EL CAFÉ MÁS CARO DEL MUNDO ES EL INDONESIO KOPI LUWAK (CURIOSIDADES)


(Copyright Andrés Fornells)
Para las personas que no lo conozcan les revelaré el secreto del famoso y exquisito café indonesio “kopi luwak”, que es el más caro del mundo (cuyo proceso de recolección y procesamiento, que explico a continuación, es para muchos inverosímil). Antes del tueste, los granos de café son digeridos y después defecados, por un pequeño animal llamado civeta. Nombre común que reciben ciertas especies de mamíferos carnívoros parecidos a los gatos. Las civetas son nativas de las regiones cálidas del Sureste asiático y África. En las plantaciones de las islas de Java, Sumatra y Sulawesy (antiguamente Célebes) las civetas trepan a los arbustos del café y se comen sólo los mejores frutos, los cuales no son capaces de digerir y los acaban expulsando, pero ya las enzimas de su aparato digestivo han actuado ligeramente sobre el café, alterándole el sabor y el olor. Las civetas tienen un cuerpo esbelto, del tamaño de un gato doméstico, las patas cortas, una cabeza de perfil afilado con orejas pequeñas, y una cola larga y peluda. Son cazadores nocturnos de animales pequeños como roedores y aves, aunque pueden comer también carroña y materia vegetal. Estos animales suelen ser capturados, y a veces criados en cautividad, para conseguir una sustancia llamada civeta que segregan sus glándulas anales y que almacenan en un saco situado bajo la cola; esta sustancia es usada en la fabricación de perfumes. Su sabor característico es a caramelo, con un toque a chocolate, y posee un aroma muy especial y una acidez muy baja. Por este particular proceso de elaboración, el sabor del café “kopi luwak” es tan distinto a todos los demás, y por una taza de este café se paga un precio exorbitante. En varios portales de internet especializados en la venta de productos agroalimentarios gourmet, ofrecen paquetes de dos onzas (57 gramos) del café a precios bastante razonables.
Los granos ingeridos por las civetas se recogen de las heces, se limpian y se someten a unas extremas pruebas de higiene y calidad, antes de proceder a tostarlos. Este método para obtener el “kopi luwak” no está industrializado por lo que su producción es muy limitada. En toda Indonesia no se producen más de unos pocos cientos de kilos al año.
No faltan los detractores que aseguran que el sorprendente proceso de este café es falso y responde sólo a una interesada estrategia de marketing. La polémica está servida.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *