DEJEMOS QUE LO PINTE EL INGLÉS (minisucesos jocosos)


El alcalde de una importante ciudad de Estados Unidos pide presupuesto para pintar la fachada del ayuntamiento y le entregan tres ofertas (oferta de un inglés, oferta de un alemán y oferta de un español)
La oferta del inglés asciende a 3 millones.
La oferta del alemán a 6 millones.
La oferta del español a 9 millones.
Ante tales diferencias entre los presupuestos, el importante alcalde norteamericano entrevista a los oferentes por separado para que justifiquen su estimación sobre lo presupuestado.
El inglés dice que él usa pintura acrílica para exteriores, dos capas; y que suma 1 millón en andamios, brochas, equipos y seguros de los obreros, y el millón tercero es lo que costará la mano de obra.
El alemán justifica su presupuesto diciendo que el usará pintura de poliuretano, dará tres capas cuyo coste ascenderá a tres millones. En andamios, materiales, equipos y seguros de los obreros se gastará otros dos millones, y el millón restante es lo que costará la mano de obra.
Y finalmente el alcalde se entrevista con el español al que pide justifique por qué es el más caro de los tres aspirantes a pintar su ayuntamiento, y el español se lo explica muy claro:
—Señor alcalde, tres millones son para usted. Otros tres millones son para mí y los tres millones restantes se los damos al inglés para que nos pinte él la fachada.
¿Alguien se atreve a aventurar que presupuesto fue aceptado por el señor alcalde, y si esto que acabo de contar le suena de algo?

avatar
  Subscribe  
Notify of