PÉRDIDA (MICRORRELATO)


(Copyright Andrés Fornells)
Creo verte en cada mujer que lleva un vestido como aquel vestido favorito tuyo, rojo como la tumultuosa sangre que empapaba mi enamorado corazón. Con el pelo rubio suelto, como lo llevabas tú, trenzándose en el aire, abanicando unos hombros de ebúrnea, cálida seda. Con tu misma elegante manera de andar, de balancear los brazos, de ondular el vestido con el sensual contoneo de las divinamente curvas caderas, y la altiva cabeza cimbreando por el orgullo de saberse hermosa. Nunca más eres tú la que contemplo y admiro.
Para nuestra desdicha, jamás recuperamos lo irremediablemente perdido. Pero por lo menos me queda el consuelo de los recuerdos. Por favor, memoria mía, no permitas se borren esos vitales recuerdos, porque sin ellos no me sería posible sobrevivir.
Te perdí, mujer, y contigo me perdí también yo.

Deja un Comentario

avatar
  Subscribe  
Notify of