UN NIÑO MUY CRÉDULO (MICRORRELATO)

NIÑO muy credulo

 

(Copyright Andrés Fornells)

Al ratito de haberle dicho su madre, con imprudencia muy convincente, que cuando se desea algo con todas las fuerzas es posible conseguirlo, el niño sentado delante de su pequeño escritorio de plástico cerró los ojos y deseó con todas sus fuerzas:
—Quiero que aparezca ahora mismo una mariposa bonita.
Abrió los ojos y quedó maravillado pues acababa de conseguirlo, ya que  una mariposa muy bonita justo entró en aquel momento por la ventana abierta de su cuarto.
—¡Oh, es verdad lo que me dijo mamá! —exclamó encantado.
La estuvo contemplando con ojos brillantes de ilusión hasta que el pequeño lepidóptero consiguió salir por el mismo sitio que había entrado.
—Oh, ahora quiero que aparezcan diez euros para poder ir al cine —entusiasmándose.
Su madre, que había escuchado este deseo suyo desde el otro lado de la puerta, arrepentida en parte de haber afirmado algo que no era apropiado para la corta edad de su hijo, entró en su cuarto y le dijo incapaz de matarle la ilusión:
—Coge tu abrigo que te voy a llevar al cine. Y con respecto a lo de que si se desea algo con todas las fuerzas se consigue, quiero que tengas en cuenta que esto ocurre solo alguna que otra vez.
—Pero acaba de ocurrirme dos veces, mamá —argumentó el pequeño convencido de que era así.
—Ya, pero la próxima vez es muy posible que no funcione.
Llegados al cine el niño la pidió una bolsa de palomitas. Su madre se la compró y el niño siguió creyendo que siempre que deseara una cosa con todas sus fuerzas lo conseguiría, pues esto era lo que acababa de ocurrir de nuevo. Fue ésta la última vez que le funciono esta fórmula que él creyó mágica y el desengaño le costó lágrimas y descubrir la caprichosa existencia de la casualidad, que nada tiene que ver con el deseo, aunque pueda coincidir con él alguna vez.

avatar
  Subscribe  
Notify of