UNA GOTA DE HUMOR (835)

Puri, vaya por delante que yo no soy nada rencoroso. Rechazaste mi amor cuando los dos éramos veinteañeros, y yo no dije que me iba a matar ni nada por el estilo. Lo acepté con entereza y sin rencor. Tienes ahora cincuenta años, te has quedado para vestir santos y yo me alegro muchísimo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *