al igual que las sirenas griegas, engaña a hombres con la promesa de bellezas inenarrables, poder, riquezas y grandeza. Y el resultado es que estos hombres engañados se ahogan delante de ella y sus cuerpos se hunden hasta el fondo del mar.
Un par de días más tarde, un guía turístico me contó que esta leyenda había sido inventada muchos años atrás para intimidar a los pescadores y que éstos no fueran a pescar a los mares del sur porque por allí venían a conquistar su país los portugueses, los españoles y los holandeses.
Y finalmente un buscador de nidos de golondrinas (nidos que estas aves construyen con algas y saliva) tuvo a bien informarme que los mencionados nidos son muy apreciados por los chinos que pagan por ellos precios exorbitantes pues les atribuyen propiedades tónicas (procuran fuerza y energía al organismo). Aparte de lo anterior, este amable javanés me contó que la diosa Nyai Loro Kidul protege a todos los miembros de su gremio y que en un lugar de muy difícil acceso existe una choza que la diosa de las sirenas visita de vez en cuando, la cual está llena de vestidos suyos preciosos. Le ofrecí una buena propina si me conducía hasta aquella misteriosa choza, pero él mirándome con cara de miedo, me respondió que no haría tal cosa ni por todo el dinero del mundo, pues no quería enfrenarse al terrible castigo que recibiría de Nyai Loro Kidul pues su morada era un lugar sagrado que a ningún extranjero le estaba permitido conocer.
Y esto es todo lo que pude averiguar de la legendaria diosa de las sirenas. Pero con diosa o sin ella, la isla de Java posee una extraordinaria belleza, sus gentes son encantadoras, amabilísimas y sonríen hasta en los entierros. Java merece muchísimo ser visitada. Ya me diréis.

ME SUCEDIÓ EN BERLIN (VIAJES)


(Copyright Andrés Fornells)
Si la memoria no me falla (y como me falle la regañaré muy seriamente) fue en una plaza de Berlín donde tomé asiento en un banco desde el que podía ver el monumento dedicado a un general antiguo montado a caballo (no mencionaré su nombre para evitar la posibilidad de molestar a sus descendientes), que un hombre vino a sentarse en la parte del asiento que yo dejaba libre. No me fijé en él porque mi atención se hallaba centrada en dos palomas desconsideradas que decoraban con sus excrementos el casco que coronaba la cabeza del prestigioso, mucho tiempo atrás desaparecido, militar de alta graduación.
Saqué del interior de mi mochila, con rapidez, la cámara fotográfica con la intención de inmortalizar tan irrespetuosa acción lo cual conseguí antes de que las aves alzaran el vuelo.
De pronto el sujeto que tenía al lado, echándome una mirada de absoluta impasibilidad, más que preguntar comentó:
—Turista, ¿eh?
Para suerte mía hablo alemán, así que empleando al contrario que él un tono festivo, le respondí:
—Yo turista y usted berlinés, ¿no?
—Desde hace más de quinientos años –afirmó cargada de orgullo su voz–. ¿Sabe qué significa que el caballo de este gran héroe de nuestro país tenga una pata delantera levantada?
—No lo sé, y me gustaría saberlo –siempre con la puerta de la curiosidad abierta.
—Pues el que tenga el caballo una de sus patas delanteras elevadas significa que el personaje de este monumento murió de las heridas recibidas en combate.
—¿Y si tuviera el caballo las dos patas delanteras en el aire, qué significaría?
—Significaría que el héroe habría muerto en combate.
—¿Y si el caballo tuviese las cuatro patas en el suelo?
—Significaría que el héroe habría muerto por causas naturales.
—Y si el caballo tuviese las cuatro patas en el aire?
—Significaría que algún extranjero le habría robado el pedestal.
Sonó agresivo y queriendo yo dejarle una buena impresión mía como extranjero lo invité a un café.
—Prefiero un whisky –perdiendo él la impasibilidad.
—Eso está hecho.
Le ofrecí una sonrisa y él me devolvió otra suya. Y de esta forma tan inesperada nació una amistad que dura todavía algunos años más tarde.
(Para Heinz)