CIELO E INFIERNO (MICRORRELATO)

angel-4
La pobre Ángela se equivocaba siempre. Se convirtió en ángel cuando nos borraron el cielo, y se convirtió en demonio cuando cerraron el infierno porque no cabía nadie más dentro. Por suerte para ella conoció a Purgatorio, un mago viajero que la llevaba al limbo donde se encontraban muy a gusto los dos.
Moraleja: No hay que desesperarse pues debajo de cualquier cama antigua puedes encontrarte un orinal lleno de monedas de oro.

LA TORTILLA ESPAÑOLA (MICRORRELATO)

tapas-tortilla
La rica, hermosa, histórica e indefensa tortilla española comenzó a temblar de miedo al ver seriamente amenazada su totalidad el día que vio venir hacia ella, cargados de muy malas intenciones a los hambrientos cuchillos azules, cuchillos rojos, cuchillos morados, cuchillos naranjas, y otros cuchillos más. Y ella, que tan orgullosa se había sentido durante siglos, de su españolidad, sintió deseos de convertirse en tortilla estadounidense, tortilla alemana, y hasta tortilla francesa. Y el futuro que andaba cerca de ella no supo vaticinar si entre todos aquellos cuchillos conseguirían partirla en muchos pedazos o mantener su histórica integridad.

ESCLAVOS MASCULINOS (MICRORRELATO)

HOMBRE LIMPIANDO

 

 

 

 

 

 

 

Ella se tropezó con él, le sonrió y aquel hombre, absolutamente libre hasta entonces, perdió para siempre su libertad. Las mujeres que conocen como ser tropezadas y conocen el poder de sus sonrisas viven siempre rodeadas de esclavos. Luego escribiré un poco más. Ahora no puedo. Ella me llama, y yo sé por qué.
—Sí, cariño, ahora mismo barro y paso la fregona por toda la casa. Justo vengo de tirar la basura. ¿Te gustó el desayuno que te preparé y traje en bandeja a la cama?
—Debes esmerarte más, corazón, el huevo me gusta menos duro.
—Lo tendré en cuenta para el desayuno de mañana.
Les dejo. El deber me llama. Por nada del mundo quiero que mi reina se enoje conmigo. Cuando se enfada conmigo deja de tropezárseme y de sonreírme.

DEVOLUCIÓN IMPOSIBLE (MICRORRELATO(

Quasimodo

 

 

 

 

 

 

(Copyright Andrés Fornells)

A una joven soñadora le tocó en una tómbola una lámpara maravillosa. Toda ilusionada se puso a frotarla y cuando apareció el genio le hizo una petición incompleta:
—Deseo un príncipe azul para mí.
El genio le trajo un príncipe azul e inmediatamente desapareció.
La joven soñadora descubrió que el príncipe azul que le había traído  el genio era más feo que Quasimodo, y más tonto que un ladrillo . Intentó entonces pedirle al genio de la lámpara que se lo llevase, que ella no lo quería. El genio de la lámpara, que tenía muy mala baba y era muy aficionada a los refranes le contesto, sin molestarse en salir de aquel cacharro antigualla:
—Santa Rita, Rita, Rita, lo que se da ya no se quita.
y a la pobre joven soñadora no le quedo más remedio que armarse de paciencia  y entrenar al feísimo a ser un buen amo de casa, lo cual logró después de pasado bastante tiempo y ha terminado contenta con él pues le es de gran utilidad y le trabaja gratis. Llegada a este punto no siente ningún interés por devolverlo al genio.  A grandes problemas, grandes soluciones.

PRESIDENTE (MICRORRELATO)

edificio
Se trataba de un inmueble viejo, pero sólido, con esa solidez que tenían los edificios en los que se emplearon materiales de calidad en su construcción. Este inmueble tenía un gran problema: los vecinos de los diecisiete apartamentos que lo componían no se llevaban entre ellos bien del todo, y esto se vio claramente demostrado cuando llegó el momento de elegir presidente del mismo. El más ambicioso de todos los aspirantes a la presidencia, a base de promesas que sabía iba a serle imposible cumplir, logró ser elegido.
Los vecinos confiados, ingenuos, y alguno de ellos que era todo lo contrario, que con sus votos eligieron al presidente, miran ahora, consternados, arrepentidos, incrédulos, que el elegido por ellos ha convertido en ruinas el sólido edificio que les hubiese albergado durante algunos siglos más, igual que albergó anteriormente a sus ancestros.
Moraleja: En la vida es más aconsejable escoger la senda de la sensatez que la senda de la enemistad y del odio.

UN TRUCO MÍO PARA LIGAR (MICRORRELATO)

yO EN LA PISCINA
UN TRUCO MÍO PARA LIGAR
En mis tiempos de gran actividad erótica yo tenía una fórmula para ligar que consistía en las siguientes palabras dichas con los ojos medio entornados, atrompetados los labios y forzando una voz aterciopelada:
—Bonita, yo soy de los que se enamoran del mismo modo que duermo: despacio al principio, y después de golpe y por completo.
Nunca funcionaba. Muchas me mandaban a dormir de nuevo, y no faltaban las maleducadas que me enviaban a lugares infinitamente menos agradables que una cama.

UN CASO DE MALA CONCIENCIA (MICRORRELATO)

divorcio-por-causal6
UN CASO DE MALA CONCIENCIA
Con Anabel, Alejando compartía un apasionado, ardiente y maravilloso amor secreto. Un día, atacada por su mala conciencia Anabel confesó al marido su adulterio. Su marido se lo perdonó y ella, agradecida y conmovida, rompió con Alejandro dejándole sumido en profundo dolor. Un año más tarde Anabel y su esposo se divorciaron. Anabel quiso volver con Alejandro, pero él ya tenía a otra mujer que lo había consolado del dolor sufrido cuando la perdió a ella.

LA FÁBULA DEL DEMONIO Y EL JARRÓN (ACTUALIDAD Y MICRORRELATO)

demonio
FÁBULA DEL DEMONIO Y EL JARRÓN
(Para personas con buen raciocinio)
El demonio se acercó un día a un grupo de niños revoltosos y les regaló un jarrón lleno de caramelos pidiéndoles, encarecidamente, que se comieran su contenido, pero poniendo cuidado de no romper el jarrón. El desmedido, codicioso afán de cada uno de los niños de ser el que cogiera y comiera más caramelos, motivó que rompieran el jarrón. Entonces el demonio les castigó a todos ellos con una insoportable, merecida indigestión de la que no se curarían ya en toda su vida, ni ellos ni sus descendientes.