DEJEMOS QUE LO PINTE EL INGLÉS (minisucesos jocosos)


El alcalde de una importante ciudad de Estados Unidos pide presupuesto para pintar la fachada del ayuntamiento y le entregan tres ofertas (oferta de un inglés, oferta de un alemán y oferta de un español)
La oferta del inglés asciende a 3 millones.
La oferta del alemán a 6 millones.
La oferta del español a 9 millones.
Ante tales diferencias entre los presupuestos, el importante alcalde norteamericano entrevista a los oferentes por separado para que justifiquen su estimación sobre lo presupuestado.
El inglés dice que él usa pintura acrílica para exteriores, dos capas; y que suma 1 millón en andamios, brochas, equipos y seguros de los obreros, y el millón tercero es lo que costará la mano de obra.
El alemán justifica su presupuesto diciendo que el usará pintura de poliuretano, dará tres capas cuyo coste ascenderá a tres millones. En andamios, materiales, equipos y seguros de los obreros se gastará otros dos millones, y el millón restante es lo que costará la mano de obra.
Y finalmente el alcalde se entrevista con el español al que pide justifique por qué es el más caro de los tres aspirantes a pintar su ayuntamiento, y el español se lo explica muy claro:
—Señor alcalde, tres millones son para usted. Otros tres millones son para mí y los tres millones restantes se los damos al inglés para que nos pinte él la fachada.
¿Alguien se atreve a aventurar que presupuesto fue aceptado por el señor alcalde, y si esto que acabo de contar le suena de algo?

UN MARIDO MARAVILLOSO POR EL MÓVIL (MINISUCESOS JOCOSOS)


Un grupo de hombres está en el gimnasio de un club y suena un móvil.
Uno de ellos contesta y pone el teléfono en manos libres para poder seguir levantando pesas:
Marido: ¿Si?
Mujer: ¿Querido, eres tú? ¡Se oye horrible!
Marido: Hola… Hola… Hola!
Mujer: ¿Estás en el gimnasio?
Marido: ¡Sí!
Mujer: Mi amor, estoy frente al escaparate de una tienda y hay un abrigo de visón precioso. ¿Puedo comprármelo?
Marido: ¿Y cuánto cuesta?
Mujer: Como unos 3.000 €
Marido:¡Bueno! Y cómprate también un bolso que haga juego, amor mío.
Mujer: Bueno… estooo… resulta que también pasé por un concesionario de automóviles y pensaba que ya es hora de cambiar el auto, así que entré y pregunté. ¿A que no sabes qué? Resulta que tienen un BMW en oferta y es el último que les queda.
Marido: ¿Y de cuanto es esa oferta?
Mujer: Solo 55.000€ …¡Y es divino!
Marido: Buuueno. Cómpralo, pero que te lo den con todos los extras y si sale un poco más, como situación excepcional, no me voy a enfadar.
La mujer, viendo que hoy todos sus pedidos ‘colaban’, decidió arriesgarse:
Cariño…¿Te acuerdas que te conté que mamá quería venirse a vivir con nosotros? ¿Te parece bien que la invite por un mes, a prueba, y el mes que viene lo volvemos a hablar?
Marido: Bueeeno está bien… pero no me pidas nada más, ¿eh?
Mujer: Si, si, está bien. ¡Ay, cuanto te adoro mi amor!
Marido:¡Yo también te quiero!. Un besito, mi amor.
Al colgar el teléfono, el hombre mira al grupo y pregunta:

-¿Alguien sabe de quién es este móvil….. ?